complicidad

Un escándalo encubierto: La ministra Sandra Pettovello sabía de los alimentos en mal estado y decidió no actuar

Desde el 5 de marzo, la ministra Sandra Pettovello estaba al tanto de la existencia de toneladas de alimentos próximos a vencerse en los depósitos del Ministerio de Capital Humano. A pesar de tener conocimiento de la situación, la ministra ha negado repetidamente cualquier información sobre el asunto. ¿Qué más se oculta tras este escándalo alimentario?

Un escándalo encubierto: La ministra Sandra Pettovello sabía de los alimentos en mal estado y decidió no actuar

Nicolás Valdez // Martes 11 de junio de 2024 | 05:55

(Por Nicolás Valdez) Desde el 5 de marzo, la ministra Sandra Pettovello sabía que en los depósitos del Ministerio de Capital Humano se acumulaban toneladas de alimentos próximos a vencerse. Sin embargo, su respuesta pública ha sido la de la ignorancia, negando rotundamente cualquier conocimiento sobre los alimentos. Pero la realidad, según revela un informe exclusivo obtenido y transmitido por Jorge Rial en su programa "Argenzuela" de C5N, es otra: la ministra sabía y decidió no actuar.

La revelación del informe no deja lugar a dudas. Pettovello firmó un contrato con la Organización de Estados Iberoamericanos y tenía en su escritorio el mismo informe que ahora se hace público. El documento detalla la existencia de los alimentos y la inminencia de su vencimiento, una verdad que la ministra ha escondido bajo la alfombra. Pero ahora, como lo indica Rial, el ocultamiento ha llegado a su fin.

El informe revela que la justicia federal, liderada por el fiscal Ariel Casero, también está al tanto. Sin embargo, hasta la fecha, la ministra no ha sido llamada a declarar como testigo, lo que sugiere que hay sospechas más graves que simples omisiones. Esto plantea la pregunta: ¿Qué papel juega Pettovello en este escándalo alimentario?

AL BORDE DEL ABISMO: Decreto de la desesperación: Milei y Caputo disparan la emisión de Letras del Tesoro por 35 billones de pesos

El programa "Argenzuela" muestra imágenes oficiales de los depósitos, fotos que provienen del propio Ministerio de Capital Humano. Estas imágenes confirman la existencia de alimentos en buen estado para consumo humano desde diciembre de 2023, alimentos que han permanecido en los depósitos sin ser distribuidos mientras miles de niños pasan hambre.

La documentación incluye un inventario detallado: 136,000 kilogramos de alimentos en Villa Martelli y Tucumán. Entre los productos almacenados se encuentran leche en polvo, aceite, azúcar, fideos, garbanzos, harina de maíz y hierba, todos aptos para el consumo humano según el Instituto Nacional de Alimentos. Sin embargo, estos productos nunca llegaron a las mesas de quienes más los necesitaban.

La defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, presentó un amparo en febrero, exigiendo que se distribuya la comida almacenada, especialmente ante las quejas de los comedores comunitarios que no tenían suficiente para alimentar a los niños. Pero la respuesta del Ministerio fue que los alimentos cumplían con todas las normativas y seguían almacenados, sin una razón clara para no ser distribuidos.

La situación se complica cuando se revisan las declaraciones de los funcionarios involucrados. Francos, el entonces Ministro de Interior y jefe de gabinete, afirmó en enero que los depósitos estaban vacíos, una afirmación que ahora se revela como completamente falsa. Este tipo de contradicciones no solo refleja una falta de coordinación y transparencia, sino también un posible intento de encubrimiento de la verdadera situación.

En este contexto, la estrategia de la ministra Pettovello y su equipo parece cada vez más burda. Las imágenes y los documentos que se han presentado en "Argenzuela" son una muestra clara de que los alimentos estaban disponibles y eran aptos para el consumo, lo que hace aún más incomprensible y reprochable la falta de acción para distribuirlos.

El silencio de figuras políticas claves, como Carrió y Ocaña, añade una capa más de indignación a este escándalo. ¿Dónde están las voces que se levantaban contra la corrupción y la ineficiencia en el pasado? Hoy, parecen haber adoptado un silencio cómplice.

SIN ACTIVIDAD: Ferrum paraliza su producción en medio de una crisis industrial sin precedentes

Este escándalo revela no solo la incapacidad del Ministerio de Capital Humano para gestionar adecuadamente los recursos, sino también una indiferencia cruel hacia las necesidades de los más vulnerables. En un país donde la pobreza y la desnutrición infantil son problemas graves, mantener toneladas de alimentos almacenados sin distribuir es un crimen moral y político.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota