Increíble

Larreta despide trabajadores de la salud en el peor momento de la pandemia

En pleno pico de contagios de coronavirus, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires echó al menos a 30 médicos, psicólogos y enfermeros que se desempeñaban en el centro de aislamiento de Costa Salguero.

Larreta despide trabajadores de la salud en el peor momento de la pandemia

Por AM 750 // Martes 28 de julio de 2020 | 10:00

Las autoridades del gobierno porteño justificaron los despidos con la falta de pacientes para que estos profesionales atendieran.

“El día 7 de julio me llega una llamada de whatsapp informándome que no me tenía que presentar más a mi puesto de trabajo porque el gobierno porteño había realizado una reducción de personal” dijo Marlene, ex promotora de salud del centro de aislamiento.

“Hasta el día de hoy no tenemos liquidación final. No nos dieron explicaciones de por qué nos despidieron cuando sabemos que todavía hay pacientes que están ingresando” agregó la trabajadora despedida. “Somos un grupo grande el que fuimos despedidos. Hay compañeros a los que todavía no les llegó su telegrama de despido” advirtió.

Por su parte Sergio, psicólogo despedido por el gobierno porteño, denunció que en el pabellón del centro de aislamiento donde trabajaba empezaron a recibir menos personas en las últimas semanas. “Nos generó sorpresas porque sabíamos que estamos atravesando un pico alto de la pandemia” indicó.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Modelo milei

La industria pyme se derrumba sin control: en abril cayó un 18,3%

Es la más profunda de los últimos 3 meses, según los relevamientos de CAME. Con ese resultado, el primer cuatrimestre del año cierra con una merma de 19% en comparación con el mismo período de 2023. La más afectada fue la industria papelera.

HOY
¿HAY O NO HAY?

Un derroche injustificable: Milei y su costoso viaje a España

El presidente Javier Milei en un polémico viaje a Madrid financiado con recursos del Estado, en medio de un ajuste económico brutal, para participar en eventos de la ultraderecha europea sin actividad oficial significativa.