POR VERBITSKY

Fiscal angustiado: no tenía pruebas contra CFK pero estaba obligado a acusarla

El lunes en Comodoro Py, Cristina firmó la partida de defunción de la farsa judicial montada para criminalizar la política.

Fiscal angustiado: no tenía pruebas contra CFK pero estaba obligado a acusarla

Domingo 08 de diciembre de 2019 | 09:33

Preguntas

Cristina definió en los tribunales las prácticas que deberían ser desterradas, demolió las acusaciones en su contra y concluyó con una sentencia tomada de la historia y otra que hará historia. Parafraseando a Fidel Castro mas con la potencia arrasadora de su recién descubierto feminismo, dijo que sabe que su condena está escrita pero la historia ya la absolvió y en cambio condenará a sus ejecutores judiciales. Después remató:

—¿Preguntas? Ustedes van a tener que contestar preguntas.

Se dirigió así a los jueces del Tribunal Oral Federal 2, a raíz de una intervención del fiscal Diego Luciani, quien debe haber sentido alivio al escuchar esa respuesta. Después de las elecciones primarias de agosto, Luciani habló con un juez de San Isidro, donde empezó su carrera. Se declaró angustiado porque no tenía pruebas contra la ex Presidente pero igual estaba obligado a acusarla y pidió que le hiciera llegar ese mensaje bochornoso, a través de una persona de la familia del juez, de acceso frecuente a Cristina.

Por esa ausencia de pruebas, agregó Luciani, sólo podría conjeturar que ella no podía desconocer los presuntos delitos cometidos por otros funcionarios y calificarla como jefa de una asociación ilícita (la figura que se usó contra sindicalistas y anarquistas hace un siglo y contra guerrilleros hace medio, porque permite detener y dictar la prisión preventiva aunque sea imposible demostrar algún delito). Acusada de la jefatura de cuatro distintas asociaciones ilícitas, indagada por Glock en ocho causas en un mismo día, relumbra el propósito de estigmatizar a Cristina y antes que ella a Néstor Kirchner, como los jefes de una banda que llegó al gobierno para saquear al país.

Esto ni siquiera coincide con el tipo penal de la Asociación Ilícita, que requiere formar parte de una banda de al menos tres personas para cometer una cantidad indeterminada de delitos, no quedarse con plata de un solo origen.

Fiscal Diego Luciani, el hombre vacío.

Delincuentes idiotas

En las causas por el alquiler de los hoteles a Lázaro Báez, que, para querellantes, fiscales y jueces, sería el pago de una coima por la asignación de obras viales, Cristina ironizó: “Se realizaron obras por 16.000 millones de pesos, y alquilamos el Hotel Calafate durante cinco años por 20 millones de pesos, el 0,1%. Como delincuentes, la verdad que somos idiotas. ¿Qué querían, que se lo diéramos gratis al hotel?” Los contratos están en regla, las transferencias fueron bancarizadas, los precios son los de mercado.

El 11% de la obra vial que el Presupuesto nacional votado por el Congreso asignó a Santa Cruz es proporcional a su superficie, del 10% del territorio nacional. A nadie se le ocurrió citar a los diputados y senadores que lo aprobaron. Baez ganó las 51 obras que realizó por licitación, sin que sus competidores lo impugnaran, pero perdió las más grandes, como las represas Kirchner y Cepernic, para las que se había asociado con Angelo Calcaterra, el primo de Macrì que manejaba las empresas familiares. Cristina pidió que se peritaran todas las obras realizadas en el país, para que la comparación hablara, pero se lo negaron. Apenas se ordenó un peritaje de 5 de las 51 obras incriminadas, a cargo del ingeniero Eloy Pablo Bona. CFK lo recusó, por la catarata de declaraciones públicas que suscribió, insultantes hacia ella, sus hijos y hasta su nieto Néstor Iván, de 6 años. Pero el tribunal lo confirmó.

Según la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos humanos, la persona imputada tiene derecho a una comunicación previa y detallada de la acusación, para preparar su defensa. Debe ser completa, expresar con claridad las razones y los delitos por los cuales se pretende atribuirle responsabilidad. En este caso se violó ese derecho al segmentar la prueba, ya que sólo se realizó un muestreo parcial de un porcentaje mínimo de las obras ejecutadas. El colaborador de Cristina Juan Martín Mena comentó: “Te acusan de diez homicidios pero se ordena una sola autopsia. Se comprueba que murió de muerte natural. Después aparecen vivos los otros nueve”. Fernández sentenció: “Si plantea esas cosas en un examen, lo repruebo”.

