SENADO

La reforma del impuesto a las Ganancias ya es ley

El Senado de la Nación aprobó por una amplia mayoría la reforma del impuesto a las Ganancias, con 38 votos a favor y 27 en contra. La iniciativa, impulsada por el oficialismo y presidida por Cristina Fernández de Kirchner, establece que a partir de 2024 solo pagarán el gravamen aquellos trabajadores que perciban ingresos superiores a 15 salarios mínimos, eliminando la cuarta categoría. El proyecto representa un hito en la política fiscal del país, enfocado en fortalecer el poder adquisitivo de los trabajadores y marca un importante paso hacia la justicia social.

La reforma del impuesto a las Ganancias ya es ley

Redacción EnOrsai // Viernes 29 de septiembre de 2023 | 06:19

El Senado de la Nación, con la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, aprobó la reforma del impuesto a las Ganancias con una votación de 38 votos afirmativos y 27 negativos. El proyecto, remitido por Sergio Massa, establece que a partir de 2024 solo estarán sujetos al gravamen aquellos contribuyentes que perciban ingresos superiores a 15 salarios mínimos, lo cual implica la eliminación de la cuarta categoría y exime a un amplio espectro de trabajadores de este tributo.

La jornada legislativa se inició a las 14 horas y transcurrió sin incidentes destacables. Con la asistencia de 38 senadores, el Frente de Todos logró iniciar la sesión, poniendo fin a un período de inactividad legislativa de más de cinco meses. El quórum se alcanzó gracias a negociaciones lideradas por José Mayans, jefe de la bancada oficialista, quien obtuvo el apoyo de diversos senadores, incluidos cuatro peronistas díscolos de Unidad Federal y tres aliados habituales. Este esfuerzo permitió dar curso a la discusión y votación de un tema de crucial importancia para el sistema impositivo del país.

 

 

La aprobación de la reforma supuso un hito en la agenda política, otorgando al ministro de Economía una importante victoria de cara a las elecciones de octubre. Bajo la premisa de "el salario no es ganancia", el proyecto marcó un punto de inflexión en la política fiscal del país y reflejó el compromiso del oficialismo con la mejora del poder adquisitivo de los trabajadores.

El debate en torno al proyecto se desarrolló en dos etapas. En la primera, los discursos fueron mayoritariamente mesurados. El argumento central de la oposición, encabezada por Víctor Zimmermann, se centró en el impacto fiscal que tendría la medida, estimando una pérdida de recaudación considerable para las provincias. Se abordaron también aspectos vinculados al impacto en el Presupuesto y la inflación, así como la viabilidad de implementar la reforma sin afectar el equilibrio fiscal.

 

 

Los senadores de Juntos por el Cambio, cuestionados por su cambio de postura respecto a la eliminación de la cuarta categoría, plantearon dos objeciones principales: el costo fiscal y el carácter electoralista de la reforma. Martín Lousteau, por su parte, señaló la falta de contemplación de la medida en el Presupuesto, resaltando sus posibles implicancias en el déficit y la inflación. Este intercambio de argumentos reflejó la profundidad del debate y la diversidad de perspectivas en torno a la iniciativa.

La aprobación del proyecto recibió el respaldo de Alberto Weretilneck, quien destacó el carácter histórico de la medida en términos de derechos laborales. Weretilneck celebró el fin de un impuesto que gravaba los salarios de los trabajadores, especialmente aquellos de ingresos más modestos, y subrayó la importancia de este avance para la justicia social en el país.

 

 

En el cierre del debate, José Mayans enfatizó la importancia de la justicia social como pilar fundamental para la paz social y la dignidad humana. El Senado, en ese momento ya colmado de dirigentes sindicales, culminó el proceso con la aprobación del proyecto. La jornada concluyó con celebraciones en los palcos y la entonación de la marcha peronista, reflejando la relevancia política y social de la medida adoptada y subrayando el impacto que tendrá en la economía y la calidad de vida de los trabajadores en el futuro inmediato.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
El Contrato Secreto

El convenio entre Montenegro y Flybondi que despilfarra la plata de los contribuyentes marplatenses

Revelaciones increíbles sobre los subsidios que recibe la empresa Flybondi. Se reveló un tremendo despilfarro en la ciudad de Mar del Plata. El Concejo Deliberante del municipio exige explicaciones al intendente Montenegro por un convenio polémico. El bloque de concejales de Unión por la Patria cuestiona el uso de fondos públicos para beneficiar a la aerolínea de bajo costo, mientras aumentan los costos locales.