FRENO A LOS FARMASHOPINGS

Gran convocatoria de los Farmacéuticos bonaerenses ante la Procuración

Los profesionales marcharon en respaldo a la Procuración y sus integrantes para que se pronuncien de manera independiente y no sufran presiones e intromisiones políticas por intereses privados de funcionarios que son parte del gobierno. Reclaman que se frene el desembarco de los farmashopings en la provincia.

Gran convocatoria de los Farmacéuticos bonaerenses ante la Procuración

Redacción En Osai // Martes 10 de abril de 2018 | 09:44

Nosotros confiamos en el procurador Casal, en quién no confiamos es en Mario Quintana

La Farmacéutica Isabel Reinoso, presidente de la CoFA y el CFPBA, reafirmó el compromiso de los farmacéuticos con la salud pública y cuestionó duramente a Mario Quintana quién en 2012 inició juicio a la provincia de Buenos Aires para poder desregular la ley de farmacias. "Luego fue en queja a la Corte Suprema de la Nación y los jueces enviaron el año pasado el expediente a la Procuración. De aquí debe surgir un dictamen para dirimir si el modelo de farmacias debe ser sanitario o un modelo de mercado por encima de la salud, como pretende Quintana".

Desde agosto de 2017 la Corte Suprema de Justicia de la Nación analiza la queja presentada por el actual vicejefe de gabinete de la Nación, quién le inició un juicio a la provincia de Buenos Aires para poder instalar su cadena de farmashopings. La decisión de Quintana mantiene en vilo a miles de farmacéuticos.

Luego Reinoso recordó que el 9 de febrero pasado fueron convocados por la Procuración para reunir a las partes del conflicto. "Acudimos con la fiscalía de estado de la provincia de Buenos Aires para defender el modelo de farmacias sanitarias que lleva el medicamento a dieciséis millones de bonaerenses. Un modelo que ha dado resultado, que es reconocido en la región y que sólo a Mario Quintana se le ocurre cuestionar. Y lo hace en la justicia, en lugar de proponer su debate en la legislatura".

Los farmacéuticos llegados de todos los partidos de la provincia, están generando en cada lugar ordenanzas municipales y proyectos de comunicación para advertir y repudiar la llegada de las farmashopings. "No estudiamos cinco años para vender caramelos y papas fritas, -dijo Reinoso- estamos al servicio de la salud de la población. Esta es una lucha desigual, Quintana ocupa un lugar estratégico en el gobierno nacional, pero no estamos solos. Hay legisladores como Lisandro Bonelli que nos acompañan y que respaldan con sus proyectos en la legislatura provincial, el modelo sanitario que promovemos".

"Nosotros confiamos en el procurador Casal, en quién no confiamos es en Mario Quintana, que presiona permanentemente al poder judicial para revertir lo que decidió la justicia de la provincia de Buenos Aires, cuando le dijo que no tenía razón". Al grito de "Justicia" los farmacéuticos reclamaron una decisión en tiempo y forma de la Procuración, para que avance el proceso y los jueces de la Corte Suprema puedan expedirse.

"Venimos a pedirle al procurador Casal que emita el dictamen y no se deje presionar por el poder ejecutivo. Confiamos en la justicia de nuestro país y en la independencia de poderes. Confiamos en el federalismo, por eso cuestionamos que un tema como el de la salud y el ejercicio de las profesiones, que no fue delegado al gobierno nacional, ahora sea analizado por la Corte. Decimos no al monopolio y que se respete el federalismo".

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
DE NUEVO

Ya se vuelve costumbre: Argentina importó granos desde Estados Unidos otra vez

Mientras las promesas de Mauricio Macri van quedando en el olvido, Argentina tiene que comprar en el exterior algo que produce. Nada menos que se adquirieron unas 130 mil toneladas de soja, según datos de Estados Unidos.

HOY
ALARMANTE

Duele Córdoba: en Río Cuarto, sólo el 30% cree que podrá pagar la luz y el gas

Una encuesta de Gustavo Córdoba & Asociados señaló que el 47,7% de la gente asegura que no será capaz de afrontar las facturas de los servicios. En barrio Alberdi la situación es aún peor: el índice supera el 68%. Con respecto a la situación general, siete de cada diez familias viven con lo justo o no les alcanza.