CAMPO - ECONOMÍA

¿Qué debe aprender Argentina tras la sequía que jaqueó a su máquina de dólares?

La sequía que afectó a Argentina en los últimos meses se cobrará al menos 3 puntos del PBI del país en 2023, estiman los productores. En diálogo con Sputnik, el ecólogo argentino Juan José Neiff explicó las causas del fenómeno y aseguró que tanto productores como gobiernos deberán saber adaptarse para evitar pérdidas más cuantiosas en el futuro

Sequía

Sequía


Viernes 12 de mayo de 2023 | 07:47

Las estimaciones de los productores rurales y del propio Gobierno argentino dan cuenta de la catástrofe: la sequía que se extiende desde hace meses ya le costó al país entre 15.000 y 18.000 millones de dólares.

A comienzos de mayo, el propio ministro de Economía, Sergio Massa, tasó en esa millonaria cifra las pérdidas en exportaciones que se darán solamente en 2023, ya que mientras se esperaba que ingresaran 42.000 millones de dólares por exportaciones agropecuarias, solamente entrarán al país entre 24.000 millones y 27.000 millones.

Un informe de marzo de 2023 de la Bolsa de Cereales de Rosario expresaba el dramatismo con el que los productores argentinos sufren una cadena de fenómenos climáticos adversos: "No hay palabras para describir el impacto que ha tenido una campaña marcada por todos los récords históricos de tiempo: déficit de lluvias por tercer año consecutivo en el verano, olas de calor persistentes hasta entrado el mes de marzo y heladas agronómicas tan tarde como octubre en 2022 y tan temprano como febrero en 2023".

En efecto, una situación compleja que Argentina, conocida en el pasado como "el granero del mundo", vive desde hace años terminó de agravarse en los últimos seis meses tanto para los ganaderos como para los productores de soja, trigo y maíz, los tres principales granos exportados por el país. A eso, la institución sumaba las pérdidas indirectas en fletes, labores y servicios financieros y advertía que, en marzo, "la sequía ya se había cobrado 3 puntos del PBI argentino estimado para el año 2023".

En diálogo con Sputnik, el ecólogo argentino Juan José Neiff explicó que la sequía que sufre Argentina "comenzó en abril o mayo del año 2019" y se extendió, al menos, hasta febrero de 2023. "Es una sequía que no se ha dado al menos en 200 años", señaló el especialista.

El experto recordó que en la Cuenca del Plata, la zona del Cono Sur delimitada por los ríos Paraguay, Paraná y Uruguay, las sequías se producen como consecuencia de lo que se conoce como fenómeno de La Niña, cuando "el Sol entrega menos energía, calienta menos los mares, hay menor evaporación, menos humedad en los vientos y, por tanto, menos lluvias".

Neiff explicó que La Niña y el Niño suelen alternarse durante el año, generando épocas más lluviosas y épocas más secas en el sur de Sudamérica. El ecólogo indicó que la diferencia que explica la situación actual es que "La Niña, que habitualmente dura entre cuatro y nueve meses, esta vez duró tres años".

Para el especialista, los efectos que una sequía de estas características difieren en los sistemas "naturales" y en los "sociales". Es que, mientras las pasturas, los bosques y humedales tienen la capacidad de regenerarse y adaptarse a eventos catastróficos, los sistemas sociales como las poblaciones o los sistemas productivos suelen ser menos adaptables y padecen "pasivos ambientales muy difíciles de recuperar".

"Si un ganadero tiene que vender su hacienda porque sus vacas se están muriendo y ahora no tiene posibilidades de comprarla nuevamente, durante un tiempo le va a costar mucho reponerla", ejemplificó.

También señaló que las plantaciones de pinos y eucaliptos para la industria forestal que se hicieron sobre lo que anteriormente eran pasturas y que ahora se secaron demorarán "doce o quince años" en volver a crecer.

A pesar de la duración inusual de esta sequía, Neiff consideró que este tipo de fenómeno continuará dándose con "la misma frecuencia que han tenido hasta hoy". De todos modos, remarcó la necesidad de que la actividad humana pueda prepararse para superar de mejor manera eventos extremos de esta naturaleza.

"Si uno tiene un coche, debe pensar que en algún momento puede tener un siniestro y, aunque no lo tenga, procura tener un seguro. Con los problemas ambientales hay que seguir la misma estrategia: si sé que en algún momento voy a tener inundaciones o sequías, debo tomas las previsiones", ilustró.

En ese sentido, Neiff opinó que los sistemas productivos deben dejar de ser tan "rígidos" y aprender a ser un poco más "elásticos" como los naturales. "En la provincia de Corrientes (noreste) hubo una pérdida de entre el 30% y el 40% de la producción de arroz porque la gente no supo dimensionar que tenía que plantar menos debido a que estaba en sequía", advirtió.

Por eso, para el especialista es necesario que existan subsidios adecuados por parte del Estado para ayudar a los productores a recuperarse de los efectos de una sequía, algo vital para el sector agropecuario, generador del 80% de las divisas que ingresan a la economía nacional. Pero, además, Neiff consideró que los productores también modificar sus comportamientos para adaptarse y prevenir pérdidas ante situaciones adversas.

"¿El sistema productivo se va a recuperar? Sí, se va a recuperar, pero será con mucho sacrificio de mucha gente", sintetizó.

Fuente: sputniknews.lat

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
DESCONEXIÓN

La celebración de Milei en "la fiesta" de la crisis junto a ceos millonarios en el Llao Llao

En un encuentro privado en el Hotel Llao Llao, el presidente Milei se jacta de los ajustes y la crisis junto a CEOs millonarios, mientras afuera se protesta por la situación social. La polémica crece tras declaraciones polémicas y el contraste entre el lujo y la realidad…

HOY
EDUCACIÓN EN PELIGRO

Daniel Filmus: "Lo peor que nos puede pasar es tener que cerrar la Universidad"

El ex Ministro de Educación, Daniel Filmus, señala al gobierno de promover un abandono estatal de la educación universitaria y de adoptar una postura contraria a la educación pública, en una entrevista con Andrea Recúpero en AM530, Somos Radio.