SIN INTERMEDIARIOS

En Castelli encontraron la vuelta al precio de la carne, ofrecerán asado a 399 pesos y arde la Mesa de Enlace

El intendente Francisco Echarren armó un plan con el frigorífico Superbeef y otros actores de la cadena. "Hay que cuidar al productor y a la gente trabajadora y terminar con los intermediarios que encarecen y forman precios”, dijo.

En Castelli encontraron la vuelta al precio de la carne, ofrecerán asado a 399 pesos y arde la Mesa de Enlace

INFOCAMPO // Martes 25 de mayo de 2021 | 09:33

En la localidad bonaerense de Castelli, el municipio empezará a ofrecer en distintas carnicerías un programa de ventas de carne que ofrecerá descuentos de hasta 50% en el caso de cortes emblemáticos como el asado. La medida se conoce en medio de un delicado escenario para esta cadena de valor, con un Gobierno Nacional que cerró las exportaciones, mientras busca ampliar el acuerdo de Precios Populares y –según sostienen los funcionarios- poner fin a maniobras de evasión al momento de vender al exterior.

En el otro rincón, la Mesa de Enlace respondió con una medida de fuerza, que implicó un cese de comercialización de hacienda, que entregó postales de corrales vacíos en el Mercado de Liniers y una gran incertidumbre. En paralelo, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, mantuvieron una serie de encuentros con representantes de distintos sectores del negocio frigorífico y del Consejo Agroindustrial Argentino para definir un nuevo mecanismo que permita ofrecer carne bovina a menor precio.

A unos 200 kilómetros de Capital Federal, el municipio de Castelli aplicará su propia receta para llegar con carne más barata a los sectores de menores recursos. El actual plan vigente a nivel nacional de Precios Populares está disponible –al menos en los papeles- a través de supermercados y en esta iniciativa, será en las carnicerías.

 

 

En diálogo con Infocampo, el intendente Francisco Echarren dejó en claro la raíz política de esta medida. “Acompañamos al presidente Alberto Fernández en esta decisión de que baje la carne en el mercado interno, en un país que produce este alimento”, dijo. El funcionario adelantó que en las últimas semanas sentaron en una misma mesa a productores ganaderos, carniceros y a directivos del frigorífico local Superbeef, que cuenta con una capacidad de faena de 6.000 cabezas mensuales y está enfocado en el consumo doméstico.

Las estadísticas privadas que miden el consumo varían de acuerdo a la fuente, pero coinciden en dos puntos centrales. Por un lado, se encuentra por debajo de los 50 kilos anuales por habitante, el más bajo de los últimos 15 años. El otro aspecto es la baja en el poder adquisitivo del salario, que permitió consolidar opciones como el pollo y el cerdo.

El plan busca que los mostradores de las carnicerías tengan volumen y calidad de mercadería, con precios por debajo de lo que puede encontrarse cada día. Echarren destacó que para lograr estos precios, hay dos puntos centrales: eliminar los costos de intermediación y negociar con los carniceros el margen de rentabilidad de cada corte. “Hay que cuidar al productor y a la gente trabajadora y terminar con los intermediarios que encarecen y forman precios”, puntualizó el jefe comunal.

 

 

Las autoridades están puliendo este último punto, pero ya se encuentran definidos el valor de algunos cortes: el asado se venderá a 399 pesos el kilo y el vacío a 420 pesos. En el primer caso, se encuentra 40 pesos por encima de Precios Populares, mientras que el segundo producto es 79 pesos más barato que el plan del Gobierno Nacional. “Eliminando costos de intermediación, logramos que la carne baje un 50%”, explicó.

El jefe comunal remarcó que para lograr estos valores entienden que “hay que intervenir en toda la cadena cárnica”. El otro punto que destacó Echarren es que el ganadero recibirá el mismo precio por su hacienda, mientras que el municipio no desembolsará dinero para bajar los precios. El plan de descuentos se pondrá en marcha a partir del 28 de mayo.

A diferencia de Precios Populares, que comprende un listado de once cortes, el programa en Castelli abarca todos los cortes, sin límites de compra y en cualquier día de la semana. El primer punto de apoyo del programa es el precio de la media res que bajará en las carnicerías, que oscilará entre los $320 y $350, de acuerdo al peso de faena. Con este valor, el municipio regulará el precio al que se comercializará cada corte, que será el mismo en todas las carnicerías.

 

 

En Castelli, según calculó Echarren, conviven unas 20 carnicerías y el programa llegará a cerca de diez. El otro punto es quién podrá acceder a estos cortes a precios rebajados. La idea de las autoridades es que los beneficiarios sean quienes reciben la Asignación Universal por Hijo, jubilados con la mínima, cooperativistas y personas con discapacidad.

Esta iniciativa se suma a otras ideas que se desarrollan en el resto de Argentina, para llegar con precios rebajados en este alimento sensible para la canasta familiar. Un caso es la provincia de Santa Fe, en donde a través del plan “Billetera Santa Fe”, se puede acceder a descuentos de 30% en todos los cortes, con un tope de reintegro de 5.000 pesos mensuales.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
in-dependientes

FOPEA Y ADEPA reciben millones de pesos del Departamento de Estado de EE.UU.

Las dos entidades que reúnen a la prensa de la derecha son financiados vía la Embajada de Estados Unidos, en concepto de "subsidio" y como parte del "Programa de Diplomacia Pública". Integrantes y acciones