Allanamientos

Jujuy: Según el juez la Policía usó la palabra «infiltrarse» de manera «inapropiada»

El juez Rodolfo Fernández asegura que no existió ninguna «infiltración» en las organizaciones sociales que fueron allanadas el 6 de julio pasado, y explica que la Policía utilizó esa palabra en sus informes de manera «inapropiada». Asegura además que no existe persecución hacia las agrupaciones, aunque aclara que se refiere «a este único proceso».

Jujuy: Según el juez la Policía usó la palabra «infiltrarse» de manera «inapropiada»

Gaby Tijman // Lunes 25 de julio de 2022 | 11:10

En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91,5), el juez de Control en lo Penal y Delitos contra la Administración Pública Rodolfo Miguel «Nino» Fernández apoyó las actuaciones ordenadas por el fiscal Diego Funes a partir de denuncias que, reveló, comenzaron a llegar a fines de marzo pasado, según las cuales algunas organizaciones descuentan un porcentaje de los montos que reciben beneficiarios de planes sociales.

-¿Los 16 allanamientos que hizo el Ministerio Público de la Acusación se hicieron con la autorización del juez?

-Los allanamientos son una medida para poder entrar a un domicilio y buscar elementos que se vinculen con algún hecho ilícito o indicio o producto de ese ilícito sobre el cual el fiscal haya recibido una denuncia. Por ejemplo, ante una denuncia de un robo de un vehículo que se sospecha está en el garaje de tal lado, el fiscal pide el allanamiento para ingresar a ese domicilio y verificar si se encuentra o no allí el auto.

-El juez tiene la facultad de decirle sí o no.

-Obviamente. Depende de los fundamentos que el requirente haga. Y el juez debe a su vez también fundamentar la medida para emitirla.

-Cuando el fiscal dispone que la Agencia de Delitos Complejos se infiltre en las organizaciones sociales el 31 de marzo, ¿cuenta con el aval del juez?

-Primero voy a aclarar. Las organizaciones sociales, a diferencia de las empresas, los partidos políticos, los medios de comunicación, etc., no tienen un domicilio, se mueven en el ámbito de la sociedad realizando tareas que hacen al mejor bienestar de la gente, y sobre todo trabajan en el área de personas vulnerables. Dicho esto, no se sabe dónde tienen el domicilio. El fiscal -en esto quiero ser claro porque consta en el expediente- le dice a la Policía, le ordena: averigüen de esta organización social quién es el referente, dónde vive, dónde tiene el centro de manejo la organización social. Eso dispone el señor fiscal. Lo que la Policía interpreta es otra cosa. Pero no es que el fiscal dispuso la infiltración. No es así. Porque si yo hubiese visto eso en el expediente, que el fiscal dispuso tal medida, a todas luces la medida no salía.

-¿Y por qué salió entonces?

-Sale porque el fiscal dice «quiero la individualización de estas personas». La Policía, usando un término incorrecto, inapropiado, va y hace las tareas investigativas. La palabra «infiltrarse», y vamos al buen castellano, es meterme adentro de una organización y botonear lo que está pasando. Eso no ha sucedido acá.

-¿Cómo que no?

-No ha sucedido. El fiscal pide la individualización de los referentes.

-Pero se usó la palabra «infiltrarse».

-No, el fiscal no la usa. Pide la individualización de los referentes y dónde está la organización a fin de llevar adelante o no las medidas que él estaba pretendiendo solicitar.

-Entonces si el fiscal Funes no usó la palabra «infiltrarse», la policía interpretó que había que infiltrarse y espiar a las organizaciones sociales.

-No, no. La policía, reitero, utilizó un término a todas luces equivocado. Porque la policía no se infiltra y no espía a nadie. La policía le lleva el informe donde dice «de esta organización social, los referentes son fulano…». Esa es la información. Para esa información no hace falta bajo ningún punto de vista infiltrar a nadie. Porque si uno se pone a mirar los medios de comunicación, aparecen Sebastián, Javier, los referentes. Entonces no hay una actividad ilícita. El Estado no puede realizar actividades ilícitas para obtener información. En este caso, corrijo, reitero, el fiscal no ha dispuesto esa actividad bajo ningún punto de vista. Solamente la individualización de los referentes de cada organización y dónde tiene su sede o asiento tal organización. Porque hay un montón de organizaciones, hay un montón de planes dando vueltas, y esto hay que vincularlo con el objeto procesal que está investigando el fiscal, que hay denuncias de gente que dice que le toman un porcentaje del plan del cual es beneficiario.

-El texto dice que a partir del 31 de marzo la policía tiene que individualizar. Lo que hace la policía es no acatar la orden del fiscal y en cambio viola la ley de seguridad nacional y se infiltra y espía a los dirigentes de las organizaciones. Si no, ¿cómo saca las fotos?

-En una marcha cualquiera de protesta, siempre está la policía, existen las filmaciones, existe en todos lados. De ahí se levanta la información que eventualmente le puede servir al fiscal. Acá hay un equívoco manifiesto en la utilización de la palabra, pero no se ha llevado ese accionar bajo ningún punto de vista. Además ese accionar hasta la fecha no lo tengo denunciado en el proceso penal. Por ninguna organización. La justicia no es un medio de comunicación. Ese hecho que me está diciendo, que lo he leído en otros periódicos de tirada nacional, no está plasmado en ninguna denuncia y menos en este expediente. Entonces, de qué estamos hablando.

-Las organizaciones denunciaron que hubo infiltraciones y espionaje.

-¿En qué expediente? Si ellos han denunciado, me gustaría saber qué fiscal lo lleva o qué juez, porque si está siendo materia de investigación en otro juzgado por otro fiscal, nosotros no podemos inmiscuirnos en eso.

