Regalo de reyes

Iguacel deja su cargo, pero quedan los tarifazos que ordenó ayer

Tras el anuncio de los tarifazos en gas y luz, Javier Iguacel abandona el cargo que había asumido cuando reemplazó a Aranguren. Su partida se da en medio de rumores de enfrentamiento con Nicolás Dujovne y con las petroleras. Lo sucederá el ex vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui.

Iguacel deja su cargo, pero quedan los tarifazos que ordenó ayer

Por La Izquierda Diario // Viernes 28 de diciembre de 2018 | 18:04

En medio de rumores que lo ubicaban enfrentado a las petroleras y sin el apoyo de Nicolás Dujovne, Javier Iguacel dejó el cargo de secretario de Energía.

El anuncio se conoció cerca de las 14 horas de este viernes, tan sólo un día después del anuncio del tarifazo dispuesto por el Gobierno para los servicios de luz y de gas, entre otros.

Iguacel había asumido el cargo apenas seis meses atrás, el 21 de junio. Lo hizo en reemplazo de Juan José Aranguren. El exCeo de Shell se retiraba cuestionado por los aumentos de tarifas y el conflicto de intereses como funcionario público. Durante el tiempo que duró la gestión de Iguacel, su área fue rebajada de ministerio a secretaría.

En octubre de este año el ahora exsecretario había quedado en el centro de la escena y como uno de los funcionarios más repudiados, tras anunciar que las empresas privatizadas debían ser compensadas por las "pérdidas" que había generado la devaluación. Así propuso un aumento retroactivo en las tarifas, a pagar en cuotas, para compensar por el período de abril a septiembre a las empresas distribuidoras. Tras un enorme rechazo a la medida, el Gobierno terminó dando marcha atrás con esta medida.

Su lugar, ahora será ocupado por el ex vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui. El ex CEO de LAN volverá a tener un cargo de relevancia tras el recorte de ministerios a comienzos de septiembre.

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
500 empleos en peligro

Lluvia de desinversiones: se va Iveco, empezará a producir sus camiones en Brasil

La automotriz dejaría la mayoría de sus actividades a partir de noviembre. Anunció un plan de reconversión en el que los camiones sólo se ensamblarán. Medio millar de puestos de trabajo de la planta de Ferreyra están en peligro.