GROTESCO

El Plan Cóndor de Macri contra los mapuches

(Por Juan Alonso) La construcción del enemigo interno no reconoce límites. El Gobierno de Macri insiste en caracterizar a los Mapuches como terroristas. En el documento “Comando Unificado contra la violencia de la RAM” Patricia Bullrich anuncia un plan represivo coordinado que significa el adiós al Nunca Más conquistado desde el Regreso a la democracia. Los crímenes de Maldonado y Nahuel fueron apenas el principio de una ola represiva que no reconoce el derecho a la protesta ni a la vida.

El Plan Cóndor de Macri contra los mapuches

Viernes 29 de diciembre de 2017 | 17:50

El gobierno de Macri reinstala términos y metodologías de tiempos oscuros. La ministra de Seguridad habla de “extremistas” y “guerrilleros” y lo deja por escrito. Funda una Alianza represiva entre el Estado nacional y tres provincias y la bautiza “Comando Unificado”. Así planea la caza de mapuches con la justificación documental inspirada en el discurso corporativo de Luciano Benetton en la Patagonia.

La ministra también intercambia informes de inteligencia con los carabineros chilenos y hasta copia cierto lenguaje pinochetista en su tono marcial. ¿Los sospechosos? El “peligrosísimo” grupo de mapuches que el último 31 de julio cortó la ruta 40 con piedras y palos, entre los cuales por solidaridad estaba Santiago Maldonado. Por cierto, la ministra ni siquiera nombra a Santiago. Su vida, su muerte, su familia torturada por el silencio, el agravio de la semilla maligna del olvido, la farsa mediática.

A cinco meses, la Justicia Federal todavía no esclareció la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago durante un operativo ilegal de la Gendarmería en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen el 1 de agosto. El juez subrogante Gustavo Lleral aun no realizó la “reconstrucción histórica” del hecho ni se concentró sobre el rol de los gendarmes en la vera del río Chubut.

CASO RAFAEL NAHUEL Confirmado: no hubo “enfrentamiento” y el joven mapuche fue asesinado por la espalda

Y en Bariloche se sigue reuniendo hace un mes la mesa de diálogo tras el asesinato por la espalda del joven mapuche Rafael Nahuel. La administración de Parques Nacionales exige el desalojo de la comunidad mapuche de Villa Mascardi. A Nahuel lo mató un balazo de 9mm que le ingresó por el glúteo y le atravesó el pecho. Los únicos que tenían armas largas eran los integrantes del grupo Albatros de la Prefectura Naval. La pericia de las armas tarda y duerma la mona de la injusticia con los efectivos sospechosos en libertad.

Esa también “te la debo”

Con el peso de semejante impunidad, Patricia Bullrich acusa. Insiste en calificar como “violento y delictivo” el accionar de la misteriosa Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y acusa al lonko Facundo Jones Huala (preso desde junio en Esquel y con pedido de extradición de Chile), de liderar una supuesta banda que cometió 94 atentados, además de tener “vínculos con las FARC”.

“Los distintos delitos que comete la RAM responden a un mismo objetivo político, que es promover una lucha insurreccional contra el Estado argentino y la propiedad privada de la tierra. La RAM considera que el Estado argentino y sus leyes son ilegítimos”, afirmó la ministra.

“Es un grupo que practica la violencia extrema, que no reconoce al Estado argentino ni a los estados provinciales, que se han aislado y generan incertidumbre y violencia”, dijo Bullrich. De paso aprovechó para anunciar la creación de “un Comando Unificado contra la violencia de la RAM”, acompañada de los ministros de Gobierno de Chubut, Pablo Durán, de Seguridad de Neuquén, Jorge Lara, y su par de Río Negro, Gastón Pérez Esteban.

O sea: la reedición trágica de la cumbre que tuvo a cargo el jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, el 31 de julio en Bariloche, antes de la intrusión de Gendarmería en Cushamen, que terminó con la vida de Santiago Maldonado.

El informe de 180 páginas que Nuestras Voces publica en esta edición, da pie a la creación del Comando Unificado (¿cualquier parecido al Plan Cóndor podría ser una mala interpretación?) y vincula a la comunidad mapuche de Jones Huala con supuestas organizaciones armadas, acusa a la RAM por dos homicidios, entre ellos el de un policía de origen mapuche, José Eduardo Aigo en Junín de los Andes, y deja al descubierto la continuidad de la feroz persecución del Estado contra los pueblos originarios en la Patagonia, que en 2017 se cobró las vidas de Santiago y de Rafael.

Ambos casos, insisto, siguen impunes.

