Lucas Ghi

“Hay que construir una alternativa común que sintetice al conjunto de las expresiones de la oposición”

En una entrevista brindada al medio regional El Cactus – Noticias del Oeste, el ex intendente de Morón, habló sobre el escenario nacional, la crisis económica y productiva que vive el país y puso el eje en el armado opositor.

“Hay que construir una alternativa común que sintetice al conjunto de las expresiones de la oposición”

Viernes 30 de noviembre de 2018 | 17:29

Por @zuranog y @francobarrios93

-En cuanto al Gobierno Nacional y el momento político del país, ¿En qué instancia está este proyecto?

Yo creo que el Gobierno Nacional eligió una agenda que claramente no tiene a las grandes mayorías como protagonistas, que en este programa económico, en este proyecto político lo que tiene como eje central me parece que es la transformación estructural de la matriz productiva, de la matriz distributiva de Argentina. Me parece que ellos no se imaginan un país consolidado productivamente. Me da la sensación que se imaginan un país con menos sindicatos, en donde pierda intensidad la la puja distributiva que caracterizó durante muchos años la Argentina y eso es fruto, entre otras cosas, de la capacidad de negociación y de la fortaleza que adquirieron los sindicatos de la segunda mitad del siglo XX hasta esta parte, naturalmente acompañado también por el Estado que no se limita o no sé limitó a ser, sobre todo en los 12 años del kirchnerismo, un mero espectador de esa puja distributiva sino que intentó intervenir con políticas públicas activas para fortalecer la posición de los sectores más postergados, de las mayorías en general, los laburantes, los estudiantes, los jubilados, los autónomos.

-Entonces ¿No hay mala praxis sino que es deliberado?

Me parece que el gobierno se imagina otro país, con condiciones estructurales bien distintas en donde el empleo sea más flexible, en donde el trabajo bajo convenio tienda a perder incidencia en la estructura general, donde la inserción en el mundo no sea a partir del desarrollo inteligente y con mucha ciencia y tecnología de nuestras fuerzas productivas sino que sea a partir de las ventajas comparativas que tiene nuestro suelo, volver a primarizar la economía, desregular el mercado de capitales, lo que ha generado este nivel de inestabilidad en el sistema financiero no?, permitiendo que la especulación esté a la orden del día y generando momento de mucha tensión de mucha zozobra por la evolución del tipo de cambio y el impacto que tiene en la economía general y en el mundo productivo en particular.

Ellos imaginan un país con un Estado más chico, que va perdiendo centralidad y los espacios tiende naturalmente ocuparse y eso se ocupa por el sector privado, un sector privado que no tiene en el horizonte el interés general, el bien colectivo. Lo que tiene en el horizonte es su afán de lucro, maximizar su rentabilidad. Y si a eso le sumamos el incremento desmedido de tarifas, el deterioro de la educación pública fundamentalmente aunque no exclusivamente por el retiro significativo del esfuerzo presupuestario que significa sostener la educación pública y otro tanto la educación pública, vemos que no hay un gobierno que tenga vocación de gobernar para los 45 millones de argentinos y argentinas. Sino que Gobiernan para una minoría y que el resto sobreviva como pueda y que para eso el gobierno va a disponer de políticas de contención, como las llaman ellos.

-¿En qué estado de ejecución está hoy ese plan, ese modelo de país que ellos imaginan?

Yo creo que está en un estado de ejecución importante, aunque todavía seguramente ante la mirada de ellos por con mucho por recorrer. Pero si uno ve algunos indicadores que a mí juicio son bien sintomático, me da la impresión que aunque ellos no lo puedan confesar, son los objetivos de ellos. Digo, subir el índice de desempleo obviamente su objetivo inconfesable pero yo creo que en la cabeza de muchos hombres y mujeres que expresan los intereses corporaciones nacionales o internacionales anida el objetivo de que haya más personas desempleadas. No hay mala praxis, es el objetivo deliberado de un plan de Gobierno.

