La secuencia fue así...

Todas las irregularidades de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado

El juez posterga la declaración de un testigo clave. No allana Gendarmería y la fiscal sólo pidió una recompensa. El hallazgo de una huella de unimog que quiebra el encubrimiento. Horas decisivas para el avance de una causa testigo de la historia democrática.

Todas las irregularidades de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado

Juan Alonso // Jueves 10 de agosto de 2017 | 08:41

Por Juan Alonso: desde su cuenta de Twitter @jotaalonso

#SantiagoMaldonado Compartimos a continuación las novedades del caso del joven desaparecido hace ya 8 días publicadas por el colega Juan Alonso en su cuenta @jotaalonso en función de las irregularidades de la investigación y de las informaciones cruzadas que algunos medios buscan instalar.

URGENTE: voy a enumerar todas las irregularidades de la causa por la desaparición de Santiago Maldonado en Cushamen, Chubut.

El juez Otranto pasó para el viernes la presentación de un testigo clave que vio a Santiago Maldonado en el lof de resistencia Cushamen.

En el lugar del hecho a la vera del río dentro de la comunidad mapuche se encontró una huella de un unimog de Mercedez Benz, no camioneta.

Todo indica que Santiago Maldonado fue secuestrado en el unimog y llevado a los golpes a una camioneta que estaba en la ruta 40.

Esa camioneta fue vista por un testigo. Era de Gendarmería. Fue rumbo a Esquel. El juez Otranto no allanó ninguna dependencia de Gendarmería

Insisto con el dato: la huella hallada era de un unimog y no de una camioneta. La huella se corresponde con los dichos de los mapuches.

El juez Otranto no allanó el lugar donde están los vehículos de Gendarmería. Pidió a la fuerza que le traigan los vehículos. Estaban lavadas

La planificación de la represión estuvo a cargo del funcionario del Ministerio de Seguridad de la Nación Pablo Noceti que estuvo en Leleque.

La represión tuvo tres etapas. La Gendarmería filmó el corte de ruta y la detención de un auto con tres personas, pero no el hecho en sí.

A 9 días de la desaparición de Santiago Maldonado el juez Otranto no secuestró las filmaciones de Gendarmería. No lo hizo. La fiscal tampoco

La firma del oficial a cargo de Gendarmería que da pie a la represión y la desaparición de Maldonado es otra en el momento del allanamiento.

Así consta en el expediente judicial. Es decir que Gendarmería filmó todo, menos la intrusión en el lof de resistencia Cushamen.

Hay al menos dos testigos claves. Reitero dos. Ambos corren riesgo de ser asesinados y temen por su vida. El viernes debe declarar uno.

Uno de ellos corrió junto a Santiago Maldonado y logró cruzar el río. Santiago casi lo logra. El testigo vio cómo fue detenido y golpeado.

Ese testigo que iba corriendo delante de Maldonado. Logró cruzar el río y escuchó que un gendarme dijo: ""Tenemos a uno". Luego hubo gritos.

El testigo huyó hacia una loma y al escuchar los quejidos de dolor de Maldonado vio cómo los gendarmes lo arrastraban con el unimog.

Ese testigo relata que Maldonado fue secuestrado por los gendarmes. Reitero: secuestrado. Del unimog lo llevaron a una camioneta en la ruta.

En ese momento, el funcionario Noceti, según la foto que publicamos el lunes en @NuestrasVocesOK estaba en la estancia de Benetton.

La estancia Leleque de Benetton está ubicada a cinco kilómetros del lof de resistencia mapuche Cushamen. Noceti no pudo desconocer el hecho.

El comunicado del Juzgado Federal tiene gruesos errores. El juez Otranto quiso irse (sí irse) del peritaje. Costó 40 minutos convencerlo.

Del peritaje clave en el lof de resistencia mapuche de Cushamen participaron 9 personas y un un perro rastreador de nombre Corven.

De las 9 personas, tres eran policías de la provincia de Chubut, que dijeron que eran parte de una ONG. Había 4 buzos de Prefectura.

