corrupción en argentina

Aparecen nuevos aportantes truchos a Cambiemos y ya es un escándalo

Los responsables financieros de la campaña ya fueron imputados. Algunos de los nuevos casos corresponden a la campaña de 2015. Hay una orden estricta para funcionarios y legisladores de esquivar el tema en los medios.

Aparecen nuevos aportantes truchos a Cambiemos y ya es un escándalo

elpaisdigital.com.ar // Jueves 05 de julio de 2018 | 09:52

(Por: Maxi Pérez) El oficialismo boanerense sigue sin poder articular una respuesta ante el escándalo por los aportantes truchos que desnudó una investigación periodística, y mientras siguen apareciendo nuevos casos en varios distritos de la provincia, el Juez Sebastian Casanello imputó a Alfredo Gabriel Irigoin y Carla Silvia Chabán, los responsables financieros de la campaña 2017 por la posible comisión del delito de lavado de dinero y falsificación de documento público.

Lejos de aplacarse en la agenda mediática, el tema revive permanentemente por la aparición de nuevos y llamativos casos como el del concejal de Avellaneda, Daniel García, que integró el bloque de Cambiemos hasta mediados de 2017, para luego recalar en el peronismo de los Rodríguez Saá tras dar un portazo y denunciar penalmente a Gladys González, actual senadora nacional, por supuestos hechos de corrupción durante su intervención en el SOMU.

Según los registros, García figura como aportante de la campaña del oficialismo, es decir que le habría pagado parte de los gastos de campaña a la misma persona a la que, a esa altura, ya había denunciado en varias oportunidades. Además figura una prima del edil que, según sus propias declaraciones tampoco habría realizado ningún aporte.

Otro caso sorprendente es el de Ricardo Bayés, actual apoderado del Partido País, integrante del Frente 1País en las últimas elecciones y muy cercano al Frente Renovador de Sergio Massa, que figuraba con un aporte de $16.000 en los listados de aportantes de la campaña de 2015, lo que llevó a revisar también las declaraciones juradas anteriores.

Bayés relató que después de conocerse los primeros casos y solo por curiosidad se buscó él mismo en los dos registros a los que tenía acceso, correspondientes a las campañas de 2015 y 2017. "Si no hubiera sido apoderado de mi partido jamás me enteraba", alertó el dirigente platense, que reconoció haber tenido una cercanía con Cambiemos en la elección presidencial, "pero no al punto de hacer un aporte económico".

Como si fuera poco, desde el interior bonaerense también comenzaron a aparecer reclamos y sospechas de supuestos aportantes, que en muchos casos sufrieron de un abuso de confianza, terminaron como prestanombres sin saberlo, y hoy lo descubren por la difusión pública de los listados y de noticias referentes al tema. Además, desde los espacios de la oposición ya destinaron decenas de militantes a revisar los listados y corroborar que la información allí aportada sea verídica, por lo que el escándalo podría ser todavía mayor.

Fuentes del oficialismo admiten en off que en algunos distritos no hubo control sobre los nombres que se incluyeron en los listados para la Cámara Nacional Electoral, pero minimizaron los hechos al considerar que "puede ser que figura alguno que no era, pero es el dibujo que hacen todos los partidos. Lo importante es que quede claro que no se gastó plata de más y que los grandes aportantes todos existen".

Mientras tanto, a nivel político la orden para funcionarios y legisladores es esquivar el tema hasta que se salga de la agenda pública, incluso si eso significa bajar el perfil o un cambio importante en la estrategia comunicacional de algún dirigente. Lo importante es que el tema se agote en sí mismo, sin que el propio oficialismo lo potencie.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
LA OPOSICIÓN

Festejaron la proscripción a CFK como se festejó el bombardeo a la Plaza de Mayo

Muchas veces se dijo que son los nietos de la fusiladora, pero ahora quedó más evidenciado que nunca. En esta oportunidad, los dirigentes del PRO y los últimos vestigios de la UCR, festejaron en las redes sociales, de la misma manera que se hizo con el bombardeo a la plaza de Mayo. Un hecho histórico que significó la proscripción del peronismo por 18 años.