vendepatrias

Cambiemos apoya el reclamo de soberanía… del gobierno chileno

Hace apenas unos meses la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, de manera casual y para nada planificada, cerró la grieta tras una intervención poco feliz en un programa televisivo en el que sugirió que en el marco de las negociaciones con los laboratorios por la vacunas contra el COVID-19 “a las Malvinas se las pudiéramos haber dado”, generando un catarata de críticas de todos los sectores políticos, sociales, económicos y mediáticos, incluido su propio partido.

Cambiemos apoya el reclamo de soberanía… del gobierno chileno

codigobaires.com.ar // Martes 31 de agosto de 2021 | 21:15

(Por Maxi Pérez) Parece que “Pato” se entusiasmó después de haber “logrado, lograr ese logro”, y ahora de manera institucional con todo el peso del sello partidario que fundó Mauricio Macri se lanzó ahora de lleno a empujar una nueva mirada entreguista del patrimonio nacional, esta vez en relación a la plataforma submarina que Argentina comparte con Chile.

Es que a través de un decreto presidencial, es decir una decisión unilateral e inconsulta, el presidente chileno Sebastián Piñera, decidió anexar a su territorio algo así como 5 mil kilómetros cuadrados del mar austral, que según los acuerdos internacionales corresponden a nuestro país y sorpresivamente consiguió el apoyo del principal frente opositor que llamó a resolver “de forma pacífica” este nuevo litigio, dándole entidad a un reclamo que en términos reales carece totalmente de sustento.

El canciller Felipe Solá advirtió rápidamente a través de sus redes sociales que “el PRO ha puesto en un plano de igualdad el reconocimiento de la ONU de los derechos argentinos sobre el mar austral con una decisión unilateral expresada en un decreto presidencial de Chile”, es decir que minimiza la resoluciones de la Organización de las Naciones Unidas o claramente accionar a favor de un gobierno extranjero sobre la soberanía nacional.

La situación es muy clara y equivale a que en un terreno sin medianera, uno de nuestro vecinos proyecte una ampliación de su vivienda que se mete varios metros sobre nuestro lote. Existe una escritura (los tratados internacionales y acuerdos sobre límites ya firmados), pero aún así un juez o algún organismo del Estado propone “discutir” pacíficamente, sobre una situación que debería estar resuelta de antemano.

Lo mas sorprendente es justamente que cuando la situación no tiene que ver con un litigio de límites internacionales, sino realmente con un terreno que es ocupado por quienes no son sus propietarios, y aún cuando el supuesto propietario este flojo de papeles o de tratados internacionales, los dirigentes del PRO se anotan en la primera fila para reclamar mano dura, represión y cárcel para los “usurpadores”.

El secretario de Asuntos Internacionales del macrismo, que también firma el documento, es Fulvio Pompeo, uno de los procesados por el contrabando de armas a Bolivia para apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales, un escándalo de ribetes impensados que gracias al escudo mediático del PRO no termina de explotar a pesar de que todos los días aparecen nuevas pruebas de la decisión deliberada de la gestión de Cambiemos de apoyar al gobierno de facto.

EL DOCUMENTO DEL PRO, LA SOBERANÍA Y EL SILENCIO DE LA UCR

Es decir que el documento es realidad viene a poner las cosas en su lugar y blanquear que no existe defensa de la soberanía nacional por parte del proyecto político que hoy encabeza Horacio Rodríguez Larreta, por eso Malvinas, los hielos continentales, el territorio y la plataforma submarina son apenas items de un mapa en lugar de formar parte de una estrategia geopolítica, salvo en lo que respecta a la garantía para la realización de negocios.

El principal espacio de oposición está a tiempo de corregir el “error” y simplemente sumar su reclamo para que el gobierno chileno decline sus pretensiones sobre territorio que pertenece a nuestro país, en caso contrario se abrirá la puerta para nuevos reclamos, no importa que tan disparatados sean.

Siguiendo el criterio que aplicaron Bullrich y Pompeo, Argentina debería aceptar sentarse a discutir con Uruguay si por un decreto de Luis Lacalle Pou ese país decide anexar a la provincia de Entre Ríos como parte de su territorio, o lo mismo deberíamos hacer con Brasil si a Jair Bolsonaro un día se le ocurre quedarse con Misiones.

Es además muy ruidoso el silencio del radicalismo, que otra vez mira para otro lado mientras su principal socio borra de un plumazo los esfuerzos de Raúl Alfonsin por ordenar la gestión nacional tras la vuelta a la democracia, lo que incluyó, entre otras cosas, sentar las bases para los acuerdos con todos los países limítrofes y establecer fronteras definitivas que empiecen a unir en lugar de separar.

Pareciera, en definitiva que a la hora de entregar el patrimonio unos, y la historia de su propio partido otros, simplemente no tienen límites.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Proyectos estratégicos: La fabricación de vehículos eléctricos y la industria satelital con tecnología nacional

Fueron visitadas las instalaciones de la empresa SADE Electromecánica S.A. Y Sero Electric, por los integrantes de la Dirección Nacional de Proyectos Estratégicos del MINCyT. La misma se encuentra ubicada en el partido de Morón, donde fueron  informados de los resultados…

HOY
paren la mano

Advierten que los negociados inmobiliarios del Gobierno porteño van quitando calidad de vida

Los proyectos arquitectónicos habilitados por las cuatro leyes sancionadas por la Legislatura porteña, impulsadas por el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, "van quitando calidad de vida de manera paulatina" y tendrán un impacto negativo para la Ciudad en, al menos, las dimensiones jurídica, urbana, ambiental y social, según Bárbara Rossen, del Colectivo de Arquitectas en Defensa de las Tierras Públicas