Corrupción "M"

La Auditoría General de la Nación (AGN) demanda a la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso

(Por Ariel Zak y Juan Amorín) Tras nueve meses de incumplimientos y dilaciones, va a la Justicia contra el organismo a cargo de Laura Alonso.

La Auditoría General de la Nación (AGN) demanda a la Oficina Anticorrupción de Laura Alonso

cenital.com // Jueves 13 de junio de 2019 | 07:54

La Auditoría General de la Nación (AGN) demandó ante la justicia a la Oficina Anticorrupción (OA) por negarse a presentar información y eludir así los controles a los cuales debió haberse sometido.

Con el objetivo de que el organismo conducido por Laura Alonso acepte colaborar con la auditoria dispuesta, la AGN presentó un amparo ante el Fuero Contencioso Administrativo Federal de la Ciudad de Buenos Aires. "Motiva esta presentación la conducta reticente de la Oficina Anticorrupción para brindar en tiempo y forma la información que se le solicitara de manera reiterada", sostuvo la AGN en la presentación a la que tuvo acceso Cenital.

Desde el organismos a cargo de Oscar Lamberto argumentan que la OA se negó a brindar información relacionada con los manuales de procedimiento del organismo y que no quiso responder sobre las denuncias recibidas y las presentadas ante la justicia. Esta es la primera oportunidad en la que se pretende controlar a la OA, una decisión aprobada en el plan operativo 2018, ratificada por la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas del Congreso Nacional.

El recurso fue presentado el lunes por el área de legales de la AGN y su presentación fue decidida por el Consejo de Auditores tras determinar que se habían incumplidos todos los plazos establecidos y que no había más margen para continuar con las advertencias a Alonso.

La decisión de demandar a la OA fue alcanzada de forma unánime por los miembros de la AGN, a más de nueve meses de la fecha prevista para el inicio de la auditoría que debió comenzar en junio de 2018.

Ariel Zak en ADN:

En la presentación, a la que tuvo acceso Cenital, se detalla que la conducta de la Oficina Anticorrupción a la hora de ser auditada es "reticente" y que "de ninguna manera" ha cumplido con "la entrega de toda la información que le fuera requerida", advirtiendo que sólo se ha hecho entrega de pocos puntos sobre el total solicitado.

"Con su conducta persistente en la negativa a facilitar la información, ha impedido a la Auditoría General de la Nación el pleno ejercicio de sus facultades de contralor", describieron en el amparo.

La oficina que dirige la ex diputada del PRO, que confesó no haber querellado a ningún funcionario de la actual gestión para que no la acusaran de querer encubrir, viene eludiendo sistemáticamente las intimaciones del organismo de control, al punto tal que existieron cinco instancias previas a la demanda judicial, la primera de ellas iniciada en septiembre del año pasado.

"Los continuos planteos realizados por el organismo auditado, pretendiendo imponer los aspectos que se deben auditar, al igual que las manifestaciones injustificadas sobre la 'falta de comprensión' de la información requerida, constituyen solo una parte de los obstáculos utilizados para impedir el normal desarrollo de las tareas de control", detalla la Auditoría General en su demanda.

La OA intentó "invertir el rol auditor-auditado", al pedirle una serie de presentaciones al propio organismo de control para intentar dilatar los procesos de entrega de información, según informaron desde el organismo que conduce Lamberto. "El auditado no cumplió con toda la documentación requerida, y solicitó que previamente esta AGN defina el objeto, objetivos, alcance criterios, procedimientos de la auditoría y los resultados que espera alcanzar", sostuvieron en la demanda.

"Es por ello que nos adelantamos a decir que no es procedente que la OA condicione la entrega de la información y peticione a cambio requerimientos, por el simple motivo que estos aún no han sido determinados, por encontrarse la auditoría en su etapa preliminar", remarcaron.

Semanas atrás, en el programa Minuto Uno en C5N se reveló que la actual titular de la Oficina Anticorrupción se encuentra en estado de "rebeldía" por no responder a los requerimientos de la AGN, al tiempo que se detalló sobre la falta de cumplimiento aún cuando se acumulaban intimaciones en su contra.

Tras ello, fue la propia Laura Alonso quien salió a desmentir la versión y hasta se burló del tratamiento periodístico sobre el tema: "¿Y si dejamos de mentir o nos informamos, Gustavo Sylvestre? La auditoría de la AGN a la OA comenzó hace más de tres semanas. Saludos! #PUFPUF", había expresado Alonso a través de su cuenta de Twitter.

En rigor, de todo lo que la AGN le había solicitado a la OA, el organismo a cargo de Alonso sólo había respondido satisfactoriamente a dos de los pedidos: el de brindar una entrevista y el de otorgar un escritorio para poder llevarla a acabo.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
desbande

“Es un papelón publicar un protocolo y después sacarlo”

El médico y diputado nacional por la provincia de Tucumán, Pablo Yedlin se refirió al ida y vueltas con la renovación y posterior publicación del protocolo ILE ayer y afirmó: “es un papelón poner un protocolo y después sacarlo”.