PRIMERA DAMA PRO

Maltratos en el taller que trabaja para Juliana Awada

Trabajadores de Elemento, taller que trabaja para Cheeky, de la esposa de Macri, denunciaron en el Ministerio de Trabajo despidos sin causa, persecución sindical, maltratos y falta de atención médica.

Maltratos en el taller que trabaja para Juliana Awada

Redacción En Orsai // Jueves 03 de octubre de 2013 | 11:50

Las condiciones de trabajo incluyen maltratos y discriminación, porque en su mayoría somos inmigrantes

 

PRIMERA DAMA
Denuncian persecusión y maltrato en los talleres de Juliana Awada
Los trabajadores de Elemento, un taller que trabaja para marcas como Cheeky, de la empresaria Juliana Awada, esposa de Mauricio
Macri, realizaron una denuncia ante el Ministerio de Trabajo por despidos injustificados, discriminación, persecución sindical, maltratos y falta de atención médica.
Según relatan en la denuncia, luego de que una trabajadora llamada Marina Bobarín se prendiera fuego a sí misma adentro de la fábrica ubicada en Pompeya, empezaron a organizarse gremialmente.
El caso de Bobarín ocurrió el 29 de julio pasado en medio de una fuerte discusión con los gerentes de Recursos Humanos, Gabriela Patella y Gustavo García. En ese marco de “presiones y aprietes”, según narran los trabajadores del taller, Bobarín se produjo quemaduras gravísimas que la mantienen aún internada.
A partir de ese episodio, los trabajadores de elemento, que centralmente produce medias para Cheeky y otras marcas, decidieron elegir representantes por sector, porque no tenían presencia sindical, tal como sí ocurre en otros talleres textiles.
De hecho, así lograron hacer valer algunos derechos laborales, principalmente vinculados a la salud en el ámbito de trabajo.
Sin embargo, un mes más tarde, la empresa despidió a los trabajadores María Ugarte y Eduardo Toro, quienes habían protagonizado la solidaridad con Bobarín y los posteriores reclamos sindicales.
“Las condiciones de trabajo incluyen maltratos y discriminación, porque en su mayoría somos inmigrantes, hasta falta de atención médica donde hay casos de pérdidas de embarazo”, exponen los trabajadores del taller que trabaja para la esposa del alcalde porteño.
Y citan que María Ugarte, una de las despedidas, sufrió la pérdida de su embarazo por los maltratos generados en Elemento.
En el ámbito de los talleres textiles que trabajan para las grandes marcas ya es una constante las denuncias por abusos y persecución sindical. Y Cheeky es una de las empresas más nombradas a la hora de las denuncias.

Según relatan en la denuncia, luego de que una trabajadora llamada Marina Bobarín se prendiera fuego a sí misma adentro de la fábrica ubicada en Pompeya, empezaron a organizarse gremialmente.


El caso de Bobarín ocurrió el 29 de julio pasado en medio de una fuerte discusión con los gerentes de Recursos Humanos, Gabriela Patella y Gustavo García.

 

En ese marco de “presiones y aprietes”, según narran los trabajadores del taller, Bobarín se produjo quemaduras gravísimas que la mantienen aún internada.

 

A partir de ese episodio, los trabajadores de Elemento, que centralmente produce medias para Cheeky y otras marcas, decidieron elegir representantes por sector, porque no tenían presencia sindical, tal como sí ocurre en otros talleres textiles.


De hecho, así lograron hacer valer algunos derechos laborales, principalmente vinculados a la salud en el ámbito de trabajo. 
Sin embargo, un mes más tarde, la empresa despidió a los trabajadores María Ugarte y Eduardo Toro, quienes habían protagonizado la solidaridad con Bobarín y los posteriores reclamos sindicales.

 

“Las condiciones de trabajo incluyen maltratos y discriminación, porque en su mayoría somos inmigrantes, hasta falta de atención médica donde hay casos de pérdidas de embarazo”, exponen los trabajadores del taller que trabaja para la esposa del alcalde porteño.

 

Y citan que María Ugarte, una de las despedidas, sufrió la pérdida de su embarazo por los maltratos generados en Elemento.

 

En el ámbito de los talleres textiles que trabajan para las grandes marcas ya es una constante las denuncias por abusos y persecución sindical. Y Cheeky es una de las empresas más nombradas a la hora de las denuncias.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Colapso en CABA

El sistema de salud porteño, en crisis: el 95% de camas de terapia están ocupadas

La escalada de la segunda ola de coronavirus puso en tensión a centros de la ciudad de Buenos Aires, especialmente al sector privado, lo que según especiaslistas configura una situación "crítica" y de "saturación"

HOY
datos, no opinión

Larreta recortó casi 870 millones de pesos en obras escolares en los últimos 5 meses

A pesar de su preocupación por el pase de las clases a la virtualidad, el Jefe de Gobierno porteño recortó casi 870 millones de pesos tanto en obras escolares como en informática durante los últimos cinco meses