Comedores Populares

Rafael Klejzer: "La UTEP se va a plantar, no vamos a permitir estas barbaridades"

"La gente está haciendo cola para entrar a los basurales", advierte Rafael Klejzer, dirigente de la UTEP, en una conversación incendiaria con Andrea Recúpero en AM530, Somos Radio. La crítica situación de los sectores populares en Argentina revela un Estado ausente y un gobierno autoritario que apunta contra los más vulnerables.

Rafael Klejzer:

Redacción EnOrsai // Miercoles 15 de mayo de 2024 | 19:58

Pobreza y autoritarismo: la explosiva denuncia de Rafael Klejzer

La voz de Rafael Klejzer, dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), resonó con fuerza en el programa conducido por Andrea Recúpero en AM530, Somos Radio. Con declaraciones crudas y directas, Klejzer pintó un panorama desolador sobre la situación de los sectores populares en Argentina, poniendo en evidencia la falta de acción del Estado y la creciente desesperación de la población más vulnerable.

"La gente está haciendo cola para entrar a los basurales", afirmó Klejzer, una frase que sintetiza la extrema pobreza y la desesperación que enfrentan muchas familias argentinas. Este es solo uno de los muchos ejemplos que el dirigente de la UTEP utilizó para ilustrar cómo la ausencia del Estado y las políticas insuficientes han dejado a miles de personas en situaciones límite.

Durante la entrevista, Klejzer fue enfático al señalar que no se debe romantizar las ollas populares ni responsabilizar a los pobres de su propia pobreza. "Naturalizamos los comedores y las ollas populares", dijo, criticando cómo estos espacios, que deberían ser excepcionales, se han convertido en la norma para demasiados argentinos. Esta naturalización es, para Klejzer, un síntoma de la "desaparición social del Estado".

La crítica de Klejzer se extendió al ejercicio del poder por parte del gobierno, describiéndolo como autoritario y sin precedentes en su severidad. Según el dirigente, los últimos seis meses bajo la gestión de Victoria Tolosa Paz vieron una notable falta de entrega de alimentos a los comedores populares, lo que exacerbó la crisis. "Los enemigos de este Gobierno son los comedores populares", sentenció, argumentando que hay una intención deliberada de desmantelar estos espacios de asistencia que son vitales para la supervivencia de muchas familias.

Klejzer no se detuvo ahí. Acusó al gobierno de intentar trasladar la responsabilidad de la crisis a otros, mientras que en realidad, debería asumir la responsabilidad de garantizar la seguridad alimentaria y el bienestar de sus ciudadanos. "La gente tiene que ir al comedor por una decisión política, no por una necesidad", enfatizó, subrayando que el problema de fondo es la falta de políticas públicas eficaces que aborden las causas estructurales de la pobreza.

La situación se agrava, según Klejzer, con la persecución a organizaciones como el Polo Obrero, que están siendo atacadas y desmanteladas. Esta represión, argumenta, forma parte de un ejercicio autoritario del poder que busca silenciar las voces de los sectores más afectados y desmovilizar a las organizaciones que luchan por los derechos de los más vulnerables.

La entrevista también abordó el tema del consenso político y el papel de figuras como Javier Milei. Klejzer advirtió que si Milei logra la estabilización política que reclama el FMI, podría implementar su propia hegemonía, lo que sería desastroso para los sectores populares. "El Gobierno está perdiendo consenso, entonces avanza", observó, señalando que este avance sin considerar las necesidades y voces del pueblo está conduciendo a una situación insostenible.

"La gente no está apoyando", concluyó Klejzer, indicando que la desconexión entre el gobierno y la ciudadanía está en su punto más alto. Esta falta de apoyo y la represión creciente podrían, según él, llevar a un desenlace catastrófico. La lucha de la UTEP, en este contexto, se centra en plantar cara a estas políticas y defender los derechos de los sectores más desprotegidos. "La UTEP se va a plantar, en los barrios nos vamos a plantar. No vamos a permitir calamidades", aseguró, reafirmando el compromiso de la organización con la justicia social y la dignidad de los más necesitados.

Las declaraciones de Rafael Klejzer son una llamada de atención urgente. La crisis de los comedores populares y la falta de acción del Estado reflejan un problema profundo y estructural que requiere respuestas inmediatas y contundentes. La denuncia de Klejzer no solo expone las fallas del sistema actual, sino que también desafía a la sociedad a no aceptar la pobreza como una normalidad y a luchar por un país más justo y equitativo.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
opinión

¿Hasta cuando vamos a permitir esta locura?

El gobierno eliminó el mecanismo que garantiza la energía a los electro dependientes , ese pequeño detalle casi imperceptible en el resto de la sociedad , más las 14 muertes de enfermos de cáncer por ciertas drogas oncológicas que desde que este gobierno llegó al poder dejo de suministrar.