opinión

Ford y los beneficios de apoyar el trabajo

Me cuesta entender a aquellos que dicen que la Argentina está rota. La aseveración puede ser que sí, según desde donde se lo mire. Por mí parte, creo que no está rota y sin poder de reparación.

Ford y los beneficios de apoyar el trabajo

Domingo 17 de enero de 2021 | 20:39

(Por Enrique Octavio Mujica) Mi observación surge a partir de leer una noticia, en ésta semana que pasó, aunque no tuvo tanta repercusión periodística como si hubiera pasado acá en el país.

Ford, el gigante automotriz norteamericano, informó que se retira de Brasil. Cierra las tres plantas de producción (Camaçari, Taubaté y Troller), dejando un tendal de casi 5.000 desocupados, que se suman a los miles que ya generaron las políticas neoliberales que lleva adelante el Gobierno de Jair Bolsonaro. El mercado será abastecido, dijo Ford, desde las plantas de Uruguay y Argentina, y de otros terceros países.

No está de más recordar, entonces, que en el país supuestamente “roto”, en el 2020 el sector automotriz anunció inversiones por un total de 2.030 millones de dólares. Las que abrieron la billetera, fueron: Nissan que apostó por u$s 130 millones en su planta Córdoba; Peugeot hizo lo mismo en su unidad productiva de El Palomar, por 320 millones de dólares, para producir el modelo 208. Volkswagen desembolsó alrededor de u$s 1.000 millones para fabricar el SUV marca Taos, siendo que el 70% de lo producido se exportará. Mientras que Ford, la que se va de Brasil, acá ya puso en marcha la inversión de 580 millones de dólares en la Planta Pacheco, en Buenos Aires, para producir y exportar nuevos modelos de la Ford Ranger.

La movida no es mucha para zurcir las roturas del neoliberalismo del gobierno anterior, pero tampoco es poco en medio de la pandemia del COVID 19.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
La Paritaria docente

La oferta realizada por Larreta será analizada por UTE, Ademys la rechazó y 15 sindicatos la aceptaron

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), el principal gremio docente de la Ciudad de Buenos Aires, analizará la oferta de aumento salarial del Gobierno porteño, que contempla una suba del 30% escalonada, mientras que otros 15 sindicatos aceptaron la propuesta y Ademys la rechazó por "insuficiente".