...

¿Como está INVAP hoy?

El desafío de sostener un proyecto estratégico de soberanía tecnológica.

¿Como está INVAP hoy?

Domingo 06 de mayo de 2018 | 18:57

(Especial para Motor Económico/ Por Luis Eduardo Swim) INVAP es una sociedad del Estado rionegrino, cuyo origen se remonta al grupo de Investigación Aplicada (de allí su nombre) del Centro Atómico Bariloche (CNEA) en la década del 70´, si bien su constitución formal se concreta en 1976.

El Directorio de INVAP está conformado por representantes de la Provincia de Rio Negro (4) y de la Comisión Nacional de Energía Atómica (3), además de 1 representante del personal elegido por todos los empleados. Actualmente la Empresa cuenta con unos 1400 empleados, distribuídos en varias sedes en todo el país (siendo las más importantes en número – además de la ubicada en Bariloche con alrededor de 1000 trabajadores- la sede en Córdoba y las oficinas y otras facilidades en Buenos Aires).

En el exterior, posee delegaciones en Brasil, Holanda, Australia, EEUU, Arabia Saudita, Argelia, Egipto, India, Venezuela y Bolivia.

No cuenta con subsidios ni depende del presupuesto del Estado Nacional ó Provincial, vive exclusivamente de lo que produce y vende, y reinvierte las ganancias como capital de trabajo, además de repartir de forma plana (igual para todos los empleados de la Empresa cualesquiera sean sus niveles salariales ó categorías) una pequeña parte de las mismas entre todo su personal, mediante un bono anual.

Detalles sobre la Empresa sus características, capital económico, estatuto, datos contables, etc., pueden leerse en www.invap.com.ar

La relevancia de INVAP hoy no pasa por el potencial impacto económico de su facturación (muy importante a nivel local como generador de fuentes de trabajo, pero de volumen económico discreto en comparación con instituciones del Estado Nacional referentes del área de C y T– tales como INTI ó CNEA por ejemplo, ni hablar de YPF, TENARIS ú empresas industriales son de mayor envergadura, considerando la cantidad de empleados y su volumen de producción), ni tampoco por los servicios que la empresa puede brindar socialmente(recientemente canalizadas esencialmente a través de la Fundación INVAP).

La trascendencia de INVAP pasa por ser una Empresa dedicada al desarrollo tecnológico en áreas estratégicas y sofisticadas, y porque representa simultáneamente “faro” tecnológico y un“espejo” del sistema nacional de Ciencia y Tecnología.

INVAP es un faro tecnológico, en el sentido que ilumina y orienta – como Empresa productora de Tecnología de avanzada algunas de las capacidades más relevantes del sistema científico-tecnológico nacional.

¡Cómo es esto?: INVAP se ha nutrido históricamente (cumpliendo así con las condiciones establecidas en el Estatuto de su formación que es la generación de fuentes de trabajo genuinas en el ámbito de la provincia de Rio Negro) de Ingenieros Nucleares y Físicos formados en el Instituto Balseiro (Universidad Nacional de Cuyo), cuyas instalaciones se encuentran dentro del Centro Atómico Bariloche (CNEA). Más recientemente se sumaron Ing. Mecánicos y en Telecomunicaciones formados también en el mismo sitio.

Pero también integran los planteles profesionales de la Empresa graduados de muchas universidades e instituciones terciarias provenientes de todos los rincones del resto del país.

Sólo por citar algunos, como ejemplo: Ing. Electrónicos de la UNS y de la UNLP, físicos de esta última de la UBA y del FAMAF (UNC) y la UNR; Ingenieros Químicos de la UNL, Aeronaúticos de Córdoba; Mecánicos del ITBA; y un sinnúmero de profesionales formados en todas las facultades regionales de la UTN (a la cual pertenece el grupo de graduados más numeroso en la Empresa). En los laboratorios y talleres de INVAP se entrenan y forman pasantes de colegios industriales de Bariloche e institutos superiores de nivel terciario de la región.

En los desarrollos tecnológicos que lleva adelante INVAP, participan institucionalmente departamentos e institutos de las Universidades Nacionales y del CONICET y otros organismos del sistema nacional de C y T.

