"como leones"

Carta a Cristina Pérez y Rodolfo Barili

"Durante el transcurso de esta cuarentena, cada uno hace cosas que había olvidado hacerlas o tal vez las hacía cada tanto. La pandemia transformó la vida de millones y nos fue moldeando nuevamente. La circunstancia de haber nacido para vivir esta época no fue elegida por nosotros. Estuvimos y estamos porque así lo quiso el destino. Luchamos por mantenernos sanos aunque tengamos que ir a trabajar. Todo lo que hacemos es por la familia, por el amigo y hasta por el resto de la sociedad.

Carta a Cristina Pérez y Rodolfo Barili

Sábado 30 de mayo de 2020 | 14:16

Muchos piensan o se diferencian de esta postura. No los culpo, porque tal vez les tocó vivir la misma etapa pero con diferentes matices. A veces me preguntan ¿qué me lleva a escribir? y les respondo con la simpleza que me nace: "Por escuchar o ver cosas que dan para pensar". Al respecto, hace unos días observé por parte de Cristina Pérez y Rodolfo Barili un cruce con el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni. Allí noté que son despiadados con aquellos que quieren serlo y sin embargo son benévolos con otros tantos. Cuando reciben una respuesta que los ofende o toca su dignidad van como leones a la presa, a la yugular. Más cuando una charla se torna light, de la misma manera es el trato para con el entrevistado.

De esa conversación surgieron mis propios interrogantes y mis propias conjeturas, que aclaro, tal vez no sean las acertadas. Pero claro, tal como soy, debo y me parece un deber expresarme al respecto.

Mi pensamiento me trasladó a esa villa, la Azul. Realicé una línea de tiempo y monté una escenografía en donde convergieran destinos y sueños. Muchos de ellos malogrados.

Pero antes de continuar deseo aclarar que en muchos aspectos estoy en desacuerdo con el ministro Berni y en otros merece mi apoyo. Tal como la defensa que realiza a favor de sus hombres y mujeres de la Policía de la provincia, como debe ser, y no esa defensa obsoleta y cerrada sino aquella que sabe diferenciar los errores de algunos de sus integrantes, permitiendo la entrada , eso sí, a todo lo que corresponde por las prerrogativas de la ley.

Volviendo al hilo del tema, las maneras que emiten opiniones los periodistas, deseo fervientemente que en un futuro sepan hacer las cosas de la misma manera frente a uno u otro gobernante. Esto lo digo por todos, incluso a los que integraron alguna vez 678.

El esquema periodístico es tal cual podemos observar dentro del espacio judicial. Según el gobierno es la resultante del actuar. Aún así, notamos que a muchos no se le cae la chapa de defensor de ciertos sectores políticos de nuestra Argentina.

Indudablemente existen dentro de cada uno la tendencia hacia una u otra ideología. Es natural, y no está mal, lo que sí está mal es no expresar su posición antes de asumir un rol preponderante como lo es el de ser comunicador social, para que uno pueda entender esa postura.

Es mi humilde entender que a los hechos acaecidos este fin de semana en la zona lindante entre Avellaneda y Quilmes demuestra lo que realmente sucede en la Argentina de hoy y que fue muy bien aclarado por los periodistas de Telefe, que esto no es de ahora sino que lleva décadas en lo que a problemáticas habitacionales se refiere.

Pongamos el ojo ahora en varios factores. Uno es que, durante un largo período, el Estado no tuvo la posibilidad de asistir a las personas que viven en zonas como estas. Desde el 2003 en adelante se trató por todos los medios lograr lenta o paulatinamente brindarle la posibilidad de que la gente que subsiste en barrios carenciados o villas miserias tengan el beneficio de una vivienda digna. Tal vez pocos recuerden que fue Cristina Fernández de Kirchner quien llevó a cabo una idea estratégica como la del Plan Procrear y que -dicho sea de paso- su sucesor, Mauricio Macri, desechó apenas asumió la presidencia. De hecho, podemos ver cuáles son las marcadas diferencias temporales y gubernamentales en un solo territorio, girando la cabeza. De un lado viviendas dignas y del otro la desigualdad total.

Ninguno de estos periodistas se animó a preguntar cuándo hicieron esos confortables duplex que vemos del lado de Avellaneda ni cómo se realizaron. Aun así, atacaron al gobierno, sin querer queriendo, de Scioli y de CFK. Achacándole los problemas actuales y de antes a todos los gobiernos (y no está mal que lo digan), pero la realidad indica que deben decir absolutamente todo. Ir al fondo de la cuestión si quieren meterse en ese tema.

Ir a fondo es sondear cuáles son los motivos que lleva a quienes residen allí y entender entonces que la desigualdad no es un invento argento, que sólo se ve en la tele como películas de Hollywood. Es algo palpable, algo que se siente o se vive en carne propia. Yo particularmente viví gran etapa de mi vida en barrios similares a éste y sé de las falencias, sé de la idiosincrasia de cada uno de sus habitantes.

¡Ah! Cómo me gustaría oirlos hablar de que el impuesto a las ganancias sirve para salvaguardar vidas como las que ahora visualizan, o que el tratamiento de la Ley del Impuesto a las fortunas va a servir para llevarle un bolsón de comida a los que menos tienen. Eso espero de ustedes, no así de los Leuco, los Lanata o de Susana Giménez. Ya sé que opinan y que sólo conocen de falencias por intermedio de sus mucamas o del jardinero.

Entender de una vez por todas que un tributo sirve para eso sería la punta del ovillo. Encontrarán menos dificultades sociales en el futuro. Los valores que pedimos para afuera deben ser marcados también para adentro.

Los derechos adquiridos no son porque sí, se lucharon por cada uno de ellos, hasta hubo muertes por sostener esas ideas. ¿O no se acuerdan de Santiago Maldonado, Sandra y Rubén, Fuentealba, Kosteki y Santillan? Nunca los oí a ninguno recordar el bombardeo a Plaza de Mayo, como tratando de borrar la historia de nuestro país. O tal vez quién fue el ideólogo de las explosiones de las bombas en la red de subterráneos.

Pareciera que sólo ven lo que quieren ver y dar a conocer una parte y no todo. Los derechos y la igualdad son hermanos, mellizos si se quiere. Donde existe una carencia debe prevalecer la igualdad y el nacimiento de un derecho.

Y sin lugar a dudas al informe le precede una investigación y a esa investigación los focos de las mismas. Debemos saber que si no vamos al fondo, no conoceremos jamás todo el campo, sino sólo parte él.

Bueno, ya son casi las 7 de la mañana y debo emprender el viaje que me lleva casi dos horas para llegar a mi trabajo. Está fresco, mi barrio en silencio. Mi gente sueña (con un futuro mejor); ayudemos a que esto suceda.

Que así sea".

Fuente

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
todo turbio

Primer informe de Boca sobre la gestión Angelici, que muestra varias irregularidades

Boca Juniors presentó esta noche para los medios y los socios el primer informe de una auditoria titulada "Así recibimos el club", que realizó la actual comisión directiva que preside Jorge Ameal sobre la gestión anterior que encabezó Daniel Angelici, donde se muestran…