PRODUCCIÓN

Calzado: "Hay una recuperación en la franja de precio intermedio"

La empresa rosarina Calzados Blanco, que fabrica la marca propia Athix y comercializa la italiana Diadora , planea aumentar 60% la producción de zapatillas.

Calzado:

LA CAPITAL // Lunes 14 de junio de 2021 | 15:38

La producción de calzado nacional pisa fuerte. En el primer bimestre del 2021 continuó la recuperación del sector que alcanzó una producción de 12 millones de pares, lo que implicó una recuperación del 4,3%, señaló un informe de la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES). Las políticas para favorecer la producción nacional y los elevados precios de los productos importados abren la oportunidad para empresas nacionales que apuestan al calzado deportivo, principalmente, con precio y calidad.

En este escenario auspicioso para el sector, la firma rosarina Calzados Blanco, una de las empresas líderes en la Argentina en la comercialización y distribución de calzado deportivo, anunció un acuerdo con Bicontinentar Footwear Technologies, una de las fábricas de calzado más grandes del país (que produjo para Adidas hasta el 2017) para la ampliación de la producción local de sus marcas deportivas Diadora y Athix.

Con 45 años de trayectoria en el segmento, la empresa familiar Calzados Blanco -con sede en Rosario y oficinas comerciales en Buenos Aires- apunta a duplicar su abastecimiento de producto al mercado con una fuerte apuesta a la producción nacional.

Con dos plantas de más de 1.500 metros cuadrados y una importante red de distribución a nivel país, Calzados Blanco con marcas propias tales como Athix, Vanner, Kidy y Via Marte y trajo en 2011 la marca italiana Diadora a la Argentina. Hoy comercializa 800.000 pares de zapatillas al año para abastecer la demanda interna del segmento de precio medio deportivo y va por más.

Matías Blanco, director de Calzados Blanco, advierte que hay una gran oportunidad para el segmento de mercado al que se dirigen y explicó que el acuerdo con esta fábrica es por el lapso de un año, para duplicar la producción nacional de las dos marcas que trabajan. De los 800.000 pares al año que comercializan, un 60% es de producción nacional y apuestan a duplicar ese porcentaje al cabo de un año. Serían unos 480 mil pares más.

“Durante la pandemia nos pudimos mantener sin hacer ningún ajuste y cuando se empezó a observar en el mercado una recuperación, más que nada en la franja de productos que vendemos nosotros que es de un precio intermedio y acomodado, vimos que estábamos frente a una posibilidad muy grande. El incremento es a través de la producción nacional y llegamos a contactarnos con Bicontinentar Footwear Technologies, la fábrica de calzado en Chivilcoy que hace 10 años que está en Argentina y que hace un año y medio prácticamente que estaba cerrada y producía para la marca Adidas. Aprovechando este espacio, hicimos este acuerdo con esta fábrica de primera línea”, detalló durante una entrevista en el programa “La Banda Cambiaria” de FM Meridiano.

La compañía familiar de capitales nacionales -que emplea a más de 400 personas de forma directa e indirecta- también sufrió un sacudón con el estallido de la crisis sanitaria en marzo del 2020 pero de a poco el escenario se fue ordenando.

“Como todas las empresas al inicio de la pandemia tuvimos un bajón marcado, no se sabía el alcance y la profundidad de esto, aunque hoy tampoco se sabe mucho. Se empezó a abrir el comercio, fue un año intermitente y el bolsillo de la gente se empezó a resentir un poco, los precios se empezaron a incrementar y elevar y las marcas de primera línea en las casas de deporte están a precios un poco inalcanzable, por así decirlo”, relató Blanco al tiempo que detalló que “un par de zapatillas de primera marca termina saliendo casi lo mismo que el alquiler de un departamento de un dormitorio”.

Frente a los tanques internacionales se encuentran las “otras marcas”, como las que fabrica esta empresa. “Tenemos la misma calidad de producto y tienen un precio más accesible, de entre $ 6.000 y $ 8.000. Eso no género que se sostenga el consumo de los productos nuestros en un mercado en decadencia y de economía en general en baja”, relató el directivo de la firma que está realizando una fuerte inversión para capitalizar el espacio que hoy hay de crecimiento en el mercado del calzado, especialmente deportivo.

“El crecimiento tiene que estar dado por la producción nacional y una fábrica de primer nivel que pueda sostener la calidad de un producto importado”, resaltó Blanco sobre las proyecciones para la empresa que tiene varias marcas pero las más reconocidas son las del canal deportivo, especialmente Athix con la que se viten los árbitros de fútbol hace más de 10 años.

El hijo del fundador de la empresa consideró que la clave del negocio es que son fabricantes, importadores y distribuidores. “Siempre tenemos una pata en la fabricación y una pata en la importación para poder tener productos que a veces no se pueden producir en el país por el tipo de materia prima e insumos", dijo.

"En la peor época de la importación nosotros seguíamos importando, muy poca cantidad, pero en otras épocas era muy conveniente poder importar y en estas épocas, 2017, muchas empresas cerraron sus platas industriales, creemos que fue un error estratégico, nosotros lo mantuvimos aunque no era del todo rentable. Hacemos un mix, al fin del día haces un resumen y el negocio es viable. Por el hecho de no haber cerrado la parte Industrial en la Argentina cuando no convenía producir tenemos la fábrica muy ordenada, con mano de obra capacitada y un buen nivel de producción”, explicó Blanco orgulloso de ser parte de la empresa familiar que hoy dirige junto a su hermano.

 

El sector

IES estimó que la producción total de calzado durante el año 2021 podría finalizar con una expansión del 14,3% respecto a 2020, alcanzando los 80 millones de pares anuales. “La mayor protección arancelara por parte del gobierno, sumado a la escasez de divisas para la importaciones de bienes finales fueron algunos de los motivos que impulsaron la producción hacia arriba al sustituir importaciones”, advirtieron.

Durante el 2020, el consumo por habitante fue de 1,9 millón de pares, lo que implicó un descenso del 20,8%, mientras que en lo respectivo al primer bimestre del 2021, el descenso fue menor, del 7,8%, con un consumo per cápita similar al del año pasado.

Desde IES Consultores aseguran que es esperable que el sector de calzados experimente una recuperación tanto en las ventas como en los niveles de producción en 2021. “Luego de la fuerte caída del sector en 2020, la estabilización del empleo y los ingresos, junto con la recuperación de la economía en general y una mayor movilidad en comparación al pasado año, impulsarían la demanda de calzados propiciando una recuperación sectorial. Además, la rentabilidad ha comenzado a mejorar debido al incremento de precios por encima de la inflación, a raíz de los mayores niveles de protección comercial, que serían también un factor muy importante de la recuperación esperada para el corriente año”, puntualizaron.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
importante

El 87% de los muertos por coronavirus no tenía colocada ninguna dosis de vacuna

Los números también gritan. Según datos del Ministerio de Salud de la provincia, el 87% de los muertos por COVID-19 no tenían colocada ninguna dosis de vacuna contra la enfermedad. Otro 11,1% había recibido una dosis y el 1,9% las dos dosis