¿Y LA GENTE?

Mirá cómo Vidal discrimina a los municipios que se niegan a rezar el credo Neoliberal

Un informe muestra que los municipios macristas reciben casi el doble (80%) de lo que les toca a los gobernados por el Frente para la Victoria.

Mirá cómo Vidal discrimina a los municipios que se niegan a rezar el credo Neoliberal

Jueves 18 de mayo de 2017 | 15:19

Un municipio de Cambiemos recibirá este año $2.574 por habitante, casi el doble (80%) de lo que les toca al Frente para la Victoria

Obra pública bonaerense: los municipios oficialistas reciben más plata por habitante que los opositores

Es el resultado del análisis del Presupuesto 2017 para cada distrito de la Provincia. Según los datos oficiales, los partidos de Cambiemos recibirán un 19% más que los del Frente Renovador y más del doble (104%) de lo que les toca a los del Frente para la Victoria.

La gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal (Cambiemos), tiene a la obra pública como uno de sus ejes de gestión, para lo cual incrementó la deuda pública bonaerense. Gobierna un territorio donde, entre 2007 y 2015, durante la gestión de Daniel Scioli (Frente para la Victoria), la suma del gasto destinado a esa área pasó de 7% a 3%, y esto ubicó a la Provincia como la jurisdicción del país que menos porcentaje destinó a infraestructura. Pero, ¿cómo se compone y cómo distribuirá la gestión de Vidal este año la obra pública entre los municipios?

Según datos del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia, el plan de obra pública para 2017 tiene un presupuesto de $29.043 millones, de los cuales un 42% ($12.094 millones) se destinarán a obras hidráulicas y un 25% ($7.372) a vialidad. El resto (33%) está previsto que se utilice en tendidos de gas y de luz, agua y cloacas, obras de arquitectura, y viviendas.

Sumado a esto, el presupuesto provincial de 2017 contempla un Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) de $8.550 millones a distribuir entre los 135 partidos bonaerenses. Este fondo creado en 2016 se distribuye según un coeficiente de distribución automático que toma a la población, la recaudación per cápita y la superficie de cada municipio como los principales factores, sin embargo no existe información oficial desagregada de las obras a realizarse en cada partido con el FIM y hasta la publicación de esta nota esos datos no fueron aportados por el Ministerio (ver actualización al final).

Al analizar los $29 mil millones -que a diferencia del FIM son repartidos de acuerdo a la decisión del Gobierno– y las obras por municipio, datos que sí están publicados en el Presupuesto 2017, un análisis de Chequeado en base a cifras oficiales muestra que el ranking de los partidos que más fondos para obra pública tienen asignados para el presente año es encabezado por La Plata (gobernado por Cambiemos), Bahía Blanca (Cambiemos), Lomas de Zamora (Frenta para la Victoria), General Pueyrredón (Cambiemos) y La Matanza (Frente para la Victoria). En el caso de los municipios de Cambiemos, se trata en todos los casos de territorios que fueron gobernados por el Frente para la Victoria (FpV) hasta 2015.

Como la Provincia asigna recursos a obras que atraviesan varios partidos, que no se encuentran desagregados por municipio, el economista e investigador del Instituto del Conurbano de la Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS), Carlos Martínez, sugirió a Chequeado suponer “que a cada municipio que figura en estas obras le corresponde una parte igualitaria del monto (si son dos municipios, se pondera 50% para cada uno, si son diez 10%, etcétera)”.

Walter Sosa Escudero, profesor de Econometría Avanzada de la Universidad de San Andrés y especialista en estadísticas sociales, coincidió en que se trata del escenario más correcto, porque implica un esfuerzo por analizar un porcentaje mayor del total de la obra pública.

De todas maneras, incluso dejando fuera del cálculo las obras que atraviesan a más de un municipio (que representan el 35% del total), el ranking de los más beneficiados es idéntico. Se trata en ambos casos de montos presupuestados, por lo que la ejecución final de recursos puede variar a lo largo del año.

Entonces, ¿cómo queda repartida en 2017 la obra pública por partido político entre los municipios? De acuerdo con el análisis de Chequeado, si se considera el monto total que recibe cada fuerza partidaria y se la divide por la cantidad de partidos que gobierna, cada municipio de Cambiemos recibirá este año en promedio $200 millones, 22% más de lo que tendrá un municipio gobernado por el FpV -$165 millones- y 17% por encima de lo que recibirá uno del Frente Renovador (FR) -$172 millones-. Se toman los 135 municipios de la Provincia de Buenos Aires, de los que Cambiemos gobierna 68, el FpV 54, FR nueve, y cuatro tienen intendentes vecinalistas.

