LO ÚLTIMO

Tras el ataque del Macrista Alfredo Casero: la mamá del nene pastelero le va a cerrar su Twitter por los odiadores

La mamá del pequeño fabricante de tortas Joaquín Nahuel anunció que cerraría la cuenta de Twitter del nene porque odiadores le dicen "discapacitado y deformado"

Tras el ataque del Macrista Alfredo Casero: la mamá del nene pastelero le va a cerrar su Twitter por los odiadores

Domingo 05 de diciembre de 2021 | 17:21

"Soy la mamá de Joaco! Sepan disculpar, pero ya no va a tener Twitter. Le dijeron 'pastelero discapacitado', que su brazo 'no es lo único deformado', yo entiendo que Twitter sea así, pero es un nene y esto le está haciendo mal! Empezó con preguntas y es por eso que empece a revisar", fue el primer mensaje del domingo a la mañana esxrito por la mamá del "niño pastelero", como se lo conoció en las últimas semanas, provocando un suceso en redes que llegó a los medios.

"Le dijeron que sus tortas se quemaron como él, y empezó a preguntar si él es discapacitado, si sus tortas son feas, entre otras preguntas", continuó su explicación la mamá de Joaquín Nahuel acerca de porqué cerrará la cuenta de Twitter del nene.

Joaquín Nahuel es el nene de 10 años que vende tortas en redes para una cirugía que debe realizarse.

El pequeño en principio recibió apoyo por redes sociales y muchos compraron sus tortas.

El puntapié inicial para los ataques:

Toda esta violencia comenzó con el actor e ídolo del macrismo Alfredo Casero que había realizado una agresión al "nene de las tortas" por una nota que dio, entre tantas, a C5N.

LOCURA TOTAL  El ídolo del macrismo Alfredo Casero insultó a un nene de 10 años por dar nota a C5N

“Quiero ser pastelero”, había expresado Joaquín a través de las redes.

Esta es una afición que se le dio casi por casualidad después de que sobreviviera a un grave accidente del que él mismo se culpa, aunque su madre insiste en lo contrario.

Pero ahora que se hizo famoso (sobre todo luego de conocer a su ídolo Betular), ni por su edad, ni por lo que está produciendo magistralmente, pudo evadirse del odio perenne de la red social Twitter.

Joaquín incluso tuvo apoyo por parte de los jugadores de Boca Juniors, su equipo favorito, quienes le compraron sus tortas. Estuvo hace unos días con algunos miembros del plantel, visitó La Bombonera y dio un paseo por todo el estadio.

Su historia llegó a contarse en diversos países del mundo a través de medios muy famosos.

Pero esta popularidad tan repentina le está cobrando cara la fama porque inclusive por el tema Boca algunos usaron como chiste sus tortas, y esto lo hizo al pequeño Joaquín Nahuel entristecerse y llenar de preguntas apesadumbradas a sus padres.

SU TREMENDO ACCIDENTE

En abril de 2019, cuando Joaquín tenía solo 8 años, se quedó en casa jugando con su hermano, dos años mayor que él.

En ese momento había unas brasas aún encendidas de un asado que horas antes había hecho la familia. Como si fuera un juego Joaquín encontró una botella de alcohol, se roció él mismo y a su hermano el contenido líquido y lo vertió también en la parrilla, lo que le ocasionó graves quemaduras en el cuerpo.

“Lo empujé adentro e intentamos apagarlo. Le tiramos agua y prendía peor. Entonces mi papá se levantó de la cama y así como estaba, con la campera, lo abrazó y lo apagó. Se quemó los brazos y las manos, pero logró apagarlo”, fue el relato que Raquel Escobar, mamá del nene hizo en su momento.

Los padres contaron que Joaquín fue llevado a una clínica cercana en donde pasó la noche en espera de ser trasladado al Hospital del Quemado.

“Tenía que aguantar toda la noche. Y aguantó. Al otro día lo llevaron al Hospital del Quemado, donde también le dijeron que estaba más en manos de Dios que de ellos, porque no podían hacer nada”, recordó la madre, que ahora vuelve a cuidarlo pero en su salud mental, protegiéndolo de los odiadores de Twitter que le están causando un daño psicológico al nene.

En aquellos días Joaquín mejoró, contra todo pronóstico. El accidente le cambió la vida.

De aquel lamentable accidente quedaron secuelas en el cuerpo de Joaquín.

Según indicaron los médicos a la familia, el pequeño necesitará de una cirugía, en la que le insertarán cuatro expansores debajo de la piel, con valor de 500 dólares cada uno.

“A medida que crece el cuerpo, la piel crece con él. Va a llegar un momento en el que no pueda mover su cabeza: ahí va a estar listo para operarse. La operación es segura, no se sabe cuándo”, explicó su mamá Raquel.

Joaquín proviene de una familia de bajos recursos. Sus padres son vendedores ambulantes, así que tomaron la determinación de hacer sorteos para comenzar a juntar el dinero con el que afrontar el tratamiento, y las tortas fueron parte de esa búsqueda que conmovió al país entero y a Latinoamerica también.

Fuente: infocielo.com

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota