es un chanta

Se descubrió otra Opereta de Wiñazki: Jamás fue echado del Restaurante por razones políticas

La noticia llamaba la atención por algunos datos que no cerraban. ¿La prohibición de ingreso a un restaurante de Ciudad Jardín a Nicolás Wiñazki es operación política?

Se descubrió otra Opereta de Wiñazki: Jamás fue echado del Restaurante por razones políticas

infocielo.com // Viernes 01 de enero de 2021 | 22:07

Cuando Infocielo contó ayer, poniendo en duda la veracidad de la información por falta de fuentes confiables que la difundían, no se equivocó. Todos los datos conocidos en las últimas 24 horas indican que el "affaire" del operador político de la señal TN Nicolás Wiñazki con un restaurante de Ciudad Jardín, cercano a "El Palomar" ( más adelante se entenderá por que es importante este dato) en el Partido Bonaerense de 3 de Febrero, es parte de otra operación política a la que el periodista ya tiene acostumbrada a su audiencia.

La metodología es siempre la misma: victimizarse para generar empatía en los espectadores y la sociedad, dar lástima y con eso golpear a quien él o sus "mandos naturales" necesitan impactar por alguna razón.

FAKE NEWS Otra vez condenan a Lanata y Wiñazki por noticias falsas

Los hechos y las dudas

La noticia de la prohibición de ingreso al restaurante a Wiñazki se genera por una cuenta de Twitter de un autorreconocido fanático del "41% macrista" en donde no se dan datos específicos e inmediatamente concluyen que el hecho se debió a la intolerancia del dueño "K" del local de comida que echó al conductor de TN por motivos ideológicos. Ya allí olía a operación.

Esa información pobre y sesgada es replicada sin dar mas datos por el mismo padre del periodista Miguel Wiñazki, quien por casualidad también tiene la misma profesión que su hijo y además un vínculo directo a la supuesta víctima de la "discriminación". Sin embargo ni su condición de comunicador ni la de progenitor de Nicolás le hacen agregar ni un mísero dato extra sobre el hecho que tuvo a su propio vástago como protagonista. Sólo se limitó a dos palabras (intolerantes y antidemocráticos) para calificar a los propietarios del restaurante. Parecía el segundo paso de la operación en marcha.

La información se replicó todo el día de ayer, ubicando a Wiñazki en el lugar de víctima hasta que por la tarde, él mismo contó profusamente lo sucedido con cobertura universal, no solo de la propia emisora en donde trabaja sino de otros medios afines (y cómplices) de la operación política que ya estaba en marcha.

El primer dato objetivo que hace oler extraño al suceso es la fecha. La supuesta discriminación sufrida por Wiñazki fue el 9 de diciembre es decir 21 días antes de que se diera a conocer públicamente. Hasta que él habló, siempre se creyó que lo acaecido en Graf Zeppelin (el restaurante en cuestión) había sido 1 o a lo sumo 2 noches antes a conocerse.

Entonces ¿por qué esperó más de 20 días para quejarse públicamente de algo que por ser una figura pública y con pantalla diaria, tanto él como sus compañeros o su mismísimo padre podrían haber relatado el 10 de diciembre?

¿Por qué en la autodefensa del propio Wiñazki recogida por el grupo Clarín y replicada por La Nación y otros medios afines se deja tan de manifiesto que la prohibición de ingreso, como le llaman allí, fue TÁCITA, pero era "obvio" que se trataba de razones políticas?

¿Por que la frase de Wiñazki fue que "era completamente IMPLÍCITO que era por mi trabajo" refiriéndose a los motivos de haber sido invitado a retirarse del restaurante?

¿En que momento el dueño de Graf Zeppelin le dice que los motivos eran ideológicos, políticos o le recriminó alguna de sus posturas profesionales al conductor de TN?

La respuesta es NUNCA, porque los hechos no fueron tal como los relata Wiñazki y lo replican los medios amigos.

¿Es mentira el suceso?, no, es cierto. Lo engañoso, tramposo y digno de la operación política es cómo, cuándo y por qué se cuentan de una manera tergiversada.

Wiñazki fue el 9 de diciembre a Graf Zeppelin en Ciudad Jardín con 8 personas a comer sin reserva.

El protocolo por la pandemia obliga a colocar menos mesas que las habituales en el restaurante.

Wiñazki, un residente de la zona y habitué del lugar se ofuscó y montó una escena porque no le hicieron un espacio de inmediato. Con la misma postura que lo caracteriza en su desempeño profesional lo hizo notorio e increpó visiblemente a los propietarios del lugar, que civilizadamente, sin mediar agresiones físicas de ningún tipo, invitaron a Wiñazki y sus invitados a retirarse del lugar.

El hecho no pasó a mayores ni se contó públicamente porque no tenía trascendencia mediática, le faltaba épica.

Durante 20 días Wiñazki esperó a encontrar su venganza hacia el local que "osó" no darle una mesa al instante e inventó una discriminación "tácita o implícita" que jamás sucedió. Operación semi finalizada... Pero falta.

Sin embargo la otra campana de la historia, hasta ahora, brilló por su ausencia. El diario La Nación, por ejemplo, apeló al viejo párrafo que se utiliza para exculparse de dar una noticia sesgada: "LA NACION intentó comunicarse en varias oportunidades con el restaurante, pero el local no respondió a ninguno de los llamados de este medio".

Los posibles motivos de la operación

Como si fuera poco victimizarse para golpear a los supuestos adeptos y fanáticos "K" que "discriminan" y son "antidemocráticos", corre la versión en redes que la motivación de golpear directamente al restaurante Graf Zeppelin no es sólo por tildarlos de kirchneristas.

Marcha para el 2 de enero para "bancar al aeropuerto de El Palomar" que casualmente se organiza frente al restaurante de la operación montada por Wiñazki

En ese lugar se estaría organizando un "escrache" por la supuesta acción discriminativa a Wiñazki y para protestar por el cierre del vecino aeropuerto de "El Palomar", que durante el macrismo fue llevado al status de "Internacional" y desde donde operaban las empresas "Low Cost" tan ligadas al gobierno anterior.

Si bien los habitantes de la zona se vieron mayoritariamente felices por el cierre de ese aeropuerto, muchos intereses fueron afectados y necesitaban un catalizador que haga visible nuevamente su enojo.

Un usuario de Twitter convoca a la marcha por el aeropuerto de El Palomar y pone como referencia para juntarse el restaurante de la "operación Wiñazki"

SE CREEN SUPERIORES  JxC lanzó una "plataforma política" que propone que no se permita votar a quienes cobren planes

Quizás Wiñazki haya podido darles una mano contando amañadamente un hecho de su vida privada con "algunas licencias de guionista". La operación restaurante estaba lista y concluída.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Belenenses SAD

Detectan en Portugal 13 futbolistas infectados con la nueva cepa Ómicron, jugaban contra el Benfica

Trece casos de la nueva variante del coronavirus Ómicron fueron detectados en Portugal en las muestras de jugadores del club de fútbol Belenenses SAD, informa este lunes el Departamento de enfermedades infecciosas del Instituto Nacional de Salud Doctor Ricardo Jorge