LO QUE OCULTA

Te contamos porque Horacio Rodríguez Larreta no quiere ni hablar del suicidio de Favaloro

El Jefe de gobierno porteño de gira por el interior del pais, descubrió por primera vez lo que es una entrevista.  Acostumbrado a lo medios porteños donde su millonaria pauta publicitaria lo convirtió en el "hombre blindado" tuvo un encuentro con un periodista que le intentó hacerle una pregunta algo incomoda para el jefe de gobierno de Buenos Aires.

Te contamos porque Horacio Rodríguez Larreta no quiere ni hablar del suicidio de Favaloro

Viernes 05 de noviembre de 2021 | 11:00

A pesar del pedido expreso realizado por el Diario La Arena a su asesora de prensa, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta no le dio a LA ARENA la posibilidad de realizar una entrevista, tanto a este medio como a Radio Noticias 99.5.

Ayer ofreció una rueda de prensa en General Pico pero no en Santa Rosa, donde concedió al menos dos entrevistas, una con "El Diario" y la otra con la "FM Mitre", una filial local de la emisora del Grupo Clarín.

El aspirante a presidente de cara a 2023 esquivó a este medio y también la pregunta incómoda que el diario colega de Santa Rosa le realizó ayer, casi como una obligación del periodismo pampeano, dada la relación que como ex interventor del PAMI Larreta tuvo con el recordado René Favaloro, quien residió doce años de su vida en nuestra provincia, como médico rural en Jacinto Arauz.

La predisposición y el buen ánimo de Horacio Rodríguez Larreta durante la entrevista con EL DIARIO se diluyó con la última pregunta.

Fue cuando se le intentó consultar sobre su relación con las supuestas coimas en el PAMI y la muerte del reconocido médico René Favaloro.

- La historia lo ubica en un episodio con alguien muy conocido en la provincia, como es el médico Favaloro, que terminó...

- No, no... disculpame. No tengo absolutamente nada que ver con eso, y no estoy para esa pregunta.

- Más allá de...

- No tengo absolutamente nada que ver con eso. Eso es todo lo que tengo para decir.

La pregunta que no pudo terminar el cronista era la siguiente: "La historia lo ubica en un episodio muy grave en torno a la figura del médico Favaloro. ¿Tiene una explicación para eso que pasó?".

Rodríguez Larreta eligió no dar una explicación al respecto. Y hasta frunció el ceño. Ante la posibilidad de continuar con las repreguntas, el tiempo transcurrido y la intervención de su jefa de prensa hicieron lo suyo para ponerle punto final a la entrevista.

 

 

Disparo al corazón.

"El PAMI tiene una vieja deuda con nosotros -creo desde el año '94 o '95- de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían". La frase fue escrita en una carta, que es pública, por el doctor René Favaloro donde aludía a las supuestas prácticas de Rodríguez Larreta al frente del PAMI. Poco después, frustrado y agobiado por la situación, tomó la drástica decisión de quitarse la vida.

No fue lo único que denunció el médico, educador y cardiocirujano argentino, reconocido mundialmente por haber desarrollado el bypass coronario. En aquel momento ya advertía sobre un modo de operar que se enquistaría en la dirigencia de lo que hoy es Juntos por el Cambio.

"Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema deberíamos tener cien camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda. La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir 'no hay camas disponibles'. Nuestro juramento médico lo impide", relató en aquella última carta.

En 1999, durante el gobierno de la Alianza, el entonces presidente Fernando De La Rúa designó a Rodríguez Larreta como interventor del PAMI.

Rodríguez Larreta y su equipo de colaboradores (entre los que se encontraba María Eugenia Vidal), quienes décadas más tarde conformaron la alianza Cambiemos hoy devenida en Juntos por el Cambio, desembarcaron en el PAMI estimando que podían ajustarse 360 millones de pesos/dólares, a costa de la salud de afiliados y prestadores. Dentro de este dinero se contaban los casi 2 millones de dólares de la deuda que este organismo mantenía con la Fundación Favaloro.

El prestigioso médico argentino fue víctima del nuevo régimen político instalado en la Argentina y no lo ocultó: "Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar".

El proyecto de la Fundación tambaleaba y empezaba a resquebrajarse. En 2000, la Fundación Favaloro reclamaba a PAMI el pago de 195 facturas emitidas años anteriores, pero el organismo a cargo de Larreta insistió en desconocer la deuda.

El propio Favaloro denunció la maniobra de vaciamiento: "En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta".