Dos en mil millones

Nueve de diez causas que se le siguen a CFK fueron asignadas al doctor Glock en presuntos sorteos. El resto recayeron en el juzgado de Julián Ercolini, el discípulo del que Alberto Fernández reniega. Según el matemático Adrián Paenza, la probabilidad de que esto ocurra de verdad es de dos veces cada mil millones de sorteos. Algunos abogados de políticos querellantes, como la Elisa Carrió de cabotaje, Margarita Stolbizer, dicen que no todas fueron por sorteo, que algunas llegaron por conexidad. Es el viejo truco, que Glock y Ercolini manejan con puntería, de la causa gemela dormida que se despierta en el momento oportuno para apoderarse de la que está molestando.

Es lo que ocurrió a partir del 2 de agosto de 2016, cuando el fiscal Eduardo Taiano pidió información sobre a qué empresas se ordenó pagar sí o sí. La respuesta incluyó en el sexto lugar a Construcciones Austral, de Lázaro Báez (de quien Cristina dijo que nunca fue amiga) y en octavo a IECSA, de la familia Macrì. Taiano es un hombre apocado pero quiso hacer bien su trabajo y también pidió el listado de lo percibido por cada empresa en todo el país entre 2003 y 2015. Esto incluía a IECSA, Austral y las 30 principales contratistas, y señaló que a esa altura no había personas imputadas de delitos. Bastó esa comunicación del fiscal para que se desempolvara una denuncia idéntica presentada en 2008 por Carrió.

Ercolini la usó como imán para atraer a la otra. Bastaron 48 horas para que el fiscal Gerardo Pollicita, a quien se le adosó como ad hoc Ignacio Mahiques, solicitara la conexidad, que Ercolini declaró de inmediato, desplazó a Taiano y les delegó la instrucción a estos dos “fiscales a la carta”, según la frase de Cristina. Apenas una semana después, el 12 de agosto. Pollicita y Mahiques pidieron el procesamiento de Cristina, Báez, Julio De Vido y otras 27 personas.

Maestro Glock, con discípulo Ercolini. La satisfacción del deber cumplido.

“Por la velocidad, Macrì debería haber enviado a la Corte a Pollicita y Mahiques, en vez de a Rosenkrantz y Rosatti”, agregó la Vicepresidente electa. A pedido de estos “corsarios judiciales” y con “estrépito mediático”, Ercolini la citó a declaración indagatoria y en diciembre de 2016 le trabó un embargo por 10.000 millones de pesos, una cifra extravagante y desproporcionada a su patrimonio, tal como consta en su declaración jurada. Sólo se hubiera podido llegar a esa suma si Austral Construcciones no hubiera hecho un solo metro de ruta.

“No sabía de dónde salía esa cifra. Pero al día siguiente, Macrì anunció un plan de obras públicas… por 10.000 millones de pesos y entendí todo. Obran de mala fe. La gente no tiene tiempo para pensar. Si un peronista tiene plata debe ser corrupto, a los otros se les presume honestidad, aunque se hayan hecho millonarios con la deuda externa. Los medios dicen que el sol sale por el Oeste y terminan por creérselo. Y los fiscales y los jueces firman cualquier cosa si coincide con el relato de los medios”.

La nota completa en este link: https://www.elcohetealaluna.com/la-oruga-y-la-mariposa/

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
ajuste, no

Alberto Fernández: "Los dogmas del FMI se cayeron a pedazos”

El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que "los dogmas del Fondo Monetario Internacional (FMI) se cayeron a pedazos" y consideró que el organismo internacional "sabe que la Argentina no tiene dónde ajustar".

HOY
Al ángulo

En TN se hicieron los picantes con Pedro Cahn y quedaron mal parados

Uno de los asesores el Gobierno en materia sanitaria pasó por una entrevista en Todo Noticias y eludió las chicanas de los presentadores y periodistas. Además, respondió con datos concretos y los dejó muy mal parados.