A todo esto se suman una cantidad muy importante de proveedores industriales, muchos de ellos asentados en Bariloche, pero también en el resto del país , algunos con niveles muy sofisticados en la producción de partes mecánicas, de la electrónica de vuelo, las cuales –dicho sea de paso- están sintiendo ya la disminución de los contratos por parte de INVAP y están comenzando a reducir sus planteles.

INVAP es –por lo tanto- un generador, un estímulo de primer nivel de la actividad industrial de alto estándar a nivel PYME, una generadora de trabajo genuino y de alta calificación para los jóvenes profesionales argentinos en las áreas de C Y T, y también una formadora de dichos recursos.

En este sentido la empresa orienta y canaliza productivamente las capacidades del sistema nacional de C y T y de las industrias PYME, por todo esto INVAP es un Faro Tecnológico orientador y concentrador del sistema de C y T de este país.

Hay - cuanto menos- 5 evidencias concretas de esta gestión a lo largo de los últimos 25 años: -- Diseño y Construcción de Reactores Nucleares de Investigación y Plantas de producción de Radioisótopos en el mercado internacional (referente central en la mayoría de las principales licitaciones internacionales en este área de negocios duranteeste período). -- Diseño y desarrollo de las plataformas y de algunos de los sistemas de vuelo e instrumentos en las misiones de satélites geoestacionarios. Construcción de los primeros satélites geo-estacionarios de la Argentina, como contratista principal de ARSAT. -- Diseño, desarrollo y construcción de las plataformas y algunos de los sistemas de vuelo e instrumentos científicos de relevamiento en las misiones de satelitales de aplicación científica (misiones SAC-A, SAC-B,SAC-C, SAC-D), como contratista principal de la CONAE. -- Diseño, desarrollo y construcción de Radares de Aviación Civil para la Fuerza Aérea Argentina y la ANAC, en el marco del Plan Nacional de Radarización, ya completado, durante el gobierno anterior.

-- Diseño, desarrollo y construcción de Radares de Defensa como contratista del Ministerio de Defensa. -- Diseño, desarrollo y construcción de Radares Meteorológicos de última generación para el SMN, como contratista del INA (Instituto Nacional del Agua)

Decimos -entonces- que INVAP es un faro tecnológico en el sentido que ilumina ese sendero del desarrollo tecnológico y orienta los recursos profesionales y técnicos que genera el sistema científico tecnológico nacional. Es - por cierto - un articulador que vincula recursos humanos y tecnológicos (facilidades/laboratorios), que - a menudo- operan de manera aislada ó dispersa en las diversas instituciones del sistema nacional de Ciencia y Tecnología.

Pero INVAP es y ha sido también una suerte de una suerte de “espejo concentrador” que refleja las capacidades profesionales y tecnológicas de la Argentina, que son canalizadas en proyectos tecnológicos de alto valor agregado. Y que devuelve a la comunidad científica la imagen, la evidencia de un camino posible, que puede y debe ser recorrido: el de la conformación de núcleos de conocimiento estratégico que brinden la capacidad de encarar desarrollos tecnológicos autónomos, y convergentes en términos productivos. Una línea de desarrollo que permita atender (de manera conjunta y equilibrada) tanto las oportunidades comerciales en mercados tecnológicos específicos a nivel internacional, como las necesidades tecnológicas del Estado Nacional en áreas de alta complejidad.

Como testigo histórico de las políticas de Estado en áreas tecnológicas estratégicas en más de un cuarto de siglo, esa suerte de espejo también refleja y revela -en forma flagrante- la contradicción, la falsedad del modelo neoliberal, que pretende describir el rol de la Argentina como “un país de servicios”, con mínima ó nula inserción en el mundo tecnológico desarrollado. Y puede funcionar como un articulador inteligente, que permite aportar a la toma inteligente de decisiones por parte del Estado en áreas tecnológicas de vanguardia, aquellas que permiten construir Soberanía Tecnológica (tema a tratar en nuestra próxima entrega).

¿CÓMO ESTÁ INVAP HOY?

