CONTUNDENTE

Para Axel Kicillof “Vidal sólo asiste a los intendentes amigos”

Metido de lleno en la campaña electoral el actual diputado y ex ministro de Economía, Axel Kicillof, reveló un costado siempre negado por la gestión Vidal. Y es la amplia diferencia entre los fondos que reciben los intendentes de Cambiemos y los de peronismo en toda la provincia de Buenos Aires.

Para Axel Kicillof “Vidal sólo asiste a los intendentes amigos”

Por Axel Kicillof // Lunes 24 de julio de 2017 | 08:01

Cuando Macri estaba en la oposición siempre denunció -sin ninguna prueba - que el Gobierno Nacional distribuía “discrecionalmente” los recursos entre las Provincias. En un reciente artículo mostramos cómo Macri les pasa plata a algunos gobernadores mientras que a otros los ahoga económicamente. El caso más extremo es el de Santa Cruz, que en todo 2016 recibió $713 millones, mientras que la Provincia de Buenos Aires recibía $80.000 millones, CABA casi $30.000 y Mendoza, por ejemplo, $11.000 millones. Sin esa plata Mendoza no podía pagar los sueldos, estaría fundida y probablemente incendiada. Pero a Mendoza es de Cambiemos, así que Macri le paga las cuentas. Hay algo peor: probablemente la distribución de recursos se asocie también con los votos en el parlamento: es público y notorio que el Ministerio del Interior llamaba a cada gobernador cuando tenía que juntar votos para el pago a los fondos buitres, el blanqueo y sus otras leyes neoliberales. Un procedimiento muy republicano y democrático: conseguir votos con carpetazos y ATNs.

Vidal hace exactamente lo mismo con los municipios de la Provincia de Buenos Aires. Pese a aplicar un ajuste, el presupuesto de la Provincia está al rojo vivo: el déficit financiero de 2016 alcanzó casi -$30 mil millones, equivalente a -7,7% de los ingresos (el promedio de los 8 años precedentes fue de -5,8%). El déficit creció con fuerza pero Vidal tapó los agujeros con dos fuentes: las transferencias de Macri y un inmenso endeudamiento, parte en dólares, que ronda los $68 mil millones.

Sin embargo, desde su asunción, la gestión provincial viene exigiendo a los municipios que alcancen el equilibrio financiero que, como vimos, Vidal estuvo muy lejos de lograr. Esto se tradujo en miles de despidos de empleados municipales en toda la Provincia. Vidal trasladó así a los intendentes parte del costo político del ajuste.

Pero además Vidal repartió una fortuna entre los Municipios con total discrecionalidad. De los 135 municipios, 75 recibieron transferencias extraordinarias de fondos, por un total de $2.200 millones. En todos los casos se trató de Aportes del Tesoro Nacional (ATN). La plata viene de la Nación pero su asignación la define Vidal. De este modo, la gobernadora evita destinar fondos provinciales para asistir a los municipios mientras que utiliza la caja para condicionar la política provincial. Es claro: Macri es Vidal y Vidal es Macri.

Entre 2016 y lo que va de 2017, recibieron ATN 48 de los 69 municipios gobernados por Cambiemos por $1.600 millones; 21 de los 54 gobernados por el Frente Para la Victoria recibieron 470 millones; y 7 de los 9 gobernados por Frente Renovador recibieron $140 millones. Otro tanto ocurrió con la obra pública provincial y nacional. Esto implica que los municipios del oficialismo recibieron un monto promedio de $339 por habitante, monto que se reduce a $226 (-33%) en el caso del FR y que se ubica en $104 (-69%) en el caso del FPV. Es decir, por cada $1 por habitante que el Ministerio del Interior giró a municipios de Cambiemos, sólo giró $0,3 pesos por habitante cuando transfirió a los municipios de la oposición. Se nota mucho la mano de Vidal.

Para muestra alcanza un botón. Tomemos dos municipios con fuerte déficit fiscal. General Pueyrredón, el municipio de Mar del Plata, es gobernado por Arroyo del PRO. Tiene 13 empleados públicos cada 1000 habitantes. Para cerrar sus cuentas recibió ATN por casi $500 millones de pesos. Morón tiene 16 empleados cada 1000 habitantes. Y recibió casi $150 millones. Claro, el intendente es de Cambiemos, por eso recibe recursos para cerrar sus cuentas y para hacer obra. El municipio de Moreno, en cambio, está gobernado por el FPV, tiene 9 empleados cada 1000 habitantes, pero recibió menos de 90 millones. Por eso tiene dificultades para hacer sus pagos.

La crisis generada por las políticas de Macri elevó el desempleo en la provincia de Buenos Aires a 11,3%, la marca más alta en los últimos 10 años. Los salarios perdieron contra la inflación, lo mismo que pasó con el poder de compra de las jubilaciones. Miles de PYMES y comercios fueron empujados al cierre. Para los que no tienen empleo formal, las changas escasean. Esto ocurre en toda la Provincia, pero la gobernadora, en lugar de ponerse a disposición de los distritos que más sufren, está dispuesta a negar la asistencia a los municipios cuando no son de Cambiemos o no se le subordinan.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Convención Radical

Jorge Sappia (UCR): "así como Raúl Alfonsín dijo hace muchos años mi límite es Macri, hoy mi límite es Macri más Milei"

El presidente de la Convención Radical, Jorge Sappia se refirió a la renovación de autoridades que se dará esta tarde, "el punto que se refiere a las políticas de alianzas es el que va a motivar una deliberación importante y profunda" y explicó "hay quienes sostienen…