Fabiola Yáñez

La tesis que hizo la Primera Dama sobre Clarín

En 2013, la actual primera dama argentina, Fabiola Yáñez, rindió su trabajo final de grado centrado en el enfrentamiento entre el gobierno kirchnerista y el Grupo Clarín. Lo tituló "Análisis de la tensión interdiscursiva entre Néstor Kirchner y Clarín durante el período 2003 - 2007", y uno de los entrevistados para el estudio fue el actual presidente y pareja de Yáñez, Alberto Fernández, que ya en ese entonces reconocía una relación tensa entre el poder y las grandes empresas de comunicación.

La tesis que hizo la Primera Dama sobre Clarín

Viernes 10 de enero de 2020 | 17:21

(Por Sergio Villone) En el proyecto de graduación para la carrera de Periodismo en la Universidad de Palermo (Buenos Aires), Yáñez analizó textos de Clarín "de las editoriales que emergen fechadas en días domingos, ya que la política comunicacional de tal órgano de prensa allí exhibe con claridad su espectro de ideas", según se lee, y "textos del Poder Ejecutivo de los discursos públicos del presidente Néstor Kirchner durante el mismo período como de respuestas diversas publicadas".

"En el mundo moderno, la relación entre los medios y el poder es una relación tensa. Y la razón de ser de esto no tiene que ver con un sentido ideológico de los diarios solamente, sino con un sentido comercial. Los diarios son negocios y los medios son negocios y lo que se vende en el mundo son las malas noticias, no venden las buenas noticias. No hay un diario de buenas noticias y me parece que fue un poco lo que costó entender con Clarín. Clarín acompañó. Básicamente porque creo que conceptualmente estaba de acuerdo con muchas cosas y criticó las cosas que tenía que criticar porque sino sus lectores se iban", consideró Fernández, citado en el estudio académico.

"Clarín fue impiadoso con nosotros con el tema (Juan Carlos) Blumberg y fue impiadoso con el tema inflación. Porque cuando empezaron los primeros síntomas de inflación y a cuestionar los datos del Indec el primero que publicó eso fue Clarín, no fue otro. ¿Y por qué lo hacía Clarín? Porque comercialmente a ellos les convenía, en ese momento no había un problema como el que existe hoy con Clarín. Yo creo que los medios tienen toda la falibilidad que tiene el ser humano, lo hacen hombres y se mueven por intereses comerciales. Por lo tanto uno tiene que tener presente cuando lee y lo que está leyendo, qué intereses se representan y ese tipo de cosas. A mí me parece que ése es el secreto", agregó el ahora primer mandatario.

La palabra de Fernández es destacada en el trabajo para caracterizar la relación con el CEO de Clarín, Héctor Magnetto: "Mi vínculo con Clarín es mi vínculo por el Gobierno. Yo no tengo un vínculo con Clarín, ni previo ni posterior. En verdad los años que estuve en el Gobierno nosotros tuvimos que resolver el tema de cómo expresar a través de los medios lo que nosotros hacíamos, para nosotros era una pieza muy importante por el nivel de difusión que tenía (...). Teníamos un enorme problema con todos los diarios de la Argentina porque La Nación nos atacaba mucho y Página 12 también. Eso hizo que nosotros pensemos en buscar una solución y la salida fue tratar de ver si Clarín nos podía ayudar a difundir lo que queríamos hacer sin pre-conceptos, como tenían Página 12 y La Nación. Y así fue. El vínculo surgió junto con Kirchner porque en verdad las reuniones las teníamos siempre con Kirchner. Yo no tuve una reunión ulterior, de hecho no tuve ningún trato con gente de Clarín. Sí con los periodistas, obviamente, por la acción cotidiana mía, pero con la empresa no he tenido ningún vinculo ni antes ni después".

—¿Y con Magnetto, con alguien de la empresa?

—Con Magnetto las únicas veces que lo he visto fue estando en el Gobierno y acompañándolo a Kirchner.

