con datos duros

La científica Macrista que defendió política de la dictadura fue desmentida por sus colegas

Sandra Pitta, la investigadora del Conicet que integra el grupo de intelectuales PRO, afirmó que la etapa de mayor inversión pública del organismo fue "durante el proceso", y hasta habló de “jóvenes que podían ser peligrosos” y de limpieza "de rebeldes”. La comunidad científica refutó los datos brindados por la mujer y calificaron a su discurso de “negacionista y represivo”.

La científica Macrista que defendió política de la dictadura fue desmentida por sus colegas

Política Argentina // Jueves 07 de noviembre de 2019 | 13:11

En un nuevo capítulo de las polémicas opiniones y afirmaciones que realizan aquellos individuos signados como intelectuales que apoyan a Juntos por el Cambio y Mauricio Macri, en este caso Sandra Pitta, la investigadora del Conicet que integra formalmente espacios de adhesión al macrismo y que defiende en redes y medios al Gobierno, salió a defender la política de la dictadura en materia de ciencia y tecnología, por lo que la comunidad científica reaccionó, la desmintió y acusó a su discurso de "negacionista y represivo".

Las ideas de Pitta que volvieron a ponerla en medio de una polémica surgieron en una entrevista con Radio Con Vos. Consultada por la financiación del Conicet, la científica afirmó que la etapa de mayor inversión pública del organismo fue "durante el proceso", término que ya marca su postura respecto de la dictadura.

Según sus palabras, el gobierno de facto desfinanció a las universidades públicas porque allí estaban los “jóvenes que podían ser peligrosos” y que, en cambio, avanzó en un aumento de la inversión del Conicet luego de “limpiarlo de rebeldes”.

“Eso fue muy simbólico de (Domingo) Cavallo porque nos mandaron a lavar los platos (a los científicos). Fue una especie de desprecio al sistema, pero había dinero”, comenzó su explicación Pitta, para luego preguntar: “¿Saben cuál fue el momento donde más se invirtió en el Conicet? Se van a sorprender.”

“Fue durante el gobierno militar”, sostuvo, y por si eso fuera continuó con una repudiable explicación: “Durante el proceso se desfinanciaron las universidades porque es ahí donde estaban los jóvenes que podían llegar a ser peligrosos y después de limpiar un poquito el Conicet de rebeldes, que se fueron, le dieron un montón de dinero”.

La entrevista a Sandra Pitta aquí:

Luego, a pesar del contenido de lo que dijo y de las palabras elegidas, quiso aclarar: "Fue uno de los gobiernos más nefastos y los periodos más terribles que tuvo la Argentina. ¿Te das cuenta que a veces no se relaciona una cosa con la otra?".

Y en sus redes sociales, se atajó y culpó a la prensa por cómo interpretan sus palabras. "A ver si lo escuchan todo.Y obviamente, van a ver como los periodistas buscaban que yo dijera lo que ellos querían escuchar. Escuchen a Ana Vainman justificando que uno se debe ´cuidar` cuando habla. Ese síndrome de Estocolmo se puede ver ameo", publicó después en su cuenta de Twitter junto con la entrevista completa.

LA RESPUESTA DE LOS TRABAJADORES Y CIENTÍFICOS

Sin embargo, la comunidad científica destrozó sus palabras pro dictadura y desmintió su defensa de la política científica del gobierno de facto con contundentes datos.

Tal como consignó Página 12, los propios trabajadores del Conicet asociaron las declaraciones de Pitta con un discurso “negacionista y represivo”. Victoria García, delegada de la Comisión de Derechos Humanos de ATE Conicet, sostuvo: "Esta científica no es representativa de ninguna manera a los trabajadores de Ciencia y Tecnología ni a la comunidad científica en general”.

Según la dirigente, las expresiones de intelectual macrista representan una falta de respeto hacia los dos trabajadores del organismo que fueron secuestrados y desaparecidos por la dictadura, Dante Guede y Martín Toursarkissian. Además, consignó que “las declaraciones son peligrosas porque trae argumentos muy oscuros que ya fueron saldados y no se puede retroceder", ya que "con ese discurso negacionista y represivo se quiere desacreditar que la mayor inversión en ciencia la hicieron los gobiernos kirchneristas”.

Más allá de la interpretación sobre sus dichos, la comunidad científica refutó también los datos brindados por la investigadora. Según Pitta, la mayor financiación del organismo ocurrió durante el gobierno de facto, algo que fue desmentido con los datos de la evolución del presupuesto de Ciencia y Técnología en relación a la cantidad habitantes y el Producto Bruto Interno.

“No es verdad que la inversión en ciencia que se hizo durante la dictadura sea mayor a la de los últimos años. Además de falso, lo dicho es engañoso porque el sistema científico era mucho más chico”, explicó Jorge Aliaga, físico del Conicet y exdecano de la Facultad de Exactas.

Aliaga publicó en su cuenta de Twitter los datos del presupuesto destinado a Ciencia y Tecnología desde 1970 en adelante, que fueron rastreados de los números brindados por el Ministerio de Economía, el Indec y el propio Mincyt, devenido en Secretaria.

Según se puede ver en los gráficos, la inversión en Ciencia y Tecnología (en celeste) creció sostenidamente a lo largo de los años hasta triplicar entre 2012 y 2015 su número en términos nominales. En relación al PBI (en rojo), el presupuesto fue ganando o perdiendo participación pero siempre se mantuvo en mejores términos que los de 1976. La mayor caída del presupuesto de ciencia ocurrió en 2003, luego de que el país atravesara una de las mayores crisis económicas y sociales desde el regreso de la democracia.

Más allá de la curva del presupuesto que demuestra la evolución del financiamiento a lo largo de los años, Aliaga advierte que para lograr un análisis completo es necesario hacer la distinción en relación a la cantidad de población. Aquí también el presupuesto en millones de pesos de 2019 por habitantes supera ampliamente los índices bajo la dictadura militar. Incluso durante el gobierno de Cambiemos, donde la curva del presupuesto marca una caída, la inversión casi que duplica a la del período 76-83.

El exdecano de Exactas puso el foco, sin embargo, sobre otro aspecto de los dichos de Pitta, algo que a su entender es más grave que la información errónea en cuanto a los datos del presupuesto. “La lectura que se desprende de sus dichos es la defensa a un sistema científico más chico, concentrado y de elite. Es parte de las críticas que dicen que a partir de 2012 la plata faltaba en el organismo porque estaban entrando demasiada gente y si hay muchos investigadores, el dinero no alcanza para todos”, agregó.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
HOY
GOLPE EN BOLIVIA

Estela de Carlotto: "Es un daño tremendo para toda Latinoamérica"

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo opinó sobre el golpe de Estado a Evo Morales "El impacto de la renuncia de Evo fue tremenda. (con audio).