pobreza e indigencia

En marzo, una familia tipo necesitó $ 14.620 para no ser pobre en la Ciudad

La dirección estadística del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta publicó los valores de las canastas y las líneas de pobreza e indigencia.

En marzo, una familia tipo necesitó $ 14.620 para no ser pobre en la Ciudad

http://www.cronista.com // Jueves 20 de abril de 2017 | 23:54

Una familia tipo requirió $ 14.620 para no ser considerada pobre en marzo, según un informe de la Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad, sobre la base de cálculos de la Canasta Básica Total (CBT).

Así, el monto de referencia creció un 3,48 por ciento con respecto a los $ 14.127 de febrero, un alza significativamente mayor a la inflación del mes.

Además, la CBT aumentó en términos interanuales un 30,19% para una grupo familiar compuesto por un matrimonio económicamente activo con dos hijos. En marzo de 2016, este monto era de $ 11.229.

Por otra parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que sirve como referencia para medir el nivel de indigencia, se colocó en los $ 7260 para una familia tipo.

Así, la CBA ascendió un 2,86% con respecto a los $ 7057,90 de febrero, un incremento que también superó el índice de la inflación de marzo.

En términos interanuales, el aumento del monto referencial para la indigencia en la Ciudad fue de 24%. En marzo de 2016 la CBA era de $ 5851.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
DE NUEVO

Ya se vuelve costumbre: Argentina importó granos desde Estados Unidos otra vez

Mientras las promesas de Mauricio Macri van quedando en el olvido, Argentina tiene que comprar en el exterior algo que produce. Nada menos que se adquirieron unas 130 mil toneladas de soja, según datos de Estados Unidos.

HOY
ALARMANTE

Duele Córdoba: en Río Cuarto, sólo el 30% cree que podrá pagar la luz y el gas

Una encuesta de Gustavo Córdoba & Asociados señaló que el 47,7% de la gente asegura que no será capaz de afrontar las facturas de los servicios. En barrio Alberdi la situación es aún peor: el índice supera el 68%. Con respecto a la situación general, siete de cada diez familias viven con lo justo o no les alcanza.