QUIÉN MANDA?

Los CEOS le exigen al Gobierno que apure la reforma laboral

El presidente de la Fiat Argentina Cristiano Rattazzi, y Carlos Blaquier (hijo), dueño del Ingenio Ledesma, respaldaron la gestión del Gobierno y aseguraron que "después de las elecciones habrá reformas, se liberará la economía y se quitarán trabas".

Los CEOS le exigen al Gobierno que apure la reforma laboral

Jueves 12 de octubre de 2017 | 22:28

En el marco del Coloquio de IDEA que se lleva adelante en Mar del Plata, el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, y Carlos Blaquier (hijo), dueño del Ingenio Ledesma, aprovecharon la oportunidad y presionaron al presidente Macri y a algunos funcionarios del Gobierno allí presentes para que acelere la reforma laboral y la tributaria.

Al respecto, en diálogo con Clarín, Rattazi aseguró que "después de las elecciones habrá reformas, se liberará la economía y se quitarán trabas" y sostuvo, además, que "lo más importante que se viene es la reforma impositiva que tiene su connotación en la reforma laboral por tanta carga impositiva que tienen los salarios".

CON MACRI Seguimos batiendo records: esta vez el Déficit comercial es el más alto de la historia de la Argentina

Por su lado, Blaquier respaldó la gestión del Gobierno: "Está haciendo las cosas bien, encauzó al país, ahora entiendo que si saca una buena diferencia, podría ser seis puntos, en las elecciones de medio término se acelerarán las reformas impositivas y laborales".

Fuente: http://elpaisdigital.com.ar

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
CASI TRAGEDIA

En su primer vuelo FlyBondi tuvo que aterrizar de emergencia en Córdoba

Cuando el macrismo le abrió la puerta a las empresas bajo costo se expuso a este tipo de cuestiones. Es que una de las empresas más polémicas tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Córdoba cuando realizaba su primer vuelo promocional.

HOY
VAN POR TODO

Nada de libres: el Gobierno reconoció que negociará paritarias a la baja en 2018

Varios funcionarios del Ejecutivo salieron a preparar el terreno para una negociación paritaria que promete ser dura. Es que desde el macrismo esperan instalar un techo a la negociación y que sean a la baja los aumentos para los trabajadores.