Los buzos de Prefectura se internaron en el río y no hallaron registros de que Maldonado se haya ahogado. Es una zona con muchos sauces.

El relato de los testigos es muy claro. Maldonado se asustó cuando los gendarmes entraron a los balazos, corrió y fue secuestrado.

Los peritos fotografiaron una huella de unimog en el lugar del hecho. ¿Qué vehículos informó la Gendarmería al juez Otranto? Ningún Unimog.

Repito: en el expediente no consta ningún unimiog. Sin embargo, los testigos afirman que los gendarmes lo pasaron del unimog a la camioneta.

Las huellas halladas en el lof de resistencia mapuche son de un unimog. Pero la Gendarmería no admitió ante el juez el uso de ese vehículo.

Los últimos datos:

Más sobre el caso Maldonado: cuando se hizo el rastrillaje con los tres policías de Chubut que dijeron ser de una ONG, se halló una gorra.

Esa gorra pertenece a Santiago Maldonado y el perro rastreador de nombre Corven siguió el rastro de Santiago hasta la vera del río.

Allí dentro del lof de Resistencia mapuche de Cushamen están las huellas del unimog de Gendarmería pero la fuerza adujo que usó camionetas.

Más El perro siguió perfectamente el camino que hizo Santiago, que iba detrás de un testigo rumbo al río.

La Gendarmería entró a los tiros. El operativo represivo de Gendarmería fue planificado en tres etapas.

Su finalidad era lograr la presunta flagrancia para reprimir. El acoso comenzó el 31 de julio y siguió el 1.

Pero el oficial que firma el acta de flagrancia es otro y dicen que no filmaron el operativo.

Resulta inverosímil que no hayan filmado la intrusión en el lof de resistencia mapuche porque se ocuparon de filmar todo lo demás.

De hecho detuvieron un auto con tres personas y filmaron sobre la ruta 40. Pero el juez no allanó Gendarmería para secuestrar el material.

El juez Otranto tampoco allanó la sede de Gendarmería de Esquel.

El testigo afirma que Maldonado fue llevado hacia ese rumbo.

La secuencia fue así: la represión se desató entre las 11 y las 12 del 1 de agosto.

Santiago corrió hasta el río. Fue golpeado y detenido.

Santiago Maldonado corría detrás de un testigo que logró cruzar el río.Es una zona con unos 20 metros de sauces.

El se asustó. No sabía nadar y el miedo por un episodio que tuvo en Misiones lo frenó.

En ese momento fue apresado por Gendarmería a los golpes.

Los testigos narran que fue secuestrado en un unimog (hay huellas de ese vehículo) y lo trasladaron a una camioneta sobre la ruta 40.

En el momento de realizar las pericias de todos los vehículos de Gendarmería, el juez pidió por oficio, no allanó Gendarmería.

La fuerza no admitió el uso de un unimog y dijo que usaron cinco camionetas. Pero la huella es bien clara y se trata de un unimog.

Ahora bien: el juez no sólo no allanó Gendarmería sino que tampoco ordenó peritar completas las camionetas.

En las pericias de las cinco camionetas que Gendarmería mandó lavadas trabajaron expertos de la Policía Federal que viajaron de Capital.

Los peritos de la Federal levantaron rastros de todas las camionetas, incluso de las cabinas.

La zona sigue militarizada con gendarmes.Lo extraño del juez y la fiscal intervinientes es que no exigieron, por ahora, la pericia en el unimog.

La fuerza no admite ese vehículo. Ya pasaron 10 días de la desaparición de Santiago Maldonado y el trabajo del Poder Judicial deja mucho que desear con múltiples errores.

En Chubut ya se produjeron otras desapariciones por denuncias y litigios de tierras en la zona de Cholila en 2013. Ese hecho sigue impune.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
OFICIAL

En medio de especulaciones habló la familia de Santiago Maldonado

En una madrugada plagada de operaciones de diversos sectores, la familia del joven desaparecido de manera forzada emitió un comunicado. Afirmaron que no se identificó todavía la identidad del cuerpo encontrado en el río Chubut.