los ganadores del cambio

¿Quiénes son y a qué se dedican los seis empresarios que más plata ganaron con Cambiemos?

En medio de la discusión por el proyecto de reforma previsional PRO que llevará los aumentos de los jubilados en marzo de $44 por día a $13, se conoció qué empresarios y compañías se vieron más beneficiados por la economía de Cambiemos. Las ayudas de los tarifazos, los amigos de la obra pública y los medios adictos.

¿Quiénes son y a qué se dedican los seis empresarios que más plata ganaron con Cambiemos?

Martes 05 de diciembre de 2017 | 21:21

Justo cuando se discute en el Congreso la propuesta del Gobierno de un brutal ajuste a los háberes de los jubilados a través de un modificación de la fórmula para calcular sus aumentos, LN+ dio a conocer quiénes son, a qué se dedican y cuánto ganaron los empresarios que más se beneficiaron desde que Mauricio Macri llegó a la Casa Rosada. No sólo son muy significativos los nombres y sus negocios, sino también los elevados márgenes de ganancias que obtuvieron y cómo se vieron favorecidos por decisiones del Ejecutivo.

El más beneficiado es Sergio Faifman, director general de la cementera Loma Negra, propiedad de la brasileña Camargo Correa, que aumentó en un 329% sus ganancias en los primeros 9 meses de este año por el "boom de obra pública" implementado por Cambiemos en año electoral.

Lo sigue Eduardo Constantini, que es el presidente de Consultatio -la creadora de Nordelta- que aumentó en un 300% sus ganancias, otro hombre con excelente sintonía con el macrismo: hace menos de un mes le dio un enorme espaldarazo al "reformismo permanente" del Presidente al expresar que “todas las reformas que reduzcan los costos, son sin dudas lo apropiado para realizar” y, además, pagó US$20 millones por un codiciado terreno estatal en Monserrat.

Entre Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, el empresario Mindlin

Luego, en tercer y cuarto lugar, se posicionan los ganadores directos de los tarifazos con sello de Cambiemos: el podio lo completa Miguel Gutiérrez, titular de YPF, empresa que ganó un 261% más este año, todo a fuerza los incesantes aumentos de combustibles y de gas. El cuarto lugar lo ocupa Marcelo Mindlin, el dueño de Edenor, cuyas ganancias aumentaron en un 135%, todo también después de los incrementos en la luz, también decididos desde la cartera de Energía de Juan José Aranguren.

El siguiente lugar, el quinto, lo ocupa nada más y nada menos que Nicolás Caputo, el amigo íntimo de Macri que además es cónsul general de Singapur, que, pese de no ser el empresario de la construcción que más contratos tiene con el Estado -y aunque también se quedó con licitaciones de generación eléctrica-, ganó un 114% durante este año.

El mandatario y su amigo Caputo

¿De quién es el sexto puesto? Nada más y nada menos que Héctor Magnetto, empresario del grupo multimedial más grande del país, que ganó un 33% con Cablevisión, cifra que es notablemente superior a la inflación del 17%. 

Magnetto junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne

Cabe agregar que después de la fusión de Telecom y Cablevision Holding SA, Alejandro Urricelqui, Director Corporativo de Finanzas del Grupo Clarín anunció que la medida dejará una compañía cuyo valor de mercado es de aproximadamente US$ 14.200 millones.

Fuente: http://www.politicargentina.com

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
corrupción PRO

Costa Salguero, el negocio que sigue: tras la tragedia de Time Warp, el complejo goza de buena salud

No sólo las ganancias extraordinarias continúan con un canon irrisorio al Estado (verdadero dueño de las tierras) y sin pagar impuestos (debe 57 millones de ABL), si no que nunca cumplieron con un fallo que los obligaba a habilitar el camino cerca del río. Ahora el Poder…

HOY
HEIDI TAMBIÉN

Para no ser menos Vidal también ordenó una brutal represión contra trabajadores

Mientras en las inmediaciones del Congreso se desataba una brutal represión contra jubilados, sindicalistas y diputados, en pleno centro de la ciudad de La Plata Vidal desató otra represión. La Gobernadora ordenó una tremenda represión contra los estatales bonaerenses.