SE VA TODO…

Advierten que casi 500 mil puestos de trabajo están en peligro por el ajuste macrista

Obsesionados con recortar las cuentas públicas el macrismo está dispuesto a todo. Incluso con tal de recortar se viene una paralización casi total en la obra pública. Desde la Cámara de la Construcción adelantaron que hay casi medio millón de puestos de trabajo en peligro.

Advierten que casi 500 mil puestos de trabajo están en peligro por el ajuste macrista

Pep - Redacción En Osai // Martes 12 de junio de 2018 | 10:59

El ajuste del macrismo promete dejar un tendal de trabajadores en la calle. Es que uno de los puntos neurálgicos del ajuste será la obra pública y casi se paralizará por completo.

En ese marco, desde la Cámara de la Construcción (CAMARCO) encendieron las alarmas por el resultado de esas medidas. "Estamos frente a un problema grave, van a echar muchos trabajadores de la construcción", sostuvo el presidente de la entidad, Gustavo Weiss.

En el mismo sentido, Weiss agregó que "si desaparece la obra pública hay 430 mil puestos laborales que están en riesgo".

Las declaraciones del titular de CAMARCO fueron a radio Cooperativa y encendieron las alarmas de lo que podrá ser un ajuste que empujará a una crisis. En uno de los sectores más importantes de la economía el Gobierno planea estancar el desarrollo económico y dejar miles de trabajadores en la calle.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
unidad

Multitudinario acto y misa del Frente Sindical por paz pan y trabajo

La misa fue presidida desde un altar levantado en la vereda de la basílica por el arzobispo de Mercedes – Luján, Agustín Radrizzani. "Quiero felicitarlos que construyan una alternativa humana a la globalización excluyente. Que Dios les dé coraje, perseverancia y pasión…

HOY
nos odia

Macri volvió a cargar contra el salario y culpó a los trabajadores por la desocupación

Una nueva chicana fue el mensaje elegido por el Presidente para el día de la Lealtad. Eligió las redes sociales para responsabilizar por la creciente desocupación a los mismos trabajadores que reclaman por mejores salarios.