Increíble

El desastre que dejó la gestión Arribas con los espías y la usina de los ñoquis PRO

Mauricio Macri contrató más espías en la AFI (ex SIDE) en 4 años que todos los otros presidentes en 37 años de democracia. Cobraban entre 90 y 170 mil pesos. Habían ex vendedoras de Avon que daban clases de teatro y hacían pasar a los empleados por un polígrafo especialmente contratado a una empresa privada. También cursos truchos de la Escuela de Inteligencia. El extraño rol de ex esposas, como la del propio Gustavo Arribas, que dirigía el organismo. Después de perder las PASO, la mayoría entró a planta permanente.

El desastre que dejó la gestión Arribas con los espías y la usina de los ñoquis PRO

Por JUAN ALONSO para Nuestras Voces // Miercoles 15 de enero de 2020 | 09:03

Los paladines de la República plagaron el país y la administración pública de funcionarios de inteligencia y familiares con sueldos de entre 90 y 170 mil pesos. En 4 años el macrismo nombró a 845 agentes en la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) -523 de ellos/ellas luego de perder las elecciones de medio término-. Ante el temor de perder por 15 puntos el gobierno, se aseguraron una jubilación del Estado para sus acomodados millonarios.

¿No era que los ricos no son corruptos? Veamos qué hicieron con la inteligencia de la Nación (algo absolutamente estratégico para cualquier país del planeta) los genios del capitalismo y la modernidad.

Gustavo Arribas y Silvia Majdalani montaron una gigantesca fábrica de ñoquis en la AFI y fue a pedido del ex presidente Macri, que se pasó su mandato endeudando a la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los financistas buitres, en sintonía con los intereses de los halcones de la extrema derecha del Departamento de Estado, el Tesoro y los organismos multilaterales que responden a Estados Unidos.

Macri no sólo tomó una deuda externa que dejó al borde la extinción al PIB (la riqueza de la Argentina) sino que plagó de inútiles la AFI. Desde ex vendedoras de Avon que daban clases de teatro a los espías y los hacían dar exámenes en un polígrafo especialmente contratado a una empresa privada, hasta los cursos truchos de la Escuela de Inteligencia; pasando por el extraño rol de las ex esposas como fue el caso de Arribas.

Su ex pareja, Silvia Girón fue la jefa de personal de La Casa y resultó contratada en la planta permanente luego de las PASO. Con un cargo de directora su salario rondaría los 150 mil pesos. La mujer pidió licencia en el Gobierno de la Ciudad –lo mismo hicieron la mayoría de los nombrados por la anterior gestión- pero el gasto debe ser costeado por la Nación. Repasemos: Girón pasó a cumplir horario –es un decir- en la Ciudad con el alcalde Horacio Rodríguez Larreta, pero el costo de tenerla empleada es del Estado Nacional. Figura en un lugar pero percibe el sueldo en otro. La función que cumple en la Ciudad es todo un misterio. Algo así como la deuda que mantiene Mauricio Macri con el Estado por el Correo Argentino. Con el discurso la Alianza Cambiemos pareciera detestar lo cosa pública, pero en los hechos se aprovecha del Estado para plantar grandes problemas y condicionar al gobierno que ganó las elecciones por 8 puntos y asumió el poder el 10 de diciembre.

Acá podes leer el informe completo.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
ACUMAR

Sabbatella recorrió las Unidades Sanitarias Móviles que asistirán a hospitales públicos de la Cuenca

Serán un total de 12 Unidades al servicio de los Ministerios de Salud de la Provincia de Buenos Aires y de CABA, en el marco de la estrategia nacional que el presidente Alberto Fernández lidera frente al COVID-19.