análisis profundo

La Corte Macrista empuja el modelo Emirato, con aplauso mediático. Por Hugo Muleiro

La usurpación progresiva de decisiones del Ejecutivo y del Legislativo por parte de la Corte Suprema para impedir o revertir medidas del Gobierno va empujando al país hacia el modelo de emirato que Mauricio Macri reivindicó en Qatar, es decir un país con una casta poderosa que detente el poder, sin que ni siquiera puedan existir fuerzas y organizaciones que se le opongan

La Corte Macrista empuja el modelo Emirato, con aplauso mediático. Por Hugo Muleiro

Lunes 26 de diciembre de 2022 | 11:55

(Por Hugo Muleiro)* Los emires supremos se sirven de la orientación y el apoyo sin fisuras de los medios opositores para coronar un proyecto de país que, está visto, quiere imponer sin esperar el turno electoral de 2023. Clarín, La Nación e Infobae ya proyectan que la Corte rechazará la recusación en el conflicto por la coparticipación y que la cautelar a favor del precandidato Rodríguez Larreta será consolidada con un fallo de fondo.

En el mismo esquema se puede considerar el aplauso editorial unánime a acciones de la oposición derechista para que los poderes institucionales vean esfumarse su capacidad de acción: el impedimento a la sesión de la Cámara de Diputados y una ocurrencia de legisladores de Juntos por el Cambio –publicitada en Clarín- para intentar que Cristina Kirchner presida el plenario del Senario, por haber sido condenada en el juicio por la obra pública.

MEDIOS DE LA DERECHA - Sentencia editorial opositora: que la alegría dure poco

La estrategia en títulos y “análisis” es la ya habitual manipulación de hechos, para ocultar que el conflicto por los fondos coparticipables fue abierto por Macri en ejercicio de la Presidencia cuando impuso el aumento para la Ciudad, que es como una autoadjudicación. El culpable es Alberto Fernández por haber revertido ese incremento en 2020 que, dato infaltable, cumplió órdenes de “Ella” y del siempre combatido Axel Kicillof.

Después de agitar las inquietantes figuras de “sedición” y “alzamiento” con la táctica de la saturación propagandística, estos medios aportan más ideas para profundizar la embestida a la democracia: Clarín se apresuró a sugerir el miércoles que lo que debe seguir ahora es una orden de embargo de las cuentas del Gobierno nacional. El fallo de fondo de los emires supremos “está previsto hace varios meses”, se sinceró Bonelli el viernes.

Y hay más orientación: el ex Clarín Fernando González propone que Alberto Fernández vaya preso, como el presidente peruano Castillo, dice, por “alzarse contra la justicia”. Es también la propuesta de Morales Solá en La Nación: el Presidente deberá desfilar por los tribunales mucho más allá de su mandato, publicó el sábado.

OPINIÓN Y DATOS - Dádivas a Jueces: Un gran poder conlleva una gran responsabilidad

En medio de estas expresiones desenfadadas de codicia política, Hernán Cappiello en La Nación desliza una línea algo más cautelosa. Aunque los emires supremos rechazarán la recusación, no irán tan rápido como quieren algunos editorialistas y enfriarán levemente el conflicto –dice- al menos hasta febrero, acaso porque sus vacaciones y su feria merecen tantos desvelos como la custodia de las instituciones de la República.

Sumando chanchos y bicicletas, varias notas dicen que el país estaba de fiesta mundialista pero “el kirchnerismo” la echó a perder con su reacción al fallo de los cortesanos. La selección de Scaloni fue apropiada por la prensa opositora y, olvidadas las diatribas publicadas contra ella, fue convertida en una especie de fuerza antiperonista, aplaudida por no asistir a la Casa Rosada.

En esto hubo, sin embargo, aspectos contradictorios: en algunas notas, por ejemplo de La Nación el martes 20, se afirmó que Máximo Kirchner y directivos de YPF –patrocinador de la selección- fueron quienes actuaron para que Messi y los suyos no fueran a Casa de Gobierno, para negarle al Presidente la foto triunfal. Consumaron esta acción –escribieron- junto al presidente de la AFA, “Chiqui” Tapia, enfrentado con Alberto Fernández. La misma tesis fue publicitada por Carlos Pagni, en La Nación, y por Bonelli, en Clarín.

Otras notas dijeron en cambio que la decisión fue de estos jugadores que, escribió en Infobae Kalesnicov, ex de Clarín, “no son pícaros, no son ingeniosos, no son titanes: son prolijos”. Tienen la preparación y la disciplina que, agregó, les dan los clubes europeos. Y se los ve “más con el mate que con cocaína”, un delirio argumental que tiene el único fin de llegar a esta sentencia antimaradoneana: “Diego, ídolo, pasó tu hora”.

HABLA LA VÍCTIMA - Apropiación de Papel Prensa en la dictadura: el rol de Magnetto y del juez Ercolini

En la misma clave ultraconservadora, Matilde Sánchez publicó en Clarín otra fórmula de lapidación: la fiesta popular del martes “ha tenido la belleza de quitarle a la política el dominio exclusivo de las masas”. La manipulación es tan alevosa, al ignorar decenas de evidencias de movilizaciones populares “no políticas”, que queda en evidencia un propósito de fondo que Morales Solá terminó enunciando con menos cobardía o más brutalidad, según se mire.

En efecto, el ex propagandista del Terrorismo de Estado en Tucumán también saborea el modelo de emirato que defiende su amado Mauricio: escribió que la fiesta por la selección demuestra que el peronismo “perdió el control del espacio público”. Para ametrallar al final: “El peronismo ha muerto”.

*Hugo Muleiro @HugoMuleiro- Escritor y periodista. Co-autor de Los Garcas, Los Monstruos y La Clase un Cuarto. En la Patria Grande.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
elecciones 2023

Rafael Correa arrasó en los comicios seccionales que se celebraron el domingo en Ecuador

El correísmo se impone en Quito y Guayaquil, las dos principales alcaldías de Ecuador. Esta fuerza ganó también las prefecturas de las provincias de Pichincha y Guayas. Además, el referéndum impulsado por Lasso no consigue el éxito esperado por el Ejecutivo