opinión

La unidad de los pueblos americanos es el grito de la libertad, Por Jorge Rachid

La unidad de los pueblos americanos es el grito de la libertad, Por Jorge Rachid

Jueves 13 de enero de 2022 | 09:55

Nunca debió dejar de ser lo que era, un desafío de construcción de los Estados Unidos Sudamericanos, una región de cultura común, lengua compartida excepto el portugués aunque latina, una procesión de fe religiosa anidada con sus propias costumbres e identidades americanas, una población de hoy casi 600 millones de habitantes con sueños compartidos, necesidades comunes y que fue agredido desde el inicio mismo de los tiempos con el objetivo de la fragmentación del Imperio Anglosajón en sus diferentes épocas: siglo XlX el inglés, XX y XXl el norteamericano, con múltiples (33) invasiones militares en Latinoamérica y dictaduras cívico militares con la Doctrina de la Seguridad Nacional. La misma excusa enarbolada ahora, cuando plantean que las vacunas chinas y rusas en la región “son un peligro para la seguridad de EEUU”

Esa balcanización de la América Profunda que describe Rodolfo Kush, no es producto sólo de un proceso de derrumbe político de las autoridades locales que se entregan a la sumisión, de debilidad patriótica y doctrinaria, sino del despliegue de una estrategia de dominación que no sólo se basa en lo económico y político, sino que intentan invadir el espacio cultural simbólico borrando identidades previas, incorporando nuevos lenguajes y costumbres que van diluyendo sus propias vivencias culturales devenidas de la historia. En nuestro tiempo estos conceptos están absolutamente presentes en la dinámica de los espacios de disputas actuales, entre modelos que algunos denominan grietas, pero que no son tales, ya que ésta siempre expresa dos lados de un mismo todo, sino que confronta la defensa del modelo soberano del país. frente al avasallamiento colonial de propios y extraños.

Es cuando se entiende la aparición sorpresiva del Grupo de Lima destinado a destruir el UNASUR, que ocurre durante la etapa del reposicionamiento de EEUU tras la derrota sufrida en Mar del Plata en 2005, cuando se le dijo NO AL ALCA, constituyendo la piedra basal de la segunda Independencia de la Patria Grande de la mano de Néstor, Chávez y Lula a los cuales se agregaron Lugo, Evo, Correa y Zelaya, constituyendo un bloqueo férreo en la defensa de los intereses regionales por más de 15 años. Era una afrenta al Imperio que no dudó en comprar voluntades dispuestas a traicionar sus propios mandatos y sus débiles convicciones políticas. Tanto Almagro en la OEA ex canciller de Mujica y Lenín Moreno discípulo de Correa en Ecuador, fueron los puntales cipayos del Imperio, en la avanzada de esa ofensiva que se expresó en nuestro país con la constitución del ejército entreguista y depredador de Cambiemos del macrismo anti nacional.

Sino no se explica ese período desde el abandono explícito a la reivindicación de las Islas Malvinas en nuestra puja por descolonizar, hasta la entrega de las reservas de oro a Inglaterra, el robo completo del crédito del FMI, los paraísos off shore del mandatario y sus funcionarios, la entrega de nuestros satélites soberanos, los recursos naturales ofrecidos como garantías y además de la creación de enemigos imaginarios como los pueblos originarios mapuches.

El diseño del enemigo colonizador perfecto, atado a los Fondos Buitres supranacionales que se hacen dueños de la economía, las finanzas y las políticas públicas, que además adquieren los medios hegemónicos que pasan a ser voceros de sus políticas coloniales, intentando disciplinar al pueblo hacia el sometimiento del ajuste permanente, la precariedad laboral, la pobreza como forma de vida y coartando las posibilidades de movilidad social del conjunto de las mayoría populares en nuestro país.

Eso se llama neoliberalismo que en lo estructural está vigente desde hace cinco décadas y ha logrado formatear al Estado Nacional en función de sus intereses, con un neocolonialismo emergente en lo político, con financiamiento internacional direccionado a ese objetivo.

No es nuevo como expresamos, en el siglo XlX en especial la Guerra del Paraguay que llamamos de la Cuádruple Infamia, para evitar dejar afuera a la promotora de la misma Inglaterra en su afán de destruir el único país industrializado del continente, como un siglo después destruyeron la Argentina del 50. Fue una operación de guerra civil en nuestra región bajo la falsa bandera de civilización o barbarie, que pasó a degüello en su nombre a miles de criollos desde la dupla Mitre Sarmiento, adictos al coloniaje. La continuidad de Caseros en la derrota de Rosas y de Tacuarembó, con la de Artigas, se derrota al proyecto nacional y se consolida con el dominio británico en la región después de haber corrompido al caudillo federal Urquiza, que “olvida” sus principios y los vende a la Corona. Sus caudillos federales son masacrados esperando en vano su respuesta, como el Chacho Peñaloza y otros ofrecen heroicas resistencias como Juan Saa, Felipe Varela, Olascoaga y otros. Un verdadero Patricidio nacional.

