NEOLIBERALISMO

El salario mínimo argentino, el que más cayó en 2016 en la región

Según un relevamiento de la Universidad Nacional de Avellaneda, el poder de compra del salario mínimo de Argentina fue el que más cayó en toda la región. En un año, disminuyó en un 11%.

El salario mínimo argentino, el que más cayó en 2016 en la región

Viernes 27 de enero de 2017 | 15:31

En diciembre de 2016 se podían adquirir en Argentina 242 litros de aceite de girasol, frente a los 517 que permitía el salario mínimo de 2015

Argentina fue el país de la región que sufrió el mayor deterioro de su salario mínimo en el último año. Si bien el mismo aumentó en términos nominales, su capacidad de compra real fue mermada en un 11%. El dato lo arroja un informe del observatorio de políticas públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (Unsav).

El sondeo comparativo de la Unsav intenta realizar “un relevamiento microeconómico de análisis de la evolución del poder de compra de las familias argentinas de una canasta básica de bienes de primera necesidad”. Las cifras exponen que en el año 2016 el salario mínimo, vital y móvil de Argentina sufrió un desplome del 11% en su capacidad de compra. “Las caídas más importantes se observan en los alimentos a los que se les quitaron subsidios o retenciones, como aceite de girasol y harina de trigo”, señalan.

Para abordar el problema, la Unsav comparó la capacidad de compra del salario mínimo de diferentes productos de la canasta básica. Aceite de girasol, harina, arroz, fideos, carne picada, huevos y leche son algunos de los bienes de primera necesidad que registraron aumentos muy por arriba de la actualización salarial. En la mayoría de los casos, la caída de su capacidad de compra fue superior al 30%.

Así, señalan que en diciembre de 2016 se podían adquirir en Argentina 242 litros de aceite de girasol, frente a los 517 que permitía el salario mínimo de 2015. Esto significó una deterioro del 53% en la capacidad de compra en este producto. Con la harina, la caída también fue pronunciada: de 779 kilos en 2015 a 441 a fines del año pasado, una reducción del 43%. En paquetes de fideos, del 25%; en kilos de carne picada, del 32%, y en litros de leche, del 37%. En promedio y considerando los 16 productos básicos para armar una canasta, el documento da cuenta que un salario mínimo pudo comprar 11% menos que en 2016 en relación a 2015.

Esta cifra ubica a la Argentina en el fondo de la lista respecto a capacidad del salario mínimo en la región. Le siguen Paraguay y Perú, que de un año a otro sufrieron una caída del 10 y el 5%, respectivamente. En cambio, Brasil, Bolivia y Uruguay fueron los países que aumentaron la capacidad de compra de sus salarios mínimos: 5, 6 y 9% en términos respectivos.

Entre las causas del retraso local, desde la Unsav mencionan la devaluación de diciembre de 2015, la quita de las retenciones a productos como el maíz, el trigo y la soja, el aumento de tarifas y el de combustibles. Todo ello contribuyó a una espiral inflacionaria que se ubicó por encima del 40% anual. Así, con respecto al precio del aceite, explican que “mediante la quita de retenciones, los productores y comercializadores aceiteros pudieron fijar el precio local a los niveles comercializados internacionalmente. “Lo anterior, en concurrencia con la devaluación producida en diciembre 2015, redundó en un importante incremento en el valor de este producto”, concluyen.

laizquierdadiario.com

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
JUBILADOS,AUH Y...

La reforma previsional afectará también a los veteranos de guerra

La Reforma Previsional está muy cerca de aprobarse en Diputados, lo cual representa el congelamiento en términos reales de los aumentos jubilatorios debido a la modificación en la fórmula previsional. La iniciativa del Gobierno terminará perjudicando, por decantación,…

HOY
basta!

El gremio de prensa reclamó la renuncia de Patricia Bullrich

SiPreBa denunció que durante los incidentes del jueves frente al Congreso, la Gendarmería reprimió a periodistas. Uno de ellos recibió una decena de impactos de bala de goma.