Es difícil imaginar con los elementos que uno dispone hoy todavía una política orientada deliberadamente a una “destrucción” de INVAP, entre otras cosas porque el nivel económico de sus negocios (salvo quizás el caso de producción de los satélites geoestacionarios y su comercialización) y el grado de sofisticación y especificidad de técnica no representan el mayor interés para un “copamiento” del capital privatista, usualmente ávido de réditos de corto plazo, con un máximo retorno y mínimas complejidades.

Pero a la vez resulta casi imposible imaginarse el poder sostener el desarrollo de la Empresa sin una política inteligente de fomento del poder de compra del Estado.

Hay -cuanto menos- 4 áreas de proyecto muy relevantes en cuanto a la facturación que estánhoy amenazadas por ese retiro parcial e incipiente del Estado (además de la imprevisibilidad del cumplimiento de etapas futuras de estos contratos): --Cancelación –hasta ahora “sine die”- del proyecto de fabricación del satélite Geoestacionario ARSAT III. Sin soporte de parte de ARSAT y con la amenaza en suspenso de una privatización de ARSAT que pone la misma eventualmente a merced del capital extranjero (empresa HUGHES - USA), además del potencial incumplimiento de las leyes vigentes y la supervisión del Parlamento. --Cancelación y/ó postergación del proyecto de construcción de algunos radares (especialmente en el área Defensa). -- Demoras y postergaciones en los pagos por parte de Estado – vía restricciones de presupuesto en la CNEA – de trabajos ya realizados, especialmente en los proyectos RA-10 y CAREM.

--Se discontinuó además el programa de CONAE de las plataformas SARE, para probar distintas cargas útiles, tanto ópticas como radares de vuelo, en el marco del Plan Espacial Nacional.

A esto se suman las áreas de desarrollo tecnológico eventual perdidas ó restringidas por la compra masiva de tecnología importada por parte del Estado argentino en desmedro de las capacidades existentes dentro de la Empresa y en el sistema científico – tecnológico nacional (por dar sólo un ejemplo: áreas tecnológicas vinculadas a desarrollo de dispositivos de seguridad de última generación, control de fronteras y mercancías que bien podrían integrarse en un plan de desarrollo con fuerte contribución de la industria nacional como en su momento se hizo con los planes de radarización).

El retiro programado -ó directamente el olvido- por parte del Estado de toda política de sustento mínimo de promoción de las áreas tecnológicas en las cuales INVAP se desenvuelve, lleva como consecuencia inducida a una potencial muerte por inanición dela Empresa, el desmantelamiento de sus áreas más valiosas, el retiro ó la emigración de muchos de sus cuadros profesionales más calificados y al progresivo compromiso de sus áreas de desarrollo estratégico más críticas, al núcleo tecnológico duro (el “core”) de la Empresa. Además del impacto en las industrias PYME locales y regionales de base tecnológica que ya comienza a hacerse evidente.

Más que una estrategia de destrucción de la Empresa, elijo pensar que lo que se juega hoy es la ausencia completa de una visión estratégica elemental que haga viable siquiera el sostenimiento de algún área de desarrollo productivo en Ciencia y Tecnología que alimente y utilice a la vez las capacidades nacionales.

En este sentido el riesgo presente es muy grande, y mayor aún en el futuro mediato. Parece más bien una consecuencia inevitable de las (in)acciones de gobierno, que una acción deliberada. Lo cual en absoluto modera la gravedad de las consecuencias y la responsabilidad del gobierno en este abandono de áreas estratégicas claves.

La limitación – ó directamente el abandono - de esos proyectos estratégicos por parte del Estado debido a la ausencia de políticas de gestión ya mencionada impacta directamente en la restricción de una buena parte de los RRHH críticos que se han formado en la Empresa durante la década anterior gracias a una construcción parcialmente basada en políticas inteligentes de desarrollo del poder de compra del Estado. Y esto termina impactando en el conjunto de la Empresa y en sus negocios de exportación, que no dependen del Estado argentino, pero que se ven impactados por la crisis financiera en la cual la Empresa queda inmersas “gracias” al Estado ausente.

Se verifica así la “profecía auto-cumplidadel ideario neoliberal del Estado bobo”.