Leer los pensadores contemporáneos de ese tiempo como Olegario Andrade, José Hernández, Calvo, Evaristo Carriego y al mismo Alberdi redimido, no es difícil, sencillamente es imposible en un avasallamiento cultural como el producido en las últimas décadas, que enterró a todo proceso de construcción de pensamiento americano, moreno, mestizo y criollo, que se dio en Latinoamérica. Lo atestiguan así gritando pensadores americanos desde el siglo XlX, como desde acá los nuestros, Vallejos mexicano, Martí cubano, Rubén Darío nicaraguense, Rodó uruguayo, Mariátegui peruano, Milton Santos brasileño y nuestro Manuel Ugarte entre otros: “somos un solo país latinoamericano” expresaban en forma unánime. Los enterraron desde entonces para sacarlos de la memoria colectiva, de la educación sistemática, de las raíces identitarias, como desconocieron a los contemporáneos nuestros, desde Marechal a Fermín Chávez pasando por Kush, De La Riega, Astrada, Castellani y otros cientos de creadores, pensadores comprometidos con la Patria Grande.

Hoy la Argentina y Latinoamérica están siendo atacadas, intentan nuevas maniobras de consolidación colonial ya sea económica como militar, amenazan, bloquean, despliegan la lV Flota responsable militar del Imperio, “cercenan” el comercio mundial Multipolar con oriente en “nombre del Libre Comercio” de ellos: el mundo UNIPOLAR, recreando la guerra fría, dividiendo buenos y malos, como ejes del mal, de la película de sus intereses. Somos “su” patio trasero, su propiedad para la mentalidad de la supremacía blanca, del americam white of life de su destino manifiesto. Ese colonialismo es el vigente, el que ha marcado décadas de dependencia, sumisión y atraso, con el cual negociar, es como el negocio de poner nosotros la vaca y ellos el pollo para el asado común. Es una relación asimétrica que sólo se supera adquiriendo musculatura en el Bloque de países comunes que nunca debió dejar de ser. UNASUR, CELAC más México que es el desafío a construir.

No habrá Liberación Nacional de los pueblos de la Patria Matria Grande sin un proceso de fusión estrecha de nuestros pueblos, que borre fronteras, constituya ejes comunes estratégicos, financiamientos propios sin saqueos externos, embajadas compartidas, comercio Multipolar, respeto por la autodeterminación de los pueblos, producciones estratégicas comunes como satélites hasta medicamentos, desde armas para la defensa hasta redes inalámbricas propias, sistemas de protección de datos personales. Ese proceso de construcción es inexorable porque es una manda histórica desde nuestros Padres Fundadores hasta el peronismo en su máxima expresión: El Modelo Argentino para un Proyecto Nacional de Perón en 1974, rescatado hoy en forma implícita por el Papa Francisco en su combate moral al capitalismo salvaje, a la destrucción de la tierra, recreando la solidaridad humana, combatiendo el hambre y la exclusión obscena de miles de millones de seres humanos, que además mueren de hambre por esa concentración de las riquezas, brutal e inhumana que daña la moral de la civilización que se encuentra en crisis terminal.

Nada se pierde, todo se transforma, transcurrirán nuevos escenarios, propondrán nuevas guerras, pero el camino está trazado y el colonialismo de los pueblos cesará por sus luchas por la Liberación, porque la globalización hizo conocer las causas íntimas de la dependencia, que no son teorías conspirativas, sino despliegues estratégicos de un diseño imperial que asfixia a los pueblos del mundo. Desde nuestra Patria será el aporte que brindaremos, con Gobiernos nacionales y populares que respeten el mandato histórico de los pueblos.

JORGE RACHID

PRIMERO LA PATRIA

www.lapatriestaprimero.org

CABA 13 de enero 2022

BIBLIOTECA

Rodolfo Kush: América Profunda Ed. Fundación Ross

Theotonio Dos Santos: La Teoría de la Dependencia Ed. Plaza y Janes

Gabriel Pandolfo: La aventura argentina Ed. Planeta

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
entrevista

Leopoldo Moreau habló sobre una supuesta candidatura de Cristina Kirchner

El Diputado Nacional del Frente de Todos, Leopoldo Moreau manifestó que el debate interno en el oficialismo no es "ni discusión ni interna porque tiene connotación de peleas por cargos, estamos viendo cómo elevar el poder adquisitivo" y agregó que "no sólo tenemos una mirada crítica sobre la situación económica, tenemos propuestas concretas para mejorarla"

HOY
El supremo

Protege el kiosco: Lorenzetti atacó al Ejecutivo y rechazó una ampliación de la Corte

El magistrado supremo se hizo eco de los proyectos que buscan devolver credibilidad y confianza al máximo tribunal del país y atacó duramente al Ejecutivo. Lorenzetti rechazó la ampliación de la Corte Suprema.