—¿Y cómo puede decir que fue ese vínculo?

—El vinculo, el mio con Magneto fue un vínculo... yo lo vinculaba a Kirchner porque la relación era entre Kirchner y Magnetto directamente.

—¿Era cercano?

—¿A mí? No, no. Él sabía que yo era el hombre de confianza de Kirchner simplemente, en el

gobierno. Pero yo no tenía un trato con él. Las veces que lo vi a Magneto siempre acompañado de Kirchner. Porque... era Kirchner el que organizaba por ahí comidas en Olivos y me invitaba a esos almuerzos. Hacía una reunión en su despacho y me invitaba a participar. Pero yo no tenía una relación personal con Magnetto. Tenía una relación amable como la tenía con los dueños de medios, también con Haddad, también con América, con Telefé, con todos los dueños de medios simplemente, una reunión cordial, amable, simplemente.

—¿Nunca se reunió con él a solas?

—¿A solas? No.

—¿Cómo era el trato entre Néstor y Magnetto?

—Era un trato cordial, de gente que se respetaba. Yo tenía la sensación de que Magnetto compartía muchas de las políticas del Gobierno y acompañaba esas políticas de Gobierno. Y me parece que Kirchner medio que congeniaba con él. Tenían un buen trato personal, nunca lo escuché, nunca participe de una reunión donde escuchara algo impropio ni de Kirchner ni de Magnetto, ésa es la verdad. Una relación medio formal, los dos se trataban de Usted.

En las conclusiones del trabajo, Yañez destacó que las rispideces entre el gobierno kirchnerista y el Grupo Clarín tenían un trasfondo "ideológico, desde intereses contrapuestos, sin ningún resquicio ni al comienzo ni durante su desarrollo ni al final para imaginar acuerdos de alguna clase en algún momento de toda la etapa contemporánea. (...) No hay opciones para imaginar siquiera que alguno de los dos oponentes estudiados en alguna frase o etapa hubieran podido pretender alguna clase de acercamiento. Desde la primera editorial y hasta el último discurso presidencial, uno por uno, revelan la desconfianza mutua, la distancia, el abismo".

Esa distancia se expresaba en diversos temas, que la tesis de Yáñez se ocupó de desmenuzar: en lo económico, "se revela la oposición ideológica que ambos contendientes discursivos practican. En los discursos de Kirchner hay manifestaciones tendientes a la ‘inclusión social’ desde un parámetro político y en el diario Clarín una presión nítida para ahondar en políticas neoliberales de mercado".

En el plano internacional, "en el discurso de Kirchner se expresa la tendencia a la política de interindependencia en el continente sur americano y al diario Clarín la tendencia para proseguir una política de dependencia con respecto al continente norteamericano".

"En el tratamiento del rol de las Fuerzas Armadas, idéntica contradicción entre ambos oponentes discursivo-políticos. La postura de Kirchner con respecto al pasado próximo de la última dictadura se manifiesta firme y partidaria de un juzgamiento de los responsables, que se implementó concretamente. El pedido de perdón del Estado en el aniversario de la ESMA y la quita del cuadro del dictador del salón de la Casa de Gobierno son gestos que no sólo acuden a un simbolismo abstracto. Sin embargo, el periódico intentó banalizarlos", concluía la actual Primera Dama.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
Muy grave

Acá también: Sabbatella denunció el grave abandono que encontró en Acumar

El nuevo titular de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), Martín Sabbatella, relató la total destrucción que encontró al asumir el nuevo cargo. “El deterioro es muy profundo”, afirmó.

HOY
gravísima denuncia

La Ciudad de Larreta: la empresa que midió el asbesto en los subtes de Metrovías es trucha

El Consejo Profesional de Química impugnó los estudios sobre la presencia de ese tipo de amianto en los trenes que fueron presentados por la empresa concesionaria del servicio para el gobierno porteño. El informe habría sido usado para "demostrar ausencias de contaminación en las instalaciones". Mirá la denuncia y la respuesta de la firma de los subtes.