Generar un alineamiento acrítico con Estados Unidos tiene que ver con objetivos estratégico de ellos en función de cuál es la caracterización geopolítica que tienen de la región y del mundo. No se piensan como socios de los países hermanos de la región en función de tener un pasado y un destino común, sino que dicen “ellos son los perdedores en el reparto de poder general hay que asociarse con los ganadores”, el problema es que no hay una lógica de sociedad, hay una lógica de subordinación y en el mejor de los casos le vamos a poder vender limones.

Vos me preguntas, qué nivel de ejecución tiene, yo creo que alto. El nivel de endeudamiento ¿no?, si hay algún sector que se vio favorecido en estos tres años es el sector de los servicios y la intermediación financiera y eso deja un nivel de deuda seguramente casi igual a un PBI. El kirchnerismo lo había dejado a una tercera parte la relación deuda PBI, esta etapa contrajo el PBI y agrandó la deuda. Eso implica condicionamientos, implica pérdida de soberanía. Si uno ve también el éxodo incipiente pero sostenido empieza a haber de científicos, también es no tiene un impacto inmediato, tiene un impacto diferido. Los países que no piensan en construir conocimiento que no apuestan a la investigación y la ciencia, lo que están cediendo es soberanía.

-¿Qué rol desempeña ahí la oposición? ¿Ves posible esa construcción de unidad amplia que muchos y muchas buscan?

Hay indicios para entusiasmarse, hay algunas señales esperanzadoras. Siempre quién tiene más más capacidad de intervención en la escena pública tiene más responsabilidad, si uno ve las últimas intenciones de la ex presidenta me da la sensación de que va en esa línea de intentar hablar no sólo a los oídos de quienes creemos que ella es la mejor opción sino también intentar abrir un poco el discurso de manera tal de interpelar algún otro sector. Esto se vio en la última intervención en Clacso.

Después podemos debatir cuál es la mejor de las estrategias y lo que veo es que hay una vocación de tender puentes.

Nuestra idea, me da la sensación, es que no se tiene que ir en contra de nadie, ni del sector financiero ni el sector agroexportador, ni el de la energía. Lo que hay que hacer es ver como se ponen esos sectores al servicio de un interés general. Que esos sectores ganen plata está perfecto, el problema es si eso es a costas de que una persona no pueda prender la estufa.

-Teniendo en cuenta que está en juego la consolidación de un modelo, esta elección del año que viene ¿Puede ser considerada como la más importante desde el retorno de la democracia?

Para contestar eso teníamos que hacer un repaso de cada una de las de las elecciones, al menos de las ejecutivas de 1989 para acá. Todas me parece que tuvieron un volumen político, simbólico, económico muy fuerte. Puede ser que esta tenga alguna connotación especial porque está muy claro que están en pugna modelos distintos y eso no hace más que desafiar a la oposición en torno a saber caracterizar de la mejor manera posible la etapa, saber cuáles son las contradicciones principales que básicamente es este proyecto neoliberal y cuáles son aquellas diferencias que pueden ser pasibles de mucho debate, pero en una coyuntura política distinta a la actual. Ojalá lo logremos y la primaria puede ser el momento de realización de desarticulación virtuosa donde la oposición dirime su diferencia en ese espacio y sale fortalecida de cara octubre electoralmente y muy competitiva.

Acá podés leer la entrevista completa

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
En marcha

Arroyo pone en marcha un plan de obras para barrios populares con eje en la pospandemia

El Gobierno nacional presentará este jueves el denominado plan nacional "Obras Más Trabajo" destinado a realizar obras en los barrios populares de todo el país, con la inclusión de más de 40 mil trabajadores, y que contará con una inversión inicial de 2.000 millones…

HOY
Vuelve

Alberto Fernández volverá a poner en marcha el Plan Procrear

El presidente Alberto Fernández relanzará el plan Procrear, con un nuevo esquema que prevé una inversión de 25.000 millones de pesos distribuidos en nueve líneas de créditos y con el objetivo de "reactivar la actividad y reducir el déficit habitacional", se informó oficialmente.