500 DÍAS PRÓFUGO

EXCLUSIVO: Pepín, la Matrix, Clarín, Martínez de Hoz y La Rosadita

Los nexos del prófugo macrista Fabián «Pepín» Rodríguez Simón, arquitecto del andamiaje cambiemita, se enlazan con lo más profundo de la corrupción histórica argentina.

EXCLUSIVO: Pepín, la Matrix, Clarín, Martínez de Hoz y La Rosadita

noticiaslainsuperable.com.ar // Viernes 22 de abril de 2022 | 18:26

(Por Guillermo Carlos Delgado Jordan) A quinientos días de que el operador judicial macrista Fabián «Pepín» Rodríguez Simón se burlara por ¿última? vez de la Justicia argentina, bueno es hacer un pormenorizado análisis de este personaje del que nadie en su «ex» entorno parece hacerse cargo. Si bien para muchos su nombre pudo haber sonado extraño a la hora en que la jueza Servini lo señaló con el dedo, su pasado (propio y familiar) es frondoso. Y, a la hora de entender su actual impunidad, esclarecedor.

La Fuga

Dicen los que saben que corría la tarde del martes 13 de agosto de 2019, y tras la apuballante derrota en las PASO, dos rostros serios, demasiado, exponían su semblante en una mesa de La Biela. Uno era el del entonces jefe de asesores presidenciales y amigo de la infancia de Macri, José Torello. El otro, su amigo y armador del andamiaje judicial que supo cuidar las espaldas de Mauricio, Fabián Jorge Rodríguez Simón, más conocido por “Pepín”, apodo que se ganó en sus épocas del Colegio Champagnat.

Allí, revolviendo un cortado, y con el resultado eleccionario puesto, se lo escuchó murmurar: ¡Qué mal esto del peronismo! Podemos ir todos presos”.

Y por primera vez sintió que se le podía derrumbar el castillo.

Meses después, conocedor de lo maleable de la arcilla que moldea al poder judicial, se refugia del otro lado del Riachuelo afirmando que, si volviera a la Argentina, sería «privado indebidamente de mi libertad, con peligro para mi seguridad personal en el marco de causas judiciales amañadas«. Y es que su temor, infundado en accionar del actual ejecutivo pero no por eso menos real para «Pepín», se basa en pensar que “los otros”, los peronistas como los agrupa, pueden actuar como lo hizo él, desde las sombras. Y, por qué no, con desparpajo, como el que supo aplicar durante la para él, “primavera” macrista.

La Matrix

En el oscuro año 76 egresó del colegio. Entre ese momento y 2016, en que una “del palo”, la verborrágica Lilita Carrió afirmara en el programa de Mirtha Legrand, “Garavano no existe; la Justicia la manejan Angelici y los pepines” pasaron 40 años; que para el tango pueden parecerse a nada, pero no para “el arquitecto”, aquel que supo, cual el personaje, diseñar y poner en funcionamiento a la Matrix sobre la cual se asentó (y se asienta) Cambiemos. Un mundo que se vende como de republicanismo ideal y termina siendo una farsa basada solo en la creencia carente de análisis de quienes la sustentan.

Su primera estocada, la que sacudió todo y anunció “lo que vendría” (y cómo vendría), fue sin dudas ser el mentor del nombramiento de dos jueces en la Corte Suprema por decreto: Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, el primero de ellos, amigo de las épocas en que “Pepín” movía papeles para Clarín (y luego extirpando para “el grupo” a la Ley de Medios).

 

 

 

 

 

 

El segundo, Rosatti, tan funcional ahora al momento de mantener impoluta a la In-Justicia, gracias a sus sucesivos autonombramientos presidenciales: Primero en la Corte Suprema, luego en el Consejo de la Magistratura.

Oscuro funcionario

En 2015, «Pepín» secundó a Mariana Zuvic en la lista a Parlamentarios del Mercosur. Pero para 2019 ya era demasiado conocido y, a pesar de rogar por fueros, todos lo dejaron de lado. Gracias a Carrió su nombre era piantavotos. En el proceso, se coló como Director de YPF.

