Venganza

Mirá quién es el juez que obliga a Florencia Kirchner a interrumpir su tratamiento

Martínez Sobrino, que en 2017 concedió prisión domiciliaria a Etchecolatz "por su estado físico delicado" y ahora insiste en que Florencia Kirchner interrumpa el tratamiento médico y amenaza con declararla "en rebeldía". También fue denunciado por Abuelas por entregar un bebé durante la Dictadura.

Mirá quién es el juez que obliga a Florencia Kirchner a interrumpir su tratamiento

Miercoles 03 de abril de 2019 | 18:38

El juez José Martínez Sobrino anticipó que si Florencia Kirchner no se presenta en los tribunales "es una posibilidad declararla en rebeldía", aunque confió en que la hija de la exmandataria "va a volver al país".

El magistrado subrogante del TOF 5 y titular del TOF 6 de Capital Federal está al frente de la causa conocida como "Los Sauces", donde se investigan maniobras irregulares de la familia Kirchner con propiedades hoteleras de su poder.

Es por eso que, en diálogo con la periodista Romina Manguel en Radio Nacional, Martínez Sobrino manifestó que esperarán hasta el próximo jueves 4 de abril para tomar nuevas determinaciones en la causa, a la espera de novedades de Florenca Kirchner -procesada en la causa-, que permanece en Cuba por problemas de salud.

"Le dimos una semana a Beraldi a partir del 26 para que presentara estudios, historia clínica y todo lo que le hicieron en La Habana. Eso vence el 3 de abril. Hasta el 4 esperamos, después veremos que pasa", manifestó el juez.

Y amplió: "Beraldi había presentado una copia de un resumen de la historia clínica de Beraldi certificado por la Embajada. Le dijimos que eso no tenía los elementos necesarios para analizar la gravedad y el pronóstico y si estaba en condiciones de viajar. El cuerpo medico forense dijo que con eso no podían hacer las pruebas".

En esa línea, argumentó que "lo que decimos es que los cubanos dicen que Florencia tenía que hacerse varios estudios y que por eso recomendaban que no viajara. Eso lo dijeron hace una semana. Hoy con la tecnología se puede hacer cualquier examen en 4 o 5 días". Y anticipó: "Vamos a esperar que pasa el 4, es una posibilidad declarar a Florencia en rebeldía".

Pero ¿Quién es Martínez Sobrino?

José Valentín Martínez Sobrino fue secretario de un juzgado de menores en la dictadura, desde donde colaboró con la adopción irregular de bebés como Simón Riquelo. Había sido recusado en 2010 por organismos de derechos humanos.

“Este señor”, como lo definió la nieta restituida María Victoria Moyano Artigas, tiene más explicaciones para dar que la real potestad para impartir justicia en materia de delitos de Lesa Humanidad. La joven abogada, miembro del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), se refirió al beneficio otorgado al represor Etchecolatz y al prontuario de Martínez Sobrino, en una entrevista en Crónica TV.

“Él en ese momento, en la dictadura, era secretario de un juzgado cuyo juez era Mitchell, que falleció. Ellos participaron de una adopción completamente ilegal de un joven que fue entregado a un policía de la Capital Federal. Este señor firmó la documentación para fraguar toda una causa”, detalló la abogada, luchadora contra la impunidad y defensa de los derechos humanos.

“Hace unos cuantos años, antes de que se desarrollara el juicio del plan sistemático del robo de bebés, del cual yo fui uno de los casos, nosotros junto con Chicha Mariani, con Mirta Baravalle, con Clara Petrakos y otras hijas, nietas y abuelas, hicimos una denuncia justamente contra Martínez Sobrino que iba a formar parte del tribunal, porque este señor que hoy está como juez, participó de la apropiación de un joven que se llamó Simón Riquelo”, denunció Moyano Artigas. Gracias a la intervención de organismos de derechos humanos, Martínez Sobrino quedó afuera de la causa en la que hubiera juzgado hechos que él mismo cometió.

En 2017 concedió el beneficio de la prisión domiciliaria a un represor de la calaña de Etchecolatz. En diálogo con Radio Nacional, el magistrado habló sobre dicha decisión. "Ha tenido varios episodios de bastante gravedad relacionados con su salud, ha tenido incluso un ACV del que se pensó que no se iba a recuperar. Etchecolatz está con varios imputados más, el defensor oficial solicitó hace un tiempo la prisión domiciliaria”. "Evaluamos la edad y el estado físico delicado", continuó el juez.

https://laresistencianoticias.com.ar/noticia/2742/el-juez-que-libero-a-etchecolatz-es-el-mismo-que-obliga-a-florencia-kirchner-a-i

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Modelo milei

La industria pyme se derrumba sin control: en abril cayó un 18,3%

Es la más profunda de los últimos 3 meses, según los relevamientos de CAME. Con ese resultado, el primer cuatrimestre del año cierra con una merma de 19% en comparación con el mismo período de 2023. La más afectada fue la industria papelera.

colapso sanitario

Denuncian que el cobro de copago es ilegal e ineficaz

El presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina denuncia la situación crítica del sector, los efectos de las políticas gubernamentales y la inminente huelga del personal de salud.

DIRECTO

Roberto Salvarezza: "El RIGI abre las puertas al colonialismo"

El exministro de Ciencia y Tecnología denuncia un modelo neocolonial y critica la gestión de Javier Milei, advirtiendo sobre las consecuencias de las políticas centralistas y la necesidad de defender los intereses nacionales frente a un gobierno que promueve la entrega de recursos.

¿Regreso a la Oscuridad?

Lamentable reivindicación de la dictadura criminal en el día de la Armada

La conmemoración del Día de la Armada en la exESMA por parte de militares retirados y nostálgicos de la dictadura genera indignación entre organismos de derechos humanos. El gobierno de Javier Milei y Victoria Villarruel, señalados por estimular estas provocaciones, enfrentan duras críticas.

HOY
¿HAY O NO HAY?

Un derroche injustificable: Milei y su costoso viaje a España

El presidente Javier Milei en un polémico viaje a Madrid financiado con recursos del Estado, en medio de un ajuste económico brutal, para participar en eventos de la ultraderecha europea sin actividad oficial significativa.