Otro cálculo válido, según Martínez, es dividir el monto de obra pública que tiene asignado cada partido por habitante, “ya que la población en los distritos gobernados por cada fuerza política es muy diferente”, explicó el especialista. En este sentido, el resultado es que un municipio de Cambiemos recibirá $2.003 per cápita; el del FR, $1.681; y el del FpV, 983 pesos. De esta manera, lo que recibirán los partidos oficialistas es un 19% más que los del FR y más del doble (104%) de lo que les toca a los del FpV.

Según la cartera que dirige el ministro Roberto Gigante, el cálculo por habitante no es válido porque una obra realizada en un municipio puede impactar en varios, y porque una obra grande en un partido de pocos habitantes puede alterar fácilmente el monto por habitante.

Daniel Bacchiega, jefe del Programa de Obras Hidráulicas del Instituto Nacional del Agua, sostuvo a Chequeado que “las cuencas hidráulicas, a diferencia de los partidos, no tienen una división política. Por esto, muchos de los proyectos de obra pueden beneficiar a más de un municipio, como el partido de Luján, donde los trabajos pueden reducir las inundaciones en municipios que se encuentran en zonas bajas, como Pilar”. Sin embargo, destacó que “no siempre es así” y que “en La Plata, por ejemplo, el Arroyo del Gato o el Maldonado están prácticamente contenidos en todo el partido y los trabajos realizados allí solo afectan a su municipio”.

Además, Sosa Escudero defendió el cálculo por habitante porque “es necesario para normalizar las diferencias de población”, y agregó que “la brecha de inversión en obra pública entre los municipios de Cambiemos y los opositores es estadísticamente representativa”.

El indicador por habitante también es utilizado en la ley de coparticipación provincial y se trata de uno de los ítems con más peso para la distribución de fondos de la Provincia hacia los municipios. De hecho, el criterio poblacional representa un 62% de más de la mitad de los recursos que se giran.

Por otro lado, desde el área de Prensa del Ministerio de Infraestructura provincial argumentaron a este medio que el reparto de los fondos “no es arbitrario” ya que se hizo en base a un “relevamiento sobre la necesidad de obras en los municipios”. Un documento oficial enviado a Chequeado muestra la inversión por área que requiere la Provincia para paliar el déficit de infraestructura. Sin embargo, la información no indica que haya una mayor necesidad de inversión dentro de los distritos gobernados por Cambiemos que en los demás.

Por ejemplo, en el área hidráulica, que representa el 42% de la inversión total en infraestructura, si bien la mayoría de los 19 municipios que forman parte del listado con “riesgo hídrico crítico” se encuentra entre los partidos que más fondos absolutos recibieron para obras, hay casos puntuales donde la relación necesidad-mayores fondos no se cumple.

La Matanza, gobernada por la intendenta Verónica Magario (FpV), se encuentra en el primer lugar del listado, pero está quinta en recursos totales y en el puesto 119 de un total de 135 partidos si se tiene en cuenta su población de más de dos millones de habitantes. Avellaneda (FpV), incluso, figura entre los 19 distritos con necesidades hídricas críticas, sin embargo está 97 en recursos totales y en el puesto 126 por habitante.

La suma de los $29 mil millones y $8.550 millones que el Gobierno provincial planea invertir en obra pública durante este año forma parte de un plan de inversión a 2023 para disminuir el déficit de infraestructura que Vidal encontró cuando asumió en la Provincia y que el Ministerio calcula en $456.978 millones. Si se mantuviera la inversión actual en términos reales (es decir, descontando la inflación), se necesitarían unos 13 años para alcanzar la meta estimada por el Ministerio de Infraestructura.

Actualización 02/05: luego de la publicación de esta nota, desde el área de Prensa del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires enviaron a Chequeado información de las obras a realizarse con el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), que equivalen a $8.500 millones. Si se actualiza el cálculo de la nota con estos últimos datos, el resultado es que un municipio de Cambiemos recibirá este año $2.574 por habitante, un 17% más que los del Frente Renovador y casi el doble (80%) de lo que les toca al Frente para la Victoria.

Esta nota contó con la colaboración de Ariel Riera (@AM_Riera).

Fuente: http://chequeado.com/el-explicador/obra-publica-bonaerense-los-municipios-oficialistas-reciben-mas-plata-por-habitante-que-los-opositores/?utm_content=buffer76b31&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
EL CAMBIO

Lo peor de la política: ¿El diputrucho es Massot?

Nicolás Massot fue uno de los principales operadores macristas en la fallida sesión del jueves en el Congreso Nacional, que incluyó una inusitada represión contra manifestantes, agresiones a diputados opositores y maniobras del macrismo con diputruchos para lograr el…