Su primer nombramiento en el Estado fue en 2008, cuando el entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, lo designó a través del Decreto 1232/2008 como Administrador del Organismo Fuera de Nivel Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), de resiente creación. “Pepín” la convirtió prácticamente en un organismo parapolicial que se encargaba de apalear a gente en situación de calle.

«Bajo las órdenes de «Pepín», los patovicas de la UCEP se encargaban de patrullar la ciudad por las medianoches y durante la madrugada rastreando «personas sin techo» por plazas, calles, bocas de subte, bajo autopistas y entradas de edificios públicos. Cuando los localizaban, los despojaban de sus bienes y les propinaban salvajes golpizas para desalojarlos. En esos procedimientos, los barrabrava macristas iban acompañados por un camión compactador donde arrojaban las pertenencias y hasta los DNI de los indigentes. Por 17 de esos operativos violentos, Macri, Piccardo, Rodríguez Simón y otros 14 funcionarios fueron denunciados penalmente”, relataba una nota de Ámbito. Justicia «a la Pepín» mediante, todo quedaría en la nada.

Luego, junto a Macri, más por fuera que por dentro, recorrió el camino a la Rosada, asesorándolo paso a paso. Y también cuando éste se sentó en el Sillón de Rivadavia. Y le enseñó que, en la vida (en la de ellos) lo primero es uno mismo. Fue así como tras el escándalo de las offshore “Pepín” trabajo en el armado de la causa que tejió el presidente contra su propio padre, don Franco, echándole toda la basura encima a su progenitor.

Con el tema de la deuda de los Macri por Correo Argentino, fue «Pepín» quien instruyó directamente a Juan Manuel Mocoroa sobre como debía ser el acuerdo que, finalmente, voló por el aire. Por otro lado, como abogado del Grupo Clarín, planteó muchas cautelares contra la constitucionalidad de la ley de medios audiovisuales.

Otro de “sus grandes logros” fue el entretijido de la ofensiva judicial para acusar a los dueños de C5N: Cristóbal López y Fabián De Sousa. Casi personalmente, él le puso cerrojo a sus celdas.

Helena

En el medio de su carrera en el poder, «Pepín» conoció a su mujer, una querida amiga de Juliana Awada: Helena Estrada. Fiel al estilo, Helena también hizo carrera en Cambiemos. En 2016 se desempeñó como Asesora en la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa, y en 2018 fue designada por Marcos Peña y el entonces ministro Cabrera como Directora del Centro de Desarrollo Económico de la Mujer (CEDEM).

También integró la lista que llevó a Esteban Bullrich al Senado.

Dictadura

Helena es la hija de Alejandro Manuel Estrada, Secretario de Estado de Comercio y Negociaciones Económicas Internacionales durante la gestión de José Martínez de Hoz en la última Dictadura, recordado, según nos cuenta Norberto Galasso en su libro “De la banca Baring al FMI: historia de la deuda externa argentina” por acuñar en ese entonces una de las tantas frases famosas de la economía nacional: “es lo mismo producir caramelos que acero”.

Alejandro Estrada conforma ese selecto grupo de PROhombres que, a pesar de haber hundido al país desde la gestión, mantienen la impunidad como para pretender darnos las recetas de qué es lo que debe hacerse para sacar al país a flote.

 

 

 

 

 

 

Clarín

Ya en democracia, Alejandro Manuel Estrada fue el Presidente del Banco Privado de Inversiones, del que también formó parte su hijo (hermano de Helena), Alejandro Carlos Estrada, y que por 2006 se asociaron en el control del Banco con Fintech Advisory, un fondo radicado en Delaware del empresario mexicano David Martínez(dueño de Telecom). El banco, luego fue adquirido en 2010 por el Banco Macro de Jorge Brito en medio de una denuncia de la UIF al Banco Privado de Inversiones (BPI) por supuestas “operaciones sospechosas”.

