EL CAMBIO NOS MATÓ

Posadas: se agudizó el cierre de comercios y la situación se vuelve desesperante

Hacia finales del 2018 desde el sector comercial se esperaba una leve reactivación en marzo o abril. Hoy esa expectativa ya no existe. Y en cambio se destaca el temor de los consumidores que gastan lo mínimo e imprescindible diariamente.

Posadas: se agudizó el cierre de comercios y la situación se vuelve desesperante

Miercoles 20 de marzo de 2019 | 13:17

(Por Victor Piris vpiris@elterritorio.com.ar)  La menor circulación de dinero a su vez promovió que haya muy pocas aperturas o demandas de alquileres para nuevos negocios. Así, en la ciudad se ven grandes locales vacíos.

Desde el sector inmobiliario recomiendan a los propietarios que se cuiden a los comercios que están en funcionamiento. Ayer, por el feriado, desde la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP) estimaron una baja de ventas de un 50% con respecto a un día normal.

“En nuestra percepción sigue todo igual, sin modificaciones. Creo que inclusive se acentuó un poco más la crisis”, comentó Juan Maidana, empresario del sector inmobiliario.

Y explicó que la demanda de locales comerciales es muy baja debido a la incertidumbre con la economía. “Las condiciones económicas han empeorado, el dólar sigue subiendo, las tasas de interés son más caras, hay más impuestos, todo aquel que quiera abrir un negocio hoy en día le costaría mucho”, analizó.

Ante el complejo escenario, Maidana -quien también es presidente del Colegio de Inmobiliarios- explicó que “la recomendación a los propietarios es tratar de preservar a los que están ocupando el local comercial. Es prioritario que la propiedad no quede vacía. Y si ya la propiedad está sin ocupar, tratar de facilitar el costo de ingreso. Por ejemplo, permitir pagar en cuotas o reducir el valor para que ese lugar genere un ingreso”.

Cierres más notorios

Maidana apuntó que, con las condiciones económicas adversas, más negocios debieron cerrar en Posadas. “En los últimos meses hubo negocios que no pudieron resistir y terminaron cerrando. Enero fue un mes muy malo, no hubo casi nada de movimiento. Se siente que no hay dinero en circulación”.

Video: la misma situación padecen en Córdoba, mirá:

En similar postura, desde la CCIP se explicó que hay achiques de comercios como traslados y cierres definitivos.

“Hay de todo un poco. Hay negocios que debieron cerrar, otros que están aguantando y otros se siguen mudando. Yo creo que esta situación tal vez comience a mejorar hacia julio”, proyectó Carlos María Beigbeder, presidente de la entidad.

Y remarcó que en la ciudad “hay casos de negocios que han tenido que cerrar tres y hasta cuatro sucursales. Achicarse hasta lo mínimo imprescindible para aguantar hasta que llegue una reactivación”.

El comerciante destacó que notoriamente “el consumidor está con miedo, no se gasta a menos que se reconozca una oferta muy especial. Así dejan de cambiar el auto, dejan de salir, y ese cambio de hábito termina impactando en la estabilidad de los comercios”.

En cuanto a los temores sobre el consumo, el directivo local remarcó que la inflación impactó en los planes de todos. Y en Misiones la suba de precios se sintió con mayor rigor.

“La inflación nos jode a todos. Todo el poder de compra se ve perjudicado y se va achicando. En Misiones lo sentimos más por la sobrecarga de impuestos que tenemos. El proveedor que me abastece debe pagar el 3,31%, yo tengo que pagar 3,31%, el comercio al que vendo tiene que pagar el 3,31% y finalmente el consumidor también tiene el recargo del 3,31%. En definitiva el mismo producto termina con una suba del 12% o más con respecto a otra provincia”, comparó.

Altos alquileres

Desde la Confederación Económica de Misiones (CEM) se apuntó que se siguen destacando los traslados de negocios. Y se remarcó que la capital provincial tiene en algunas zonas alquileres muy altos que hasta llegan a superar a las grandes ciudades.

“Así como se cierran locales hay muchos que se abren. Particularmente en los últimos meses se abrieron muchos negocios de gastronomía. Creo se destaca más el traslado de comercios hacia lugares más baratos, porque en nuestra ciudad hay valores que son muy altos. En algunas zonas se piden precios que superan a lo que paga un local en la calle Florida en Buenos Aires, a pesar del bajo caudal de gente que transita Posadas”, comentó Alejandro Haene, presidente de la CEM.

El dólar rebotó y quedó en $41,59

Luego de cuatro bajas consecutivas, el dólar rebotó y se disparó 57 centavos ayer a $41,59 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de ámbito.com. Sucedió por una renacida demanda por cobertura que superó la oferta disponible en el mercado a pesar de que el Banco Central convalidó una suba en la tasa promedio (a 63,873%) en la licitación -desdoblada- de Letras de Liquidez (Leliq) a siete días.En tanto, en el Mercado Único y Libre de Cambios (Mulc), la divisa ganó 50 centavos a $40,50, aunque permanece cerca del piso de la zona de no intervención.

Llegan más aumentos sensibles en alimentos

La empresa Molinos, la fabricante de alimentos más grande del país, aumentó el precio de sus productos un 15,5% y ya se lo anunció a los supermercados y mayoristas. En total, son 300 los ítems afectados por la suba que operó desde el lunes y que mayormente integran la canasta básica alimentaria, con lo cual su impacto en la inflación de marzo será importante. Pero el incremento en los valores de venta al público aún lo deben decidir los comercios, entonces se verá cuál es el aumento total para los consumidores.

Entre los 300 productos alimenticios que aumentarán sus precios en los próximos días -y que opera a partir del lunes- Se hallan aquellos que integran la canasta básica, con lo cual el impacto será mayor entre las personas de menores recursos.

Molinos ya anunció a los supermercados y mayoristas que las listas de precios de sus productos llegarán con una suba del 15,5%.

Los alimentos afectados por la suba son, entre otros, aceites, harinas, fideos, arroz, café, yerbas, pastas rellenas, rebozadores, premezclas para hacer pizzas o bizcochuelos y congelados.

Precios mayoristas acumulan un alza del 64,5%

Tras un enero tranquilo, en febrero los precios mayoristas se volvieron a acelerar: marcaron un incremento de 3,4% frente al primer mes del año, informó ayer el Indec. Los factores que explicaron este incremento son como consecuencia de la suba de 3,4% en los productos nacionales y de 2,7% en los importados.

En los últimos 12 meses, los precios mayoristas, que se mueven más en línea con la variación del dólar, subieron un 64,5%. En ese mismo período, el IPC se incrementó un 51,3%.

La diferencia entre ambas variaciones anticipa que el traslado a precios de la devaluación aún no terminó. De hecho, el propio ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, lo había reconocido la semana pasada en entrevistas a corresponsales en Washington.

Dentro de los precios mayoristas, los rubros que más se incrementaron fueron los precios de los productos importados, con un alza interanual de 58,6%, seguidos por los productos nacionales, con un 63%.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota