“Fuimos mejores”

Alberto Fernández recordó la sanción del Matrimonio Igualitario

Cuando se cumplen 10 años de la sación de la normativo que despertó el odio más acérrimo en la porción más retrograda de la sociedad, el presidente recordó la fecha con un sentido homenaje. “Ese día fuimos una mejor sociedad”, aseguró.

Alberto Fernández recordó la sanción del Matrimonio Igualitario

Pep - redacción En Orsai // Miercoles 15 de julio de 2020 | 09:28

El mandatario recordó la fecha en la que Argentina comenzó a ampliar derechos a las minorías. En ese sentido, Alberto sostuvo en sus redes sociales que “hoy se cumplen 10 años de la sanción y promulgación de la Ley de Matrimonio Igualitario. Ese día en la Argentina ampliamos derechos y fuimos una mejor sociedad”.

Además, subrayó que “esa ley fue posible porque Vilma Ibarra como coautora, Cristina Fernandez de Kirchner como presidenta que la promulgó y muchas otras personas y organizaciones lucharon y aportaron para que lo que era un deseo se convirtiera en un derecho. Argentina es un país más igualitario gracias a ellxs”.

La discusión de esa ley fue una las más virulentas que existieron desde la vuelta de la democracia y mostró el costado homofóbico de la sociedad que salió a manifestarse para prohibir derechos.

Sin embargo, la normativa se convirtió en ley y desde entonces el matrimonio igualitario es un derecho que se ganó en la calle y en la sociedad.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Nepotismo Pro

La ministra Acuña metió a 25 docentes acomodados: uno de ellos es el hermano de María Eugenia Vidal

La cartera educativa porteña designó a dedo 25 cargos docentes interinos para programas bajo dependencia de la Dirección de Escuela Abierta. En dicha lista se encuentra Nicolás Cascallares Vidal, hermano de la ex gobernadora de la Provincia. Desde el gremio docente UTE…

HOY
opinión

La despedida de Diego y la policía de Horacio

(Por Gastón Garriga)* Una sensación quedó flotando en el aire, entre la gente. Diego se merecía una despedida más prolongada, o nosotros nos merecíamos despedirlo a él, en un funeral de tres días, como el de Evita en el 52, el de Perón en el 74 o el de Néstor hace justo una década.