Por su lado, Fintech se asociará con Clarín en Cablevisión. También en 2006El Grupo Clarín pasó a controlar el 60 por ciento del total del capital accionario de la operadora de televisión por cable CableVisión, se informó hoy en la Bolsa de Comercio porteña. Tras el cambio accionario, el 60 por ciento del total del capital quedó en manos del Grupo Clarín en forma directa a través de VLG Argentina y Southel Argentina, y el 40 por ciento restante de Fintech Media LLC, a través de VLG Argentina”. En 2014, en medio de las exigencias de adecuación a la Ley de Medios, David Martínez anunció la venta de su paquete accionario en Cablevisión. ¿Quién sería el adquiriente? Alejandro Carlos Estrada, el hermano de Helena (fallecido a mediados de 2018).

Retomando la denuncia de la UIF en 2010, tal cual explica Horacio Verbitsky en un articulo en Página 12, según la fiscal de Cámara Alejandra Gils Carbó, en la colocación de las acciones del Grupo, Clarín y Fintech crearon “una burbuja financiera”, mediante la oferta de “títulos sobrevaluados, engañando al mercado, sin respaldo genuino, que al poco tiempo cayeron hasta casi un 10 por ciento de su valor en perjuicio de las AFJP, merced a la actuación de operadores que cobraron gruesas comisiones para entregar los aportes de nuestros jubilados”. En 2002 varias cuentas del Banco Privado de Inversiones y las tarjetas de crédito sobre ellas se usaron para movilizar las sumas defraudadas a sus aportantes por la AFJP Siembra y la sociedad de bolsa Rabello. Entre 2004 y 2009 intentó varios aportes irrevocables de capital por 10 millones de pesos y por 9,8 millones de dólares, que el Banco Central rechazó porque el origen de los fondos era sospechoso: la venta a Fintech de campos y propiedades que no justificaban ese valor, sin la documentación necesaria y con aparentes sobreprecios, una inversión de Fintech, otra de “Privado LP”, del mexicano residente en Gran Bretaña David Martínez y su socio Julio Herrera, constituido en Delaware en el mismo domicilio que Fintech y con el mismo capital aportado al Banco Privado. Según el Banco Central se trataba de aportes encadenados entre las mismas personas físicas bajo denominaciones distintas para hacer “circular la misma cantidad de activos entre diferentes manos”. El Banco Central había resuelto denunciar esta operación y constituirse en querellante, pero la resolución quedó demorada por presión de su ex presidente, Martín Redrado, socio de Estrada en la Fundación Invertir Argentina.

Finalmente, el 12 de junio de 2015 el Banco Central, con la firma de Germán Feldman, dicta la Resolución N.º 527 por la cual sanciona, entre otros, a Alejandro Manuel Estrada y a Alejandro Carlos Estrada con 2.000.000 de pesos a cada uno. Para esa fecha, ambos, ya eran miembros de la Comisión Directiva de Cablevisión, la empresa del Grupo Clarín que se asoció con Telecóm (del mencionado David Martínez) hace unos meses con la anuencia del ENACOM, convirtiéndose así en Cablevisión Holding (CVH), la mayor empresa de telecomunicaciones del país.

Como puede leerse en la Resolución, socio de los anteriores y también multado es un tal Jorge Norberto Cerrota, quien fuera directivo de la financiera SGI, mas conocida como “La Rosadita”, y acusado de ser uno de los nexos entre el escándalo sobre presunto lavado de dinero que involucra al empresario Lázaro Báez, y la provincia Tierra del Fuego, dado que fue gerente general, director y presidente del Banco de dicha provincia.

En febrero de 2021, Cerrota fue condenado a la pena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso, al ser considerado partícipe secundario del delito de lavado de activos por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4.

El otro socio del suegro y cuñado de «Pepín» que figura en la Resolución, Eduardo Guillermo Castro, recibió en la misma causa y en la misma fecha, una condena a 5 años de prisión.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
INVESTIGACIÓN

Una agente de inteligencia de la PFA infiltrada en Madres de Plaza de Mayo involucrada en los secuestros de tres Madres fundadoras

Su verdadera identidad no fue divulgada para "no entorpecer investigaciones judiciales" que analizan si estuvo involucrada en los secuestros de tres Madres fundadoras y de las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet en la Iglesia de la Santa Cruz. En 2013 ya había sido denunciada por Nilda Garré.