gobierno insensible

La lucha de una madre para que le devuelvan la pensión por discapacidad a su hija

Josefina, es una niña bonaerense de tan solo cuatro años, que sufre una parálisis cerebral y desnutrición crónica severa. Carolina, su madre, intenta recuperar la pensión que le quitó el Gobierno de Cambiemos y así poder comprar los suministros para su hija.

La lucha de una madre para que le devuelvan la pensión por discapacidad a su hija

Sábado 22 de diciembre de 2018 | 19:10

Cuando el Presidente sacó las pensiones por discapacidad, a ella se la sacaron

Carolina Quiróz y su hija Josefina viven en el barrio Río Luján. La pequeña, de tan solo 4 años, sufre parálisis cerebral y un cuadro de desnutrición crónica que es realmente severo.

Carolina, como cientos de madres en la Argentina, continúa luchando para que el gobierno de Cambiemos, que conducen el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, le devuelva la pensión por discapacidad a su pequeña, pero aún no lo ha conseguido.

“Va a cumplir 5 años, tiene parálisis cerebral, retraso madurativo y tiene una desnutrición crónica severa. Está pesando 7,400 kilos y cuando el Presidente sacó las pensiones por discapacidad, a ella se la sacaron” explicó Carolina en diálogo con Diario Resumen.

Luego, agregó que a pesar de que se acercó a ANSES para ver porqué habían tomado esta decisión, no supieron darle una respuesta, y mucho menos una solución: “me dijeron que ella no tenía una discapacidad, que no figuraba como una nena discapacitada. Presenté los papeles, todo, pero todavía no tengo respuestas”.

MÁS TIJERA El Gobierno impulsa un nuevo plan de recortes a las pensiones por invalidez laboral

Además, explicó que inició trámites en Grand Bourg, con documentación médica incluida y que en Pilar una asistente de discapacidad se ofreció a darle su ayuda. “Se ofreció a tramitarlo más rápido, pero me enteré que ya no trabajaba más y los papeles de mi nena que le había entregado, confiando en ella, los perdí todos”, explicó.

Josefina consume una leche especial, la Vital Kas 1000, que tiene un costo cercano a los 800 pesos, al tiempo que necesita sondas, jeringas y decenas de estudios. Recientemente, su madre ha conseguido inscribirla en una empresa de medicina prepaga para que, por lo menos, cubran los estudios que debe hacerse la pequeña.

GOBIERNO DESALMADO Ya son 80 las personas con invalidez que murieron esperando la pensión del estado

La economía no la ayuda, los elementos son costosos y si bien recibe asistencia, la situación se complica: “Se alimenta por una sonda con la leche especial, pero la prepaga no se lo cubre, solo facilita los estudios más rápidamente. Incluso la leche me la daba una mujer que conocí en la Iglesia, que tenía a su hija en sus mismas condiciones. Las sondas las retiraba en el hospital pero me empezaron a exigir ordenes médicas, que no me daban”.

Carolina, junto a su pareja –padre del hijo menor, de 2 años– y la madre de ella, intentan solventar los costos para que Josefina pueda tener una mejor calidad de vida. “Ya fui a ANSES, pero no tengo soluciones. Que me devuelvan la pensión, es que la ayuden a Josefina, porque lo necesita, será más práctico poder conseguir la leche, las sondas, las jeringas. Además, está muy flaca, podríamos ver si pueden darle unas proteínas para que levante peso y esté mejor. Sería de gran ayuda”, cerró Carolina Quiróz, el diálogo con el diario Resumen de Pilar. (InfoGEI)Jd

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
LO MISMO

Igual que en dictadura: Clarín y La Nación ocultaron la masiva marcha por la Memoria

Los dos diarios alineados con el relato de la Casa Rosada decidieron ocultar la marcha realizada ayer por el 24 de marzo. Al igual que en la dictadura, los medios de mayor tirada del país escondieron todos los reclamos populares.

HOY
rompen todo

Crisis en el sector cárnico: cayeron hasta un 50% las ventas en carnicerías

Así lo indicaron a La Nueva Mañana desde la Cámara de la Industria de la Carne. En el último año cerraron más de mil carnicerías, y se teme por la continuidad de otros comercios.