RELACIONES CARNALES

Macri anunció otro golpe contra la industria nacional

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, informó en la Conferencia de la Uniòn Industrial que el 31 de diciembre se terminan las DJAI, los documentos imprescindibles para poder importar. "Si esto se concreta peligran los empleos", aseguró el secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli.

Como en los noventas, Macri promete relaciones carnales con el país del norte.

Como en los noventas, Macri promete relaciones carnales con el país del norte.


Miercoles 16 de diciembre de 2015 | 09:46

Tenga cuidado porque no estamos preparados tecnológicamente para una gran apertura

Van por todo. O más papistas que el Papa. Así podría describirse a los pocos días de gestión que lleva Mauricio Macri al frente del país y que sorprende (no por las medidas sino por la velocidad), incluso, a los sectores concentrados que no creían que tan rápidamente se les iba a conceder tantos privilegios.

Una de las últimas medidas más regresivas y que conspira contra el fortalecimiento de la industria nacional consolidado durante los últimos doce años, es abrir las importaciones. De esta manera, miles de puestos de trabajo estarán en riesgo. El ministro de Producción, Francisco Cabrera contó que esas autorizaciones serán reemplazadas por licencias automáticas o no automáticas según se trate de insumos claves de producción u otros productos dentro de las 19.000 posiciones arancelarias que tiene la Argentina. Dijo que de esas posiciones, apenas 1.000 no son insumos.

También anunció que desde mañana se "acaba la información que se le requería a las empresas para todo tipo de autorizaciones. Queremos mecanismos sencillos, que no pierdan tiempo en trámites burocráticos y se dediquen a producir y a generar empleo".

Las críticas no demoraron en llegar y se hicieron oír desde todos los sectores. Uno de los que se pronunció fue el secretario general del Sindicato de Mecánicos (SMATA), Ricardo Pignanelli, que advirtió que la industria automotriz "no será más competitiva" si el Gobierno devalúa y abarata el salario en dólares, dado que los sueldos tienen una incidencia de sólo 5 por ciento en el valor de un vehículo.

"Peligran los empleos si abren más las importaciones de autopartes porque el sector no tiene equilibrio en su balanza comercial", dijo el sindicalista, y le pidió al Gobierno nacional apoye la sanción del proyecto de Ley de Autopartes. "Espero que me estén escuchando Macri y el ministro de la Producción porque la ley es tan necesaria para equilibrar la balanza comercial del sector", afirmó Pignanelli en declaraciones a Radio Del Plata.

Así, Pignanelli le contestó al presidente de Fiat Chrysler Automobile (FCA) en Argentina, Cristiano Rattazzi, quien dijo que con el actual valor del dólar oficial los salarios no son "competitivos" para el sector empresario.

Otro de los que criticó la medida fue Antonio Caló, y advirtió al Gobierno que "tenga cuidado porque no estamos preparados tecnológicamente para una gran apertura".

 

Comparte en Facebook Comparte en Twitter Comparte en Google+ Enviar a un amigo Imprimir esta nota
DEBACLE

Rosario: No cede la demanda de alimentos en los barrios

Pese a las cifras del Indec que muestran una disminución del índice de pobreza en el primer semestre de este año, la demanda de asistencia alimentaria en los barrios de Rosario no cede. El municipio lanzó este mes cuatro licitaciones para la compra de artículos de almacén,…