-¿La policía interpretó cualquier cosa entonces?

-La policía no interpretó cualquier cosa. La policía plasmó la orden del fiscal con términos totalmente inadecuados.

-¿Cómo es el tema de las denuncias de personas que dicen que les quitan plata de los planes?

-La gente viene y dice: «yo soy beneficiario de un plan», vamos a poner el Potenciar Trabajo. «A mí la organización me descuenta un porcentaje». No dice para qué, ni el destino ni nada. Solamente dice que le descuentan un porcentaje. «Y si yo no voy a una marcha me sancionan. Y si no voy a dos marchas me aplican una multa y si no voy a la tercera me quitan el plan». Es más o menos ese el objeto procesal que está investigando el fiscal Funes y que lo ha dicho públicamente.

-¿Qué diferencia hay entre una organización social y un club, por ejemplo, que cobran una cuota a los asociados?

Un club está registrado, tiene personería jurídica. Una cooperativa está inscripta, tiene una matrícula. Está todo enmarcado dentro de una ley. Las organizaciones sociales han nacido a la par de los reclamos de la gente, se han ido conformando, y eso ha dado origen a un sinnúmero de organizaciones sociales. Yo no sé, no conozco que estén inscriptas, no tienen personería jurídica. Una empresa, un club de fútbol, una asociación, como la de profesionales, tienen un registro, rinden sus cuentas. En las organizaciones, si la gente quiere aportar voluntariamente para sostenerlas, esa será tarea del fiscal para decir si esa actitud, esa liberalidad que hace a la asociación, es delito o no. Estamos en la investigación judicial. Pueden darse miles de variantes. Acá existe esta denuncia primigenia que después las asociaciones, si los llegan a imputar, porque todavía no hay imputados, podrán decir si la gente aporta voluntariamente o no. Eso ya dependerá de la defensa. Y reitero: dependerá del fiscal para ver si eso es meritorio o no para acusar por el delito que llegue a acusar. No hay que olvidar que el que investiga es el fiscal, y el juez resuelve los pedidos de las partes.

-Cuándo hicieron las denuncias?

-Comienzan a aparecer, si no me falla la memoria, luego del último corte de calles y rutas que hubo, creo que a fines de marzo, el primero de abril. Ahí empezó. Porque obviamente a raíz de la actividad judicial, de la actividad fiscal que llevó la investigación, se detectó esta irregularidad y el fiscal la tomó y empezó a trabajar a partir de eso. Yo no me puedo involucrar tampoco.

-Hubo allanamientos, la presunción de asociación ilícita pero no hay imputaciones ni detenciones.

-Casualmente, eso habla a las claras que no hay persecución. Si hubiese alguna otra intencionalidad, habría habido detenciones. Acá lo que está haciendo el fiscal es buscar indicios, elementos o productos del ilícito que esta gente le denunció. Va avanzando. Y si de lo que ha obtenido de los allanamientos, le asienta la sospecha de que hay delito, va a seguir adelante. Por el contrario, si no hay nada, va a cerrar la investigación. Acá no hay nadie acusado todavía. Y reitero: ningún ciudadano está exento de que se lo investigue. Porque a vos te pueden denunciar, pero por el solo hecho de que te denuncien, yo no te puedo imputar. Debo por lo menos juntar indicios que me afirmen o me lleven a sospechar que la denuncia es cierta.

-¿Usted considera que no hay persecución a las organizaciones sociales y sus dirigentes por parte del MPA?

-Yo estoy hablando de este único proceso. Si el MPA persigue o no, no tengo idea ni voy a abrir juicio sobre este tema.

-En este proceso usted dice que no hay persecución.

-No, para nada, para nada. No tengo elemento alguno que me avizore o que me deje vislumbrar tal situación. Esto, desde mi punto de vista, de lo que es la constancia del proceso. Desde otro cristal, no voy a valorarlo. Yo me afinco a mi función de juez. Eso es lo que tengo que hacer, controlar que el proceso no perjudique ni beneficie a nadie, sino que se busque. El fiscal tiene la obligación de plasmar su tesis, y es lo que está haciendo.

-Los 16 allanamientos simultáneos son para muchos una prueba de que hay persecución.

-Esa es una tarea investigativa. Es muy fácil de explicar por qué son 16 allanamientos de manera simultánea: porque si vos allanás el lunes a la organización B, el martes a la C, cuando llegás a la D ya no encontrás nada. Es una cuestión de ir a buscar elementos. Por eso es simultáneo.

-¿Cómo sigue el tema?

-El fiscal, me imagino yo, estará evaluando a esta altura todos los elementos que llegaron a su poder a través de los allanamientos, los valorará, los merituará y dirá tengo elementos para seguir investigando o no los tengo. Y si los tengo, qué pido al juez o qué no pido. Eso ya es tarea propia de la cabeza del señor fiscal que esté llevando adelante la investigación.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
conductas ilícitas

El Pedido formal de juicio político para el Fiscal General de CABA, Dr. Juan Bautista Mahiques

El presente proyecto de resolución plantea dar inicio al proceso de juicio político respecto del Fiscal General de la Ciudad de Buenos Aires, Dr. Juan Bautista Mahiques., debido a las conductas ilícitas desplegadas a fin de ocultar un viaje financiado por el Grupo Clarín,…

HOY
análisis

Es culpable. ¡Que empiece la fiesta!

(Por Hugo Muleiro) La tan preanunciada y anhelada condena a Cristina Kirchner acerca a la oligarquía nacional a su propósito de consumar el exterminio de los rasgos del peronismo contra los que lucha desde mediados del siglo XX. La crisis política y bloqueos institucionales que sobrevuelan el fallo son para la oposición mediática una oportunidad para liquidar la estabilidad económica que consiguió parcialmente el ministro Massa