justicia adicta

Causa de las fotocopias: el único empresario que está preso es porque se negó a acusar a CFK

En medio del agravamiento de la crisis socioeconómica desatada por las medidas decididas por el Fondo Monetario Internacional e implementadas por el gobierno de Mauricio Macri, flaquea la denominada causa de los cuadernos, utilizada por el oficialismo para distraer la atención de la sociedad y, a la vez, atacar al kirchnerismo, principal sector opositor del país.

Causa de las fotocopias: el único empresario que está preso es porque se negó a acusar a CFK

Miercoles 17 de abril de 2019 | 09:31

(Por Sergio Villone) Además de conocerse el revocamiento del procesamiento del dueño de Techint, Paolo Rocca -que se había quejado de que no podía viajar a Estados Unidos-, un grupo de abogados criticó y pidió auditar el polémico mecanismo del “arrepentido”, justo cuando hasta una ex abogada de Leonardo Fariña confirmó que el ex valijero fue guionado por el actual ministro de Justicia Germán Garavano y actuales funcionarias macristas y periodistas antikirchneristas.

La causa que se inició con unos escritos de Oscar Centeno -ex chofer del detenido ex funcionario K Roberto Baratta- llegó a tener más de 30 encarcelados, entre ex funcionarios y empresarios de renombre, pero al menos 20 de ellos ya fueron puestos en libertad, mientras Centeno, el lunes, llevó 9 hojas con nuevos recuerdos que escribió en los últimos días a medida que va recordando, según aseveró.

Hoy hay catorce imputados y procesados en calidad de “arrepentidos”, de los cuales sólo dos están presos: Víctor Manzanares, ex contador de la familia Kirchner, y José López, ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo.

Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri y ex dueño de Iecsa, también era “arrepentido”. Admitió que hizo “aportes a las campañas de 2013 y 2015 del Frente para la Victoria”. Y aseguró que su ex CEO, Javier Sánchez Caballero, pagaba coimas por órdenes suyas. Siempre estuvo libre, y esta semana, el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi dictó su falta de mérito.

La última excarcelación fue la de José María Olazagasti, ex secretario del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, quien continúa detenido procesado por esta causa y otras.

En la actualidad, además, hay en total 12 personas que permanecen en prisión. Entre ellas, el único empresario es el cordobés Gerardo Ferreyra, vicepresidente de Electroingeniería, quien viene insistiendo infructuosamente con obtener el beneficio de la prisión domiciliaria.

Ferreyra rechazó la idea de convertirse en arrepentido, a diferencia de otros hombres de negocios, porque –dijo– no tiene delitos para reconocer. Por su prisión preventiva no revocada, la familia del cordobés le inició una causa al juez Claudio Bonadio y al fiscal Stornelli por privación ilegítima de la libertad.

“Ferreyra relató que a él le han denegado la excarcelación porque se negó a hablar en contra de los denominados ‘mugrientos’, la expresión que empleó el fiscal Stornelli en referencia a Néstor y a Cristina Fernández de Kirchner”, denunció Eduardo Barcesat, abogado del dueño de Electroingeniería.

Agregó que Ferreyra reiteró ante el juez que “no va a cometer falsedad alguna” para conseguir su libertad, y que “personalmente le es absolutamente inviable tomar una postura de falsía como demandaba el ministerio público (Stornelli) para, en su caso, opinar a favor de la excarcelación. Es decir, una extorsión”.

Además, recordó que Electroingeniería, junto a un consorcio chino, “ganó las licitaciones públicas de las dos mayores obras hidroeléctricas de Santa Cruz, cotizando 800 millones de dólares menos que la empresa ligada al grupo Macri, como Iecsa” y que aún hoy quieren “desplazar a esa UTE para hacerse de las obras públicas”.

La instrucción de la congelada causa está a cargo del juez Bonadio y de los fiscales Carlos Stornelli y Carlos Rívolo. Stornelli fue denunciado por un empresario agropecuario por presunto espionaje ilegal y extorsiones en una asociación ilícita con el falso abogado ya detenido Marcelo D’Alessio y funcionarios y periodistas anti K.

Por ello, Baratta recusó al fiscal y ahora la Cámara Federal porteña debe definir en los próximos diez días si Stornelli continúa en la causa o es apartado.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
miserables palabras

Concejal de cambiemos en Morón cargó contra los trabajadores públicos que se arriesgan en plena pandemia

La sesión del Concejo Deliberante de Morón (HCD) vivió un momento inusual cuando el concejal de Juntos por el Cambio, Leandro Ugartemendia, no se solidarizó con los trabajadores públicos. El lamentable comentario le valió las críticas veladas de sus pares.

HOY
informe del IPYPP

"Terminemos con la rebelión fiscal de los ricos"

(Por Claudio Lozano, Ana Rameri y Javier Rameri)* Un informe del IPYPP desmenuza el proyecto que establece un "aporte solidario" de las grandes fortunas para afrontar la pandemia. Luces, sombras y debate pendiente.