PROTECCIÓN MEDIÁTICA

Cinco niños wichis muertos en un mes por el abandono absoluto, pero ahora no es noticia

Lo que no te muestran los grandes medios nacionales, por las millonarias pautas publicitarias y otros negociados por los cual tanto se benefician con este gobierno.

La foto de los chicos Wichis, archivo

La foto de los chicos Wichis, archivo "Que pasa Salta"


bairesinforma.com // Domingo 08 de enero de 2017 | 01:15

El pueblo wichi del departamento San Martín de Salta arrinconado en tierras sin recursos naturales despojados de sus verdaderos territorios por los socios y amigos del Patrón de los Montes Juan Manuel Urtubey y los grupos económicos que compran miles de hectáreas en Salta con apoyo del gobierno local, como el grupo Macri, acertaron el peor golpe que pudieron lanzar contra los pueblos originarios del lugar, abandonaron totalmente a los wichis de las comunidades aledañas y en un mes en lo que va de diciembre a enero, 5 niños wichis fallecieron producto de la desnutrición, la falta de agua potable y la marginación absoluta a toda posibilidad de acceso a sus propios recursos naturales, por el alambrado de las propiedades privadas de terratenientes que poseen las mejores territorios con condiciones aptas para la supervivencia de los indígenas del lugar.

La mortalidad infantil de la zona es una cifra que da escalofríos en la Argentina donde se discute bajar la imputabilidad penal de los menores o se distrae al país con campañas promocionales de los medios monopólicos para tapar las verdaderas realidades que delatan la Argentina de Cambiemos.

Una de las Comunidades más afectadas es la de Km 5, ubicada al costado de Ruta Nacional 86, donde la semana pasada Alexis Jara de 1 año y medio falleció por desnutrición siendo el 5 en un mes.

Los niños de la comunidad km 18 Lapacho Mocho, padecen una enfermedad infecto contagiosa de piel que está azotando la zona. La terrible situación y las muertes recientes provocó que fuera desplazada del cargo de APS Asistencia Primaria de Salud del hospital Pte. Perón de Tartagal cabecera de la zona Lic. Silvana Lopez, y trasladáran en su reemplazo al jefe de APS del hospital de General Mosconi, licenciado en nutrición Adrian Murillo quien es trabajador en salud pública desde el año 2009, cumpliendo funciones a lo largo de su carrera en el hospital de Tartagal, Mosconi, Santa Victoria Este, Alto la Sierra y en La Union Rivadavia y entiende que este es un gran desafío en la región el trabajo en las comunidades aborígenes.

“Es una enorme responsabilidad, me siento con muchas expectativas de poder contribuir y poder mejorar la calidad del servicio que se brinda de salud desde el hospital, dar respuestas a la necesidad de la gente que es nuestra prioridad como equipo de terreno, de choque”, indico el nutricionista. El trabajo es artesanal, teniendo en cuenta el dialogo con la gente es difícil por sus idiomas,y que las realidades de persona a persona, familia a familia son totalmente diferentes.

La lucha de los dirigentes nacionales y caciques locales para lograr soluciones llego hasta el propio despacho de Marcos Peña una vez más, después de un año de espera y denuncias ante él herencia de gabinete macrista a través de Daniel Segovia del consejo de políticas indígenas y por declaraciones del coya jujeño se supo que habría un principio de coordinación con el instituto nacional de asuntos indígenas y salud nación para buscar una solución definitiva, cuando regresen de las respectivas vacaciones los funcionarios del gobierno.

Durante la primera semana de enero 2017 otra beba wichi de 1 año y 10 meses, llego al hospital con un peso de 8 kilogramos y se encuentra en el sector de recuperación nutricional donde quedarà internada hasta que alcance su peso promedio. También se reestablece un niño de 1 año y medio que fue internado antes de navidad y que estaba con infecciones generales diarrea y bajo peso, con madre menor de 15 años que está embarazada de tres meses y en estos días comenzará controles correspondientes.

Mientras el país tiene un rumbo distinto a esta realidad la increíble anécdota la puso Florentino Pérez padre de otro niño fallecido y con otros dos internados por las infecciones de piel al referirse que los terratenientes cercaron la posibilidad de conseguir medicina natural que sus ancestros le dejaron como enseñanza y cultura, puesto que lavan el cuerpo de los niños con agua de hojas de Yuchán (yerbas con valores medicinales) y que también cuando pueden conseguir les ponen grasa de iguana, pero su territorio es desértico y estos recursos están adentro de las propiedades privadas de los terratenientes y se les hace difícil cazar iguanas para conseguir la grasa ya que también las empresas transnacionales dueñas de miles de hectáreas que están instaladas en la zona no les permiten ingresar a los campos para atrapar estos animales.

Urtubey mientras tanto se encuentra con una agenda muy política y mediática con vacaciones de por medio y muchas fechas de festejos norteños y el presidente Macri con una agenda muy complicada de reclamos sindicales, salariales y de prioridad superior a los fallecimientos de wichis.

La única y más aberrante realidad es que el patrón de los montes y el presidente argentino por ahora gozan de la protección de los multimedios monopólicos que censuraron estas muertes de niños indígenas para proteger la imagen de los socios en un año de elecciones legislativas nacionales.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
A MARZO

Para papá Macri la gestión presidencial está desaprobada

Mientras que el propio presidente se aprobó largamente el primer año de gestión, para el papá Franco la gestión de Mauricio quedó lejos de aprobar. Según el mayor de los Macri la gestión presidencial arañó apenas al “cinco”.

HOY
MILES DE MILLONES

La obra pública del país, ganancia de la "famiglia" del presidente Macri

Calcaterra figura como dueño de IECSA, la empresa que, en realidad, nunca dejó de ser de la Famiglia presidencial y recibió hasta ahora los mayores contratos de obra pública del actual gobierno: el soterramiento del Sarmiento, el gasoducto de Córdoba y, ahora, la autopista del Bajo.