OPERACIÓN

Para los diarios oficiales el #Ruidazo fue por militantes y sin repercusión

Ayer en las calles del conurbano, en las plazas barriales y en varios puntos de la Ciudad de Buenos Aires, se hizo sentir el rechazo a las medidas del Gobierno que perjudicaron las economías. La repercusión popular fue proporcional al silencio del Ejecutivo por la masiva protesta en su contra. Pero nada de eso importa para el periodismo oficial.

Para los diarios oficiales el #Ruidazo fue por militantes y sin repercusión

Pep - Redacción En Orsai // Viernes 15 de julio de 2016 | 09:13

Para los medios alineados con el relato M, solo se trató de algo orquestado por militantes y que tuvo apoyos variados en distintos lugares del país.

Tanto es así que tanto Clarín como La Nación dejan la información en un tercer lugar de importancia en su portada. Si el artilugio fue tratar de ocultar lo sucedido, éste quedó sin efecto luego de la masiva movilización. Lo que queda claro es que la manifestación golpeó fuerte en el Gobierno.

El humor popular es cada vez más álgido y para los medios lo importante es establecer una agenda que pueda proteger al oficialismo de un duro golpe con la masiva movilización de ayer.

En el diario La Nación apenas aparece la noticias, en el lugar más pequeño posible. Mientras que en Clarín fueron “militantes y vecinos” quienes se manifestaron ayer. Y destacan que la “convocatoria fue menor a lo que se esperaba”.

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
hacia allá vamos

La jubilación, en vía de extinción en EEUU

El 20% de los trabajadores mayores de 65 años no se pueden permitir dejar de trabajar, la pensión pública solo alcanza entre el 40 y 50% del último salario.

HOY
Puede fallar

Ahora dicen que el “acuerdo de precios” macrista puede tener faltantes en las góndolas

Después de haber lanzado un acuerdo de precios que fue fustigado y puesto en duda hasta por los propios empresarios, ahora los supermercadistas también advirtieron por posibles faltantes en las góndolas.