“No podemos hacer nada, sólo podemos ser un país de servicios” (porque no tenemos visión estratégica…!),entonces el Estado se retira y como consecuencia de ello nosquedamos sin trabajo argentino….Entonces “hay que achicar” y la consecuencia inevitable es el ajuste: un país para 20 millones de personas y que los demás se arreglen como puedan y que cada uno elija su propia forma de esclavitud…

(Ejemplo flagrante: el gobierno deja que la incumbencia de la planificación estratégica de las actividades del INTI sea el negocio de una universidad vasca, que se ocupa de escribir – y facturar- algunas trivialidades superficiales y acotadas desde el inicio gracias a esa visión de auto- incapacidad de un Estado que espera que todo lo bueno venga de afuera….nos dejamos liquidar como sociedad tecnológica….y encima le pagamos a nuestros verdugos para que lo hagan…)

LA VALORIZACIÓN DE LO REALIZADO

Nos costará recordar y valorar el que fuimos capaces de hacer satélites, sistemas complejos de navegación y control de misión, que fabricábamos radares en el estado del arte del mercado internacional en áreas de defensa, aviación civil, meteorología, ó que habíamos sido por más de 20 años un referente internacional de primer nivel (casi imbatible..) en el área de desarrollo de reactores nucleares de investigación y de muchos de sus subsistemas asociados (instrumentación nuclear por ejemplo).

Parece difícil encontrarle la vuelta a esta Matrix del estado bobo y frívolo y reencontrar la convergencia del interés tecnológico alineado junto al interés político.

Curiosa paradoja Aún en escenarios ideológicamente divergentes (ejemplo: gobiernos militares versus sistemas democráticos de diferente signo) se tomaron (algunas) decisiones tecnológicamente convergentes en ciertas áreas estratégicas que permitieron conservar la memoria tecnológica de este país en algunas áreas..

Hoy, en un escenario ideológicamente mucho más convergente – en apariencias, al menos – en cuanto a la preservación de ciertos valores del sistema democrático reconocidos después de los años de plomo en los 70´ y 80´, las decisiones tecnológicas estratégicas (en lo general y en lo particular) parecen mucho más incoherentes, regresivas e incluso auto-lesivas.

¿Es el triunfo de la Matrix del poder mediático?

Qué es lo que hace - a menudo - que los mismos intérpretes de estas verdaderas epopeyas tecnológicas (muchos de nuestros colegas en INVAP pero también fuera de ella, caso CNEA, NA.SA., grupos de desarrollo de tecnología en instituciones del CONICET y en Universidades Nacionales etc.), parezcan aceptar mansamente los burdos argumentos de ese poder mediático, crítico y difamador de sus propios logros, de su propio trabajo?

Porqué resulta más sencillo y creíble para tantos colegas y compañeros, trabajadores formados durante tantos años en el ambiente científico de las universidades públicas nacionales, y – en muchos casos- con sólida experiencia en muchos proyectos de desarrollo, el aceptar/creer en difamaciones mediáticas, cuando muchas veces la “verdad” – que en Ciencia y Tecnología suele ser la evidencia experimental….- está en los resultados del trabajo que llevan adelante sus propios compañeros de trabajo con el presupuesto otorgado por un gobierno proactivo, a partir de una visión estratégica de las necesidades tecnológicas del Estado.

El desentrañar y ayudar a resolver esta contradicción es parte de un análisis que nos debemos y que resulta urgente para poder ayudarnos entre todos a reencontrar los senderos de crecimiento de esta sociedad, y particularmente en las áreas del desarrollo científico – tecnológico.

(*) Especialista en energía nuclear, autonomía y soberanía tecnológica.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
van por todo

Larreta avanza con sus negocios inmobiliarios a pesar del rechazo de los vecinos

Las comisiones de Planeamiento Urbano y de Presupuesto de la Legislatura porteña se reúnen para habilitar el tratamiento en la sesión del próximo jueves de la construcción de edificios en los predios ribereños de Costa Salguero y la ex Ciudad Deportiva Boca, y 11 nuevas torres en diferentes barrios