Pero veamos parte del texto oficial:

“En los últimos años se ha registrado un incremento del accionar violento y delictivo de la organización Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), el brazo armado de un movimiento de liberación etnonacionalista denominado Movimiento Autónomo del Puel Mapu (MAP). La RAM y el MAP, y su organización madre localizada en Chile, la Coordinadora Arauco Malleo (CAM) promueven una lucha insurreccional contra los estados argentino y chileno que persigue el fin último de escindir los llamados ‘territorios ancestrales’ de ambos países, y confirmar un estado nuevo regido por un gobierno propio. Aunque la mayoría de los mapuche que viven en Argentina y Chile se reconocen como ciudadanos de sus respectivos países, y no avalan los métodos y objetivos violentos de RAM-MAP y CAM, estas organizaciones extremistas se arrogan indebidamente la representación de la llamada Nación Mapuche, a la que definen en términos culturales y étnicos”.

Al ser consultada por este cronista, María Isabel Huala, la madre de Facundo Jones Huala, nombrado hasta el hartazgo por Bullrich, se mostró indignada. “Quieren tapar la desaparición forzada seguida de muerte de Santiago Maldonado y el fusilamiento de Rafael Nahuel, ocurrido hace muy pocos días. Y están llevando adelante un plan criminal sobre nosotros como si fuera una cacería. Siento que están preparando la cancha para salir a exterminarnos con sus armas dentro de nuestro propio territorio y ese accionar es avalado por gobernadores e intendentes. Todo está armado desde una posición demoníaca. Por el demonio que ellos mismos armaron. Nosotros venimos resistiendo hace 130 años y poniendo la mejilla para que nos sigan pegando. Ni siquiera se reconoce que acá hubo un genocidio y no aplican los convenios y las leyes internacionales. Para este gobierno cualquier mapuche es de la RAM, sin haberse sentado siquiera a decir ‘hola’. Nosotros somos de este territorio por más que la historia oficial no nos quiera reconocer. Y creemos en la fuerza de la naturaleza, que se ve a encargar de castigar a quienes nos oprimen”.

Otra de las dirigentes mapuches señaladas en el informe es Moira Millán, a quien los eruditos de Bullrich le endilgan la vocería de la RAM. Millán siempre se diferenció y se distanció del grupo de Jones Huala. Eligió responder a través de un mensaje de WhatsApp: “Ayer mientras yo les agradecía en mi muro de Facebook a los niños y niñas, que votaron para que la biblioteca de la Escuela N° 8 Luis Vernet de Parque Chacabuco lleve mi nombre, la ministra de Seguridad, Doña Patricia Bullrich, me menciona en su disparatado y ridículo informe como principal vocera de la RAM. Sigue la señora ministra con su delirio inventándose terroristas donde no los hay. En sus sueños delirantes se ve a sí misma –dice Millán- encapuchada como el Ku Klux Klan, cazando mapuches, secundada por los insípidos y mediocres gobernadores del Sur. Miente, miente que algo quedará, la mentira tiene patas cortas dice el dicho popular. ¿Vendrá por mí señora Bullrich? ¿Por qué nos teme tanto? Aquí estoy empuñando mi verdad como arma y la sabiduría de los mapu como escudo. Han iniciado los juegos del hambre y usted cree que su gobierno ganará. No se equivoque, pertenecemos a un pueblo que ha sido invadido, pero jamás vencido”.

La tercera voz que salió a cuestionar a Bullrich es nada menos que la hija de una de las víctimas de las que habla su informe. Se trata de Mariana Maciel, hija de José Maciel, el barrendero que en la madrugada del 13 de julio de 2010 manipuló una bolsa y activó una bomba casera en su interior. La hipótesis de los investigadores era una supuesta venganza narco, porque el explosivo que mató a Maciel había sido puesto en la vereda de la Escuela de Policía y de la Brigada de Investigaciones de Cipolletti.

En diálogo con la radio LU5 de Neuquén, Mariana Maciel recordó: “Nosotros realmente siempre lo vimos con un hecho de narcotráfico, pero bueno, han pasado tantos años que sería importante que la ministra tome el asunto. Yo le he enviado muchísimas cartas a la señora ministra. Por eso que ahora salga a decir que fue la RAM para nosotros es súper importante y espero que no sea un aprovechamiento político, porque tengo a mi mamá en estado de coma. Estoy sorprendidísima porque mandé muchas cartas a la ministra y nunca respondió…”.

Esta semana fue el Día de los Inocentes. Quizá esta flamante iniciativa de la ministra se enmarque en esa corriente de sentido.

Fuente: http://www.nuestrasvoces.com.ar

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Reactivación

Renault comenzó la producción en serie de Alaskan, la nueva pick up argentina

La automotriz Renault Argentina comenzó hoy la producción en serie de la nueva Alaskan, la primera pick-up de una tonelada de la marca que ya se produce en la fábrica de Santa Isabel, en Córdoba, y en el marco de los 65 años de esa planta industrial.