"En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara", comunicó a través de su última carta.

A mediados de julio de 2000 se llevó a cabo una verificación contable donde se comprobó la existencia de las facturas reclamadas, pero Larreta solicitó la realización de una auditoría interna. El 29 de julio el doctor René Favaloro, en una situación de desesperación, se disparó al corazón y terminó con su vida.

Unos meses después de la muerte de Favaloro, Horacio Rodríguez Larreta fue acusado penalmente –junto a otros funcionarios del PAMI– por "defraudación" e "incumplimiento de los deberes de funcionario público" por el direccionamiento de la compra de vacunas antigripales. Este tipo de actos sospechados de corrupción ya había sido denunciado por Favaloro respecto al PAMI en sus cartas. Rodríguez Larreta fue expulsado del PAMI a finales de 2000.

El sábado 29 de julio del año 2000, en horas de la tarde, Favaloro se quitó la vida con un disparo al corazón. Dejó siete cartas junto a él, en el departamento del barrio Palermo donde vivía y puso fin a su vida.

En los mensajes, dirigidos a amigos, familiares, colegas y, uno de ellos, a "las autoridades", Favaloro dejaba en claro que una de las principales razones que lo llevaban a tomar la decisión era la crítica situación financiera de su Fundación y la imposibilidad de cobrar las deudas que tenían con ella distintos organismos, entre los que se encontraba el PAMI, dirigido por el actual jefe de gobierno porteño.

Las crónicas de aquellos días recuerdan que un día antes, Favaloro también había enviado una carta al entonces presidente Fernando de la Rúa, donde le confesaba estar "desesperado". "El PAMI tiene una vieja deuda con nosotros -creo desde el año '94 o '95- de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían", decía una de las cartas, fechada al 29 de julio, a las 14.30.

 

Las 195 facturas

La "vieja deuda" con el PAMI a la que refería Favaloro estaba basada en 195 facturas emitidas entre 1993 y 1995, cuando el organismo era dirigido por Víctor Alderete. En 1999, con la llegada de de la Rúa a la presidencia, se designó en el PAMI un triunvirato de intervención conformado por Angel Tonietto, Cecilia Felgueras y Rodríguez Larreta.

En contra de las expectativas de Favaloro, la nueva gestión del PAMI siguió negando la existencia de las facturas. La Fundación recurrió, a principios del año 2000, a la Sindicatura General de la Nación (Sigen), dirigida entonces por Rafael Bielsa. El actual embajador argentino en Chile envió en febrero de ese año una nota al triunvirato para exigir que se diera curso a los reclamos de Favaloro, pero no hubo caso.

Luego de la muerte de Favaloro, Larreta, que ya tenía como asesora en PAMI a María Eugenia Vidal, declaró a la AM porteña Radio Mitre que no había ninguna "deuda verificada" con la Fundación y que solo se trataba de un "viejo reclamo de facturas" que no aparecían "en los libros contables del PAMI": "Las 195 facturas no figuran. Nunca dijimos que el servicio no se prestó, lo que dijimos es que en ninguno de los libros contables del PAMI figura esa prestación ni esa deuda".

 

Un mendigo

De las cartas que dejó Favaloro se desprende que el monto total de las deudas que debía cobrar la Fundación al momento de su muerte se acercaba a los 18 millones de pesos/dólares, suma acumulada por servicios prestados principalmente a PAMI pero también a IOMA, obras sociales sindicales y empresas de medicina prepaga.

"En este último tiempo me he transformado en un mendigo. Mi tarea es llamar, llamar y golpear puertas para recaudar algún dinero que nos permita seguir", escribió Favaloro el fatídico día de su trágica decisión. En la misiva que dejó para su familia, el médico fue categórico: "En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara".

 

Fuentes:

https://www.eldiariodelapampa.com.ar/la-pampa/22998-no-estoy-para-esa-pregunta

https://www.laarena.com.ar/la-pampa/larreta-no-quiere-ni-hablar-del-suicidio-de-favaloro-20211150290

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
Cachivache

Se dobló y se rompió: explotó la interna radical y se quebró el bloque

Evolución Radical, que lidera Martín Lousteau, anunció hoy la formación de un bloque propio en la Cámara de Diputados, dentro de Juntos por el Cambio, y de esta manera formalizó su decisión de alejarse de la conducción que preside el cordobés Mario Negri, luego de no lograran superar las tensiones internas generadas en el seno de esa